Líder en información económica del deporte

Opinión

Gol en propia a la imagen del negocio del deporte

Palco23

21 abr 2022

Las informaciones sobre cómo se articuló el acuerdo para celebrar en Arabia Saudí la Supercopa de España de Fútbol y, particularmente, los detalles del mismo han generado en los últimos días una enorme controversia en el mundo del deporte y, en particular, en las redes sociales. Ya era discutido que el fútbol de un país moderno y democrático como España sirviera para blanquear la imagen de un estado totalitario como Arabia Saudí; ahora, a raíz de las informaciones periodísticas difundidas por El Confidencial, se conocen detalles poco ejemplarizantes sobre la génesis y los pormenores del acuerdo.

 

La Rfef negó ayer que exista un conflicto de competencias en el contrato de adjudicación de la Supercopa a Arabia Saudí y el pago de comisiones, que benefician a la empresa del futbolista Gerard Piqué, propietario de Kosmos y facilitador del acuerdo. La entidad también defendió el sistema de cobro, en el que la participación de unos determinados equipos (Real Madrid y FC Barcelona) está mucho más primado que otros.

 

Si bien es verdad que el deporte no mueve las cifras de negocio del mundo de las obras públicas o las finanzas, tiene un gran impacto en la sociedad y su peso mediático es más que notable. Esta es una de las razones por la que debe mostrar esta ejemplaridad, más allá de la estricta legalidad.

 

 

 

 

Transparencia y buen gobierno son las claves de esta ejemplaridad, de la que el sector ha hecho muy poca gala en las décadas anteriores. En este sentido, la ley obliga por ejemplo a publicar los contratos con las administraciones, convenios y subvenciones, un deber que no todas las federaciones deportivas y entidades que reciben fondos públicos realizan con la diligencia debida.

 

En el caso de la Rfef, sólo hace falta analizar su portal de transparencia, con contratos o cuentas desactualizados, demostrado, una vez tras otra, que la principal federación del país no tiene prisa por publicar sus cuentas y que, cuando lo hace, se olvida de dar el detalle.

 

Las explicaciones dadas ayer por el presidente de la federación, Luis Rubiales, en torno al acuerdo con Arabia Saudí, sirvieron de poco, o incluso empeoraron la imagen de una entidad (reguladora del fútbol en España) que ha quedado muy dañada. “Antes de ir nosotros -argumentó-, no había ni baños para mujeres en Arabia Saudí”.

 

El deporte avanza de forma sólida hacia una mejora de su buen gobierno y la transparencia y esto hace que mejore, como negocio, su reputación corporativa ante el gran público, los potenciales patrocinadores o las administraciones públicas o la banca. Pero algunas actuaciones parecen, más bien, un gol en propia puerta.

Palco23

Palco23

Líder en información económica del negocio del deporte