Líder en información económica del deporte

Opinión

La importancia del deporte base

La importancia del deporte base

Palco23

06 sep 2021

Arranca una nueva temporada deportiva marcada por segundo curso consecutivo por el impacto de la pandemia del coronavirus, que ha causado graves perjuicios en el sector deportivo de los que no se ha escapado el deporte base, fundamental tanto para el desarrollo de hábitos de vida saludable como para sustentar un sector económico clave.


El sector del deporte en España ha sido uno de los más perjudicados en Europa por el Covid-19, según un informe que hizo público a finales del año pasado la Comisión Europea en el que se estima el impacto potencial de la pandemia en este sector en toda la Unión Europea, con cifras dramáticas sobre la factura para España: hasta 5.280 millones de euros de impacto en la contribución directa e indirecta del sector al Producto Interior Bruto (PIB) del país y hasta 84.134 empleos perdidos en esta industria.


El deporte federado no fue ajeno a esa realidad, salvo contadas excepciones. En 2020, el número de licencias en las federaciones deportivas españolas cayó un 2,6% en relación con el año anterior, hasta 3,84 millones de fichas, tras una pérdida de 103.594 deportistas federados en un año, según datos difundidos en mayo por el Consejo Superior de Deportes (CSD), pese al récord de federados en deportes para personas con discapacidad intelectual, surf o voleibol.


 Ante este escenario, es fundamental que el Ejecutivo español reaccione con políticas públicas para el fomento del deporte base. La práctica deportiva se ha confirmado como una herramienta clave para la prevención de enfermedades, como la reducción en un tercio el riesgo de muerte por Covid-19, tal y como ha constatado una investigación realizada por un equipo internacional de científicos, dirigido por el catedrático de la Universidad Caledonian de Glasgow, Sebastien Chastin, publicado en Sports Medicine el pasado abril. 

  

  

Al mismo tiempo, la generación de hábitos deportivos en la población más joven supone un impulso imprescindible para la industria deportiva, que aporta el 3,3% del PIB español y genera 414.000 puestos de trabajo, según el Termómetro del Ecosistema del Deporte en España, elaborado por PwC y la Fundación España Activa. Sembrar en los jóvenes la semilla del deporte germinará después en el mantenimiento y el fortalecimiento de una industria inmersa en la búsqueda del relevo generacional en una sociedad en la que la edad media de la población aumenta sin freno.


Invertir en deporte es invertir en salud, pero también en una industria intrínsecamente vinculada al pasado, el presente y el futuro de una sociedad que necesita del deporte en sus vertientes profesional, recreativas y de salud por los múltiples efectos positivos que el sector genera, tanto a nivel individual como para el bienestar general y la disminución de los costes derivados de los cuidados sanitarios.


En este sentido, los fondos Next Generation, plan de recuperación que contribuirá a reparar los daños económicos y sociales causados por la pandemia de los que España recibirá 140.000 millones de euros, son una oportunidad que no se puede dejar escapar para apoyar al sector.

Palco23

Palco23

Líder en información económica del negocio del deporte