Líder en información económica del deporte

Opinión

El deporte conecta cada vez con más disciplinas para llegar a nuevos públicos

Helena Dalmau i Lluch

02 feb 2022

El 84% de la población mundial es seguidora de alguna disciplina deportiva, según los resultados de Global SportScope, el estudio sobre el seguimiento y consumo de deporte en todo el mundo. En cuanto a deportes más seguidos, el fútbol alcanza el 50% del seguimiento total y el tenis y el baloncesto superan el 20%.

 

La evolución de estos datos en los próximos años y su reflejo en las nuevas generaciones es el gran debate en torno a esta industria y el foco está en el desarrollo de las competiciones deportivas y los canales para alcanzar a esas audiencias jóvenes. Asumido esto, vayamos un paso más allá para reflexionar sobre el propio concepto de deporte y cómo se está transformando para adaptarse a la nueva realidad.

 

El deporte, más que nunca, apela a públicos que no tienen una conexión tan directa con el juego en sí o sus protagonistas. Se ha convertido en una palanca desde la que se pueden activar otros instrumentos que conecten con la sociedad, sus intereses y motivaciones. Algo más allá de la pasión que se vive en un evento deportivo en directo, el apoyo a unos colores o a un determinado atleta.

 

El deporte y su conexión con la cultura, el entretenimiento y el gaming

Desde la música, el arte o el gaming hasta la cultura urbana. El Real Madrid uniendo fuerzas con Adidas y el universo Star Wars para lanzar una equipación especial y una colección de ropa de baloncesto. El deporte está conectando cada vez de forma más directa con esa vertiente cultural. El FC Barcelona, por otro lado, apela a la conexión con su ciudad, referente artístico por excelencia, con una equipación inspirada en Antonio Gaudí y su trabajo en el Parc Güell. Fuera de nuestras fronteras, el Chelsea FC presenta la equipación que se transforma en un lienzo de Op Art, movimiento artístico de los años 60 con fuerte presencia en Londres. Y, concretamente, en el barrio de Chelsea.

 

Más allá del gol decisivo, el sprint o el adelantamiento en la última curva. Más allá también de la conexión con el gaming a través de los videojuegos deportivos. La integración del PSG en el videojuego Brawl Stars o los skins de equipos de fútbol en Fortnite. El deporte ya se encuentra inmerso en el universo gaming, no como un simple anexo a la actividad deportiva.

 

Contenidos más allá del directo

El fenómeno ‘The Last Dance’, que se estrenó en Netflix durante el confinamiento global provocado por la pandemia, no es algo aislado. La tendencia ya se había iniciado y el coronavirus no ha hecho más que acelerarlo, como con tantas otras cosas. F1: Drive to survive y su impacto en el aumento de seguidores del propio deporte, según los estudios de la propia organización, también es otro referente de este cambio.

 

Son múltiples los ejemplos de documentales insider de entidades deportivas, competiciones o atletas. La historia detrás de ellos, lo que no se ve en la pantalla, los porqués de esa canasta o el punto ganador en una final. Deporte para todos los públicos, incluso los no seguidores de la competición en sí misma.

 

¿Y los anunciantes?

Las marcas forman una parte activa en esta nueva realidad, llevando el concepto de partnership a su verdadera dimensión, más allá del clásico patrocinio o colaboración. Están actualmente optimizando canales, formatos y recursos para llegar a un público que no está en el circuito tradicional del deporte. Son facilitadoras y se les están planteando nuevas oportunidades en este concepto ampliado de deporte, como en los casos de Adidas (Real Madrid), Nike (FC Barcelona, Chelsea) o Supercell (PSG) mencionados anteriormente. Incluso hay ahora marcas de gran consumo patrocinando una disciplina de nueva creación cuya competición se emite en Twitch (Balloon World Cup), expresión máxima del concepto ampliado de deporte.

 

Los medios, canal y parte imprescindible en el éxito del deporte

El papel de los medios de comunicación, superado el proceso clásico en el que actúan como meros intermediarios entre la actividad deportiva y sus públicos, es protagonista en ese concepto ampliado de deporte y sus nuevas ramificaciones. A su vez ampliado el concepto de los propios medios, mucho más allá de los denominados convencionales.

 

Entender la incidencia de los medios en el desarrollo del deporte, su conexión con la sociedad más allá del juego y la reputación de sus protagonistas resulta esencial para los actores de la industria. De una adecuada gestión de los medios y análisis de los resultados obtenidos dependerá el éxito de cada disciplina deportiva y competición en el futuro cada vez más cercano.

Helena Dalmau i Lluch

Helena Dalmau i Lluch

Ejecutiva de cuentas de New Business en Onclusive