19 May 2022 | 07:09

Líder en información económica del deporte

Opinión

Criptomonedas, cada vez más presentes en el patrocinio deportivo

Armando Martínez

02 mar 2022

La 56 edición de la final de la Super Bowl, celebrada en California, contó con una audiencia que superó los 100 millones de espectadores. El encuentro se decantó del lado de Los Ángeles Rams, que vencieron a los Cincinnati Bengals por un ajustado 23-20 y se convierten así en el segundo equipo de la NFL que logra levantar el trofeo en su casa tras los Buccaneers. Además del partido, el tiempo de descanso patrocinado por Pepsi y las cifras millonarias que se pagan cada año por un anuncio son otros de los alicientes que rodean a esta gran cita deportiva.

 

Las empresas de compraventa de criptomonedas han irrumpido con fuerza en esta edición, compitiendo entre ellas y llegando a pagar un 25% más de media respecto al año anterior por un espacio de 30 segundos. Coinbase, FTX, Etoro o Crypto fueron algunas de estas compañías que desembolsaron más de siete millones de dólares de media por un espacio publicitario durante la Super Bowl y que obtuvieron una importante exposición mediática.

 

Una de las compañías que más conversación generó en medios durante la Super Bowl fue Coinbase que, con un anuncio de un minuto de duración, se convirtió en uno de los más virales de este año. Para ello, la empresa utilizó una táctica publicitaria muy agresiva donde ocultó su marca y su objetivo hasta el final de este. Mostraron un código QR que se movía por la pantalla y que iba cambiando de color, al igual que el famoso logo del DVD.

 

Al escanear el código se accedía a su web, en la que se regalaba a los usuarios que se registrasen por primera vez un bono de 15 dólares en bitcoins y la posibilidad de participar en un sorteo para ganar un premio de tres millones de dólares en criptomonedas. Esto provocó que su página web y su app se bloquearan temporalmente.

 

Los usuarios de Twitter no tardaron en hacerse eco de ello y, aunque muchos quedaron asombrados por la campaña a la que tildaron de minimalista, otros (entre los que se encontraban expertos informáticos) cuestionaban la seguridad de escanear códigos de este tipo sin información previa.

 

 

 

 

Las monedas virtuales han irrumpido con fuerza en el mundo del deporte desde el último año y se están convirtiendo en la gallina de los huevos de oro para muchos equipos y jugadores. Las criptomonedas son un sector al alza tras la prohibición de la publicidad y los patrocinios a las casas de apuestas y juegos de azar en nuestro país.

 

Por ello, es cada vez más común ver sus logos y marcas en diferentes eventos deportivos. Muchos de los equipos de LaLiga y la ACB han firmado acuerdos de patrocinio con empresas que operan en este ámbito en el último año.

En Estados Unidos, FTX, el actual patrocinador oficial de la liga de béisbol (MLS), ha firmado el naming del estadio de los Miami Heat por valor de 135 millones de dólares. Mientras que Coinbase, que se ha convertido recientemente en la plataforma de criptomonedas oficial de la NBA, acaba de firmar un acuerdo de 700 millones por poner nombre al estadio de los Ángeles Lakers.

 

La Fórmula 1, por otro lado, tampoco se ha quedado atrás, ya que solo dos equipos no cuentan con un patrocinio de criptomonedas: Williams y Hass. El último en sumarse a esta ola ha sido Red Bull, reciente campeón del mundial en 2021, que acaba de anunciar un acuerdo por valor de 130 millones de euros con la empresa Byit.

 

Como vemos, el mundo del deporte y el patrocinio han evolucionado en el último año dando paso a un nuevo escenario de empresas que están transformando las reglas del juego y que, a buen seguro, será una tendencia al alza en los próximos años.

Armando Martínez

Armando Martínez

Responsable Patrocinio Deportivo y Ejecutivo de Cuentas New Business en Onclusive