05 Jul 2022 | 08:58

Líder en información económica del deporte

Clubes

Inter de Miami: Claure, accionista del Girona, pone en venta su participación

El empresario, uno de los socios cofundadores del proyecto del club de la Major League Soccer estadounidense, decide dar un paso atrás.

Palco23

12 jul 2021 - 11:07

Inter de Miami: Claure, accionista del Girona, pone en venta su participación

 

Marcelo Claure se desmarca del Inter de Miami. El inversor boliviano pone en venta su participación en el club de la Major League Soccer (MLS), cuya cara visible es el exfutbolista David Beckham, según The Athletic.

 

El copropietario del Inter de Miami, Marcelo Claure, está buscando vender su participación en el club. Otro de los accionistas, Masayoshi Son también pretende desprenderse de su participación en la entidad deportiva. Son y Claure trabajan juntos en SoftBank, compañía que Son fundó y en la que Claure ejerce de consejero delegado.

 

Claure consta como presidente del club de la MLS pese a que no ha estado involucrado en la gestión del club en los últimos meses. La operativa del Inter de Miami está en manos de Jorge Mas, también accionista del equipo, con quien la relación se habría deteriorado con el paso del tiempo. La solución al caso podría estar en manos del propio Mas, dispuesto a hacerse cargo de las acciones de Claure y Son.

 

 

El club vive un momento convulso. A la mala situación deportiva, ya que sólo ha sumado ocho puntos en once partidos, se le unen los problemas para concretar la ubicación donde construir su nuevo estadio y la multa de dos millones de dólares que le impuso la MLS hace un mes por el fichaje de Blaise Matuidi.

 

El pasado agosto, Claure se convirtió en uno de los principales accionistas del Girona FC. El club, hasta entonces controlado por el City Football Group con un 48% y por Pere Guardiola con otro 48%, dio entrada en el capital al empresario con el objetivo de consolidar el proyecto y devolver al club a LaLiga Santander.

 

Claure adquirió el 35% de las acciones tras alcanzar un acuerdo con el City Football Group y Pere Guardiola, que hasta ese momento controlaban la práctica totalidad del club. En virtud de este acuerdo, Guardiola vendió parte de sus títulos, aunque siguió en el capital ostentando un 16%.