28 Ene 2022 | 23:12

Líder en información económica del deporte

Fitness

Cet10 retoma su expansión tras el Covid-19 y recupera abonados

La cadena de gimnasios especializada en el modelo concesional actualmente tiene más de 18.000 abonados, 1.000 más que al finalizar 2020.

Miquel López-Egea

21 jun 2021 - 05:00

Cet10 retoma su expansión tras el Covid-19 y recupera abonados

 

 

Cet10 retoma su expansión. Tras la pandemia, la cadena de gimnasios especializada en el modelo concesional y fundada en 1994 retoma sus planes de crecimiento, por lo que en 2021 tiene previsto firmar un contrato con otra entidad para gestionar un centro privado fuera de Cataluña. En 2022, prevé inaugurar, al menos, otro centro.

 

La cadena cuenta con doce instalaciones: tres en Cataluña, una en Madrid, y dos en Valencia y en Menorca, mientras que el resto son instalaciones outdoor como pistas de tenis y pádel, campos de fútbol o pistas polideportivas. El centro de pádel Artós Sports Club es el único privado, mientras que el resto son concesionales.

 

“La empresa ha crecido mucho en los últimos años, pero no es una necesidad imperiosa la de crecer; es un momento de oportunidad y tenemos que estar alerta, estamos estudiando varios proyectos pensando en cómo se transformará el sector”, comenta Carles Meilan, presidente de la compañía y de la Fundación Cet10, recordando que “no tenemos un plan de expansión establecido por nadie, somos prudentes”.

 

“Crecemos, pero con un riesgo controlado”, señala. “Estamos en una tendencia de concentración del sector: se podrán incorporar centros tanto públicos como privados dentro del proyecto Cet10 siempre y cuando no se ponga en riesgo como entendemos el modelo de gestión”, explica.

 

 

 

 

El directivo afirma que nunca se recuperará el total de los socios, por lo que la cadena se situará entre el 90% y el 95% de los abonados que tenía antes de la pandemia “ya que estos han descubierto otras experiencias”, lamenta.

 

La cadena de gimnasios cuenta actualmente con más de 18.000 abonados, mil más que a cierre de 2020 y 1.500 socios más que en febrero de 2021, pero un 40% menos que antes de la pandemia. Asimismo, la empresa tiene 350 trabajadores activos y 50 en expediente de regulación temporal de empleo (Erte).

 

La empresa cerró 2020 con una facturación de alrededor de ocho millones de euros, lo que supuso cerca de un 50% menos que el año anterior. “Siempre hemos tenido un apalancamiento muy controlado como prudencia, siempre hemos crecido con unos parámetros de seguridad; nos hemos endeudado más con los ICO, pero los volúmenes siempre han sido controlados”, comenta.

 

 

 

 

“Es difícil hacer previsiones; estamos en una recuperación, pero es lenta; esperábamos que fuese más significativa en primavera”, señala Meilan, recordando que “esperamos recuperar el máximo a partir de septiembre”. “Dependerá de que se genere más confianza con los usuarios; tenemos esperanzas de que en 2022 consigamos acercarnos a los niveles prepandemia y este sector vuelva a ser viable”, afirma. “El tema de prevención ha cogido mucha importancia, pero la gran pregunta es si los clientes irán a los centros de fitness o a pedalear o correr por la montaña; se tendrá que ver cómo se reparten porque ha habido un boom de la bicicleta”, reflexiona.

 

Sin embargo, reitera que “la recuperación está pasando, ya que hay más altas que bajas, pero poco significativa de media: nos estamos recuperando, pero de manera lenta y prudente, ahora viene el verano y no es una gran época de crecimiento, las esperanzas están puestas en un otoño fantástico”

 

Asimismo, explica que “no hemos incrementado las cuotas porque los ayuntamientos no lo han permitido”. “Por aquí es por donde tiene que nacer la creatividad, la imaginación, para ajustarnos lo máximo posible, Cet10 nació en 1994 en plena resaca olímpica y hemos vivido diferentes crisis; por ejemplo, hay que crear nuevos servicios”, añade.

 

 

 

Cet10 cerró el año pasado en números rojos, lo volverá a hacer en 2021 y espera recuperar los números negros en 2022. “También queremos un beneficio social, por su proyecto fundacional: el objetivo no son ratios económicos y financieros, sino una viabilidad del proyecto desde una perspectiva global, no sólo los centros de fitness e instalaciones, sino que también sea viable el deporte en edad escolar, con más de 30 centros educativos; que se aguantan gracias a la promoción deportiva de los centros deportivos municipales”. Además de la Fundación, la empresa tiene socios en algunas de sus concesiones y entre su capital tiene empresarios privados.

 

La cadena tiene varias líneas de negocio. Además de la gestión de centros de fitness, tiene como negocio la promoción y el ocio de los niños en edad escolar, gestionando miles de niños haciendo actividades. “Las limitaciones en el ámbito educativo y escolares han sido importantes, la escuela pública ha vetado muchas veces la práctica deportiva y, de hecho, ha sido discriminatorio en comparación con la educación concertada”, crítica. “Por nuestro modelo, nos hemos visto muy afectados excepto por la línea de formación y ocio, que aquí se pudo adaptar al online”, manifiesta.  

 

 

Por otro lado, el directivo recuerda que “hemos hecho una revisión muy profunda de nuestro proceso interno, en cuanto al concepto de experiencia de cliente: era importante y ahora lo es más”. “Los clubes debemos ser capaces de ofrecer una experiencia muy diferente de la que el cliente puede tener en su casa o en el parque, porque si no, será complicado: hemos revisado el proceso, desde que pone el pie en el centro hasta la manera de comunicarte con él”, destaca.

 

También asegura que “la oferta concesional y la privada estamos viviendo el golpe de la pandemia en paralelo”. “La clave son los gastos, porque no es lo mismo abrir un centro de 12.000 metros cuadrados y que venga 1.000 o 300 personas, todo depende del gestor y de encontrar el equilibrio”, añade.

 

 

 

 

En su caso, “adaptamos todos los centros a la normativa, estudiando cada centro uno a uno e hicimos las inversiones de adecuación en su momento”.  La empresa hizo “una inversión significativa” en un gimnasio outdoor en el centro de Bac de Roda, su buque insignia.

 

“Teniendo en cuenta el espacio outdoor, que es muy generoso, creamos un gimnasio al aire libre: hicimos un estudio real del espacio y a partir de a que, teniendo en cuenta tendencias, hicimos un concepto de gimnasio respetando la polivalencia de los espacios”. “Hemos hecho una propuesta interesante que está siendo bien recibido “, afirma.

 

La empresa cuenta con el proyecto Cet10 With You una oferta online desarrollada tras invertir en un estudio de grabación. “No somos una empresa tecnológica, pero hemos hecho un salto cualitativo significativo por nuestras dimensiones; que entra dentro de la cuota, y contamos con monitores formados que saben conectar con la cámara”, añade.