Líder en información económica del deporte

Competiciones

US Open: un negocio de 370 millones que se recupera tras el paso del Covid-19

La venta de entradas, accesos VIP y otros ingresos con los que cuenta en el evento, que vuelven a sus condiciones habituales tras la burbuja del año pasado, representan en torno al 37% del negocio que mueve el torneo, que en 2019 facturó cerca de 370 millones de dólares.

Albert Ferrer

30 ago 2021 - 05:00

US Open: Un negocio de 370 millones que se recupera tras el paso del Covid-19

 

 

El tenis de Nueva York vuelve a ver la luz. Este lunes arranca el último de los cuatro Grand Slams del circuito tenístico, celebrado en las pistas rápidas de Usta Billie Jean King National Tennis Center (popularmente conocido como Flushing Meadows). Tras la celebración en una burbuja de la edición de 2020, los aficionados podrán volver a las gradas neoyorquinas con un aforo del 100%, por lo que la organización podrá recuperar por completo el negocio del evento, que en condiciones normales factura cerca de 370 millones de dólares.

 

En el cuadro masculino no estarán por lesión algunos de los diez primeros tenistas del ránking, como Rafa Nadal, Roger Federer o el actual campeón del torneo Dominic Thiem. En la cita femenina también habrá ausencias notables, como la de Serena y Venus Williams o Sofia Kenin, que ha caído ante el Covid-19.

 

Tras la celebración de los Juegos Olímpicos de Tokio, en los que el serbio Novak Djokovic cayó ante el español Pablo Carreño en el encuentro por el tercer puesto, el actual número uno del ránking buscará el cuarto título de Nueva York para despegarse de Roger Federer y Rafael Nadal y convertirse en el tenista con más Grand Slams en la historia, con 21 y, ya de paso, completar el Golden Slam, es decir, ganar todos los Grand Slams en un único año.

 

 

 

 

A diferencia de lo viene siendo habitual en la mayoría de los eventos Masters 1000 y Grand Slams, la organización ha aumentado un 22% la bolsa de premios, hasta 57,5 millones de dólares respecto a la edición de 2020. Se espera que, para la edición de este curso, la cita congregue a más de 500.000 personas personas, volviendo a recuperar el ambiente típico del evento de Nueva York, que en 2019 congregó a 737.872 personas durante las dos semanas que se alarga la competición.

 

Para la edición actual, los precios de las entradas oscilarán entre 108 dólares, las más económicas, hasta 3.570 dólares en el caso de las finales, aunque la organización estima que cada asistente paga de media algo más de 160 dólares por ticket. A falta de más de dos meses para el comienzo del evento, las entradas ya estaban agotadas.

 

Para la edición de este curso, los ganadores del cuadro masculino y femenino ganarán 2,5 millones de dólares, por los 1,25 millones que recibirán los finalistas. En total, la cita cuenta con un prize money de 57,5 millones de dólares.

 

“El US Open es un escaparate incomparable de todo lo maravilloso de nuestro deporte y los jugadores son una parte integral de eso; estamos orgullosos de devolver nuestra compensación a los jugadores a los niveles previos a la pandemia”, explicaba Mike Dowse, director ejecutivo de la Usta.

 

 

 

 

A sólo tres días para el comienzo de la fase final del US Open, la Usta decidió implementar como norma el certificado de vacunación a los aficionados que asistirán al evento. Antes de ello, el torneo no iba a exigir a los fans ningún certificado de vacunación, ni prueba de Covid-19 negativa, ni el uso de mascarillas en todo el recinto donde se disputará el evento.

 

Los ingresos audiovisuales son la principal fuente de ingresos del torneo, que en España podrá seguirse a través de Eurosport. Las aportaciones de los patrocinadores también contribuyen la celebración de la cita, que cuenta con el apoyo de IBM, American Express, Emirates, JP Morgan, Chase, Evian, Polo Ralph Lauren, Mercedes, Rolex, Spectrum, Cubb, Deloitte y Bermuda.