20 Ago 2022 | 01:11

Líder en información económica del deporte

Competiciones

Reyes Bellver: “Faltan líderes que crean de verdad que el fútbol femenino puede crecer”

La abogada y asesora de la Fifa defiende que el fútbol femenino debe aumentar en competitividad, profesionalización y visibilidad, para que la audiencia crezca y las marcas se interesen por el crecimiento del sector.    

Reyes Bellver: “Faltan líderes que crean de verdad que el fútbol femenino puede crecer”
“En España, hay actores que aún no creen en el fútbol femenino”

Albert Martínez

04 jul 2022 - 05:00

Que todos los actores del fútbol femenino crean en el crecimiento del sector es la clave para que este logre dar un salto adelante. Así lo considera Reyes Bellver, abogada, asesora de la Federación Internacional de Fútbol (Fifa) y presidenta de la plataforma Leadership Woman Football, quien considera que “en España hay actores que aún no creen en el fútbol femenino”.

 

Pregunta: ¿Las jugadoras de futbol femenino están bien pagadas?

Respuesta: Creo que hay mucha diferencia entre clubes, no tienen nada que ver los salarios del Barça o el Madrid con los del resto. Hay clubes que rebasan la media y otros que les cuesta llegar al mínimo. Lo más importante es trabajar en revertir esa disparidad y reducir la diferencia.

 

P.: ¿Cómo puede el derecho contribuir a la mejora del fútbol femenino?

R.: Lo más fundamental de una competición es que esté bien gobernada. Las regulaciones en fútbol deben tener unos principios jurídicos mínimos, unas normas y unos reglamentos con una base de crecimiento. Al final, lo que necesita el fútbol femenino es una seguridad jurídica que le puede proporcionar el derecho. Los reglamentos adaptados a la propia competición, el crecimiento de la liga, la protección de las jugadoras… Todo eso llega desde el derecho. Es muy importante que la base del fútbol femenino se construya sobre principios de buen gobierno, sólo así podremos crecer.

 

P.: ¿Cuál es el referente internacional en fútbol femenino?

R.: En Inglaterra el fútbol funciona muy bien: más competitividad, trabajo y visibilidad, lo que permite que la audiencia crezca y vengan marcas. Allí, el compromiso es de todos los clubes, la federación también apoya… Hay un trabajo de equipo que aquí no se ve, para entre todos hacer atractiva la competición. En España, hay actores que aún no creen en el fútbol femenino. Y eso se nota. Hay equipos que creen de verdad, otros que creen porque lo tienen que hacer y otros que se ven casi obligados a tener sección femenina.

 

P.: ¿Hay fuga de talento de futbolistas españolas a otros países?

R.: Me parece que sí. Hace poco Jennifer Hermoso se fue a la liga mexicana, que es otra competición que lo está haciendo francamente bien. Ahí juegan en los estadios del equipo masculino, tienen salarios competitivos… Se hacen apuestas mayores que aquí para considerar como importante al fútbol femenino. Aquí los equipos no saben aún ni cómo va a ser su competición: qué marcas estarán, qué derechos, qué presupuestos, qué inversiones…

 

 

P.: ¿El fútbol femenino se siente respaldado por la Federación?

R.: La Federación y LaLiga respaldan al fútbol femenino, pero todavía no creen del todo que esto tenga un impacto positivo. Creen que es necesario hacerlo, porque jugadoras y clubes lo merecen, pero todavía faltan líderes en las instituciones que crean que esto puede crecer, personas que crean que se puede construir una identidad propia. Falta experiencia profesional en el fútbol femenino y que se especialicen en la materia. También falta diálogo entre instituciones; la falta de entendimiento frena el crecimiento.

 

P.: Estuvo en la negociación donde se igualaron los porcentajes de las primas entre la selección masculina y la femenina. ¿Por qué no se igualó la remuneración total de las jugadoras?

R.: Igualamos el mismo sistema de reparto: primas por partido ganado, pagos por concentraciones, derechos de imagen, desplazamientos… Sólo podemos equiparar porcentajes, porque el dinero no es el mismo, ya que la retribución depende de la Fifa y la Uefa, nosotros sólo podíamos ofrecer los porcentajes.

 

P.: Este año hay Eurocopa femenina. ¿Cómo puede el país engancharse al fútbol femenino, como ha pasado en otras ocasiones con el masculino?

R.: Lo primero es ver los partidos. Como los van a televisar, ya es un buen punto de partida. Luego, el trabajo que hay que hacer es conjunto: potenciar el talento que hay, que los medios hablen de las jugadoras, que las marcas den visibilidad a las deportistas… Necesitamos más contenido sobre fútbol femenino, sólo así sabremos si interesa o no. Las instituciones tienen que creer en ello y explotarlo al máximo, moverlo en redes sociales, potenciarlo en todas partes. En la Eurocopa, ojalá consigamos un título, será la puntilla que necesita nuestro fútbol femenino para seguir creciendo.

 

 

P.: ¿Cómo pueden los clubes españoles independientes competir con los clubes que tienen grandes secciones masculinas detrás?

R.: No se puede perder a los clubes independientes de España, porque ellos creen al 100% en el fútbol femenino. Hay mucho que aprender de ellos. La administración tiene que asegurar que el dinero que se destina a los clubes sea acorde con sus necesidades.

 

P.: Ahora que el fútbol femenino en España se profesionaliza, ¿qué se puede aprender de la liga masculina y qué no?

R.: La liga femenina deberá imitar el trabajo de internacionalización que LaLiga ha hecho. También hay que tener profesionales en todas las áreas, como ellos, tener una visión más allá del fútbol, estar presente en todos lados. LaLiga es una empresa internacional y se puede aprender mucho de esa visión de negocio. Por otro lado, no se pueden aprender los vicios del masculino: los conflictos, los problemas… El fútbol femenino de momento aún es más puro. Ahora están empezando las guerras, porque siempre que hay poder, la Federación y LaLiga son incapaces de tener un diálogo. A no ser que cambien, esto seguirá así. Hay que dejar los egos y poner por delante a las instituciones.

 

P.: La temporada pasada no había derechos televisivos en el fútbol femenino español, hubo huelgas fallidas, mala organización… ¿Hasta ahora al fútbol femenino le ha faltado seriedad?

R.: Le ha faltado gente seria y profesional con un plan de negocio. Pensar dónde queremos estar de aquí a cuatro años, cuál es el plan de negocio, el plan estratégico. ¿Qué vas a hacer cuando se te acabe el contrato con Iberdrola, o es que va a estar siempre contigo? Faltan personas competentes, especializadas en la materia y profesionales.

 

 

P.: Hay clubes, como el Rayo, que tienen sección femenina pero ni siquiera contrataron la pasada temporada un servicio médico para los partidos. ¿Falta avanzar en igualdad en otros aspectos más allá de los salarios?

R.: El problema siempre es el mismo: hay mucha diferencia entre clubes, por eso la liga no llega nunca a ser potente. La igualad no solo es un tema salarial o económico: necesitamos equidad en todos los servicios. Aún se están descubriendo lesiones específicas en jugadoras, que no tienen nada que ver en cómo se trata a los jugadores masculinos… Queda mucho por hacer en todos los campos.

 

P.: Si tuviera un millón de euros para invertir en fútbol femenino, ¿en qué lo invertiría?

R.: En buenos profesionales, en crear un plan estratégico y en trabajar para repartir mejor el dinero, para que los clubes puedan crecer en función de sus necesidades.