05 Jul 2022 | 02:11

Líder en información económica del deporte

Competiciones

Magdalena Kast (FIS): “Hay muchos deportes de nieve, pero para algunos sólo existe el esquí”

La consejera de la Federación Internacional de Esquí apuesta por visibilizar disciplinas como el freestyle o el esquí en paralelo, para que las nuevas generaciones se sientan atraídas por los deportes de nieve.          

Magdalena Kast (FIS): “Hay muchos deportes de nieve, pero para algunos sólo existe el esquí”
“Hay que repensar cómo afrontan las nuevas generaciones la práctica deportiva. ¿Quién es el nuevo seguidor?”

Albert Martínez

20 jun 2022 - 04:55

Hay que repensar cómo se muestran los deportes de nieve a los más jóvenes, considerando que hay otras disciplinas más allá de las clásicas. Para atraer a nuevas generaciones, interesadas en deportes más extremos hay que apostar por modalidades que generen más espectáculo, como el freestyle o el esquí en paralelo. Así lo considera Magdalena Kast, miembro del consejo de la Federación Internacional de Esquí (FIS) y presidenta de la Federación Argentina de Ski y Andinismo (Fasa), quien reflexiona sobre cómo es el nuevo espectador, cómo ha cambiado el deporte en la televisión y qué se puede hacer para que los más jóvenes, que ya no pasan dos horas frente a una misma pantalla, se sientan atraídos por los deportes de invierno.

 

 

Pregunta: En España el esquí se ha recuperado del Covid-19 este 2021. ¿Cómo puede aguantar ese tirón?

 

Respuesta: Hay diferentes contextos en Europa y en Latinoamérica. En Argentina, por ejemplo, la temporada comienza hoy, y la afrontamos como un gran interrogante en la parte comercial. La parte competitiva y federativa la afrontamos con mucha ilusión, ya que hemos tenido las fronteras cerradas y no acogemos competiciones internacionales desde 2019.

 

 

P.: ¿Cómo puede el esquí desprenderse de la etiqueta de deporte elitista?

 

R.: Hay que trabajar en el área de competición, fomentando la práctica desde edades tempranas. Los que trabajamos en gestión deportiva tenemos que acompañar al talento, a los atletas que apuesten por estas disciplinas. El elitismo es subjetivo y depende de los países y destinos de los que hablamos, porque la realidad económica de Europa y Argentina es distinta. En Argentina, de momento, es difícil pensar que grupos sociales puedan tener acceso al deporte de nieve, pero hay que trabajar para aumentar los practicantes.

 

 

P.: En Latinoamérica sólo Argentina y Chile tienen capacidad para albergar pistas de esquí. ¿Qué importancia tiene el turismo de nieve en el país?

 

R.: La importancia es enorme. Los destinos turísticos se han fortalecido y hoy hay un público europeo y latinoamericano sumamente significativo. También se ha fortalecido el entrenamiento de los equipos en contratemporada, reemplazando o complementando las prácticas que se realizaban en los glaciares, donde debido al cambio climático cada vez es más complicado practicar ciertos deportes. Hay que homologar más pistas para que los equipos europeos puedan venir a competir y formar parte de las competiciones.

 

 

P.: En España el deporte femenino está en auge, ¿este boom es un fenómeno global?

 

R.: Yo creo que responde a un fenómeno internacional al que en Argentina nos vamos sumando. El camino por recorrer es largo, pero el deporte femenino ha venido para quedarse.

 

 

 

 

P.: ¿Cómo se puede mantener el boom?

 

R.: Como te comentaba, fomentando la práctica deportiva desde edades tempranas, acompañando a los jóvenes y trabajando con referentes que den visibilidad. Desde las instituciones tenemos que ser conscientes de este cambio y junto a cuerpos técnicos, entrenadores, atletas y demás estructuras dar visibilidad a los roles femeninos.

 

 

P.: ¿Cómo pueden ganar más público los deportes de invierno? ¿Qué reto hay ante las nuevas generaciones?

 

R.: Hay que dar visibilidad a más disciplinas. Los deportes de nieve son muy amplios y para muchos sólo existe el esquí alpino o el descenso, pero hay mucho más. Hay que repensar cómo afrontan las nuevas generaciones la práctica deportiva. ¿Quién es el nuevo seguidor? ¿Cómo ha cambiado el concepto de televisión, el concepto del tiempo? ¿Dónde está ahora lo atractivo de los deportes de invierno? Quizás a las nuevas generaciones le interesen más otras disciplinas como el freestyle o el paralelo, que ofrecen un modelo diferente… Los jóvenes ya no se sientan dos horas frente al televisor. Hay que hacer más atractivas ciertas disciplinas deportivas y hacer partícipe al público de ese cambio.

 

 

P.: ¿Hay que apostar por las modalidades más extremas para tener más espectáculo?

 

R.: Si la juventud se identifica con esto, sí. Hay disciplinas, como el freestyle, donde los medallistas olímpicos y campeones son cada vez más jóvenes. Hay que tenerlos en cuenta, pensar que el deporte está en movimiento y cambia con cada generación.

 

 

P.: ¿Cómo pueden los deportes de nieve generar mayores ingresos?

 

R.: Hay que crear un universo de marca, con sponsors y asesoramiento comercial, crear un formato de ligas de competición. También hay que ofrecer mayores prize money y trabajar en igualar los ingresos entre mujeres y hombres.

 

 

  

 

P.: Tenemos la impresión de que la repercusión de los deportes de nieve masculinos y femeninos es similar. ¿Es así?

 

R.: Sí. En esquí alpino hay muchas referentes y estrellas femeninas... Pero si adoptamos una visión más amplia y pensamos en el historial y la audiencia en la Europa tradicional central, todavía queda una pequeña diferencia con las competencias de otros.

 

 

P.: Cada vez hay más pruebas compartidas entre mujeres y hombres, así como finales del mundial simultaneas. ¿Un modelo unificado es posible?

 

R.: Ese es un gran valor de los deportes de invierno. Tener en un mismo marco y unas mismas fechas a varones y mujeres es un valor añadido. Desde que los deportistas comienzan en la base, hasta las copas continentales o los circuitos internacionales es así. Las finales compartidas son un factor clave, porque la gente ve a los deportistas masculinos y femeninos a la vez, y eso significa más visibilidad para el deporte femenino.

  

 

P.: ¿El cambio climático puede afectar a los deportes de nieve?

 

R.: Sí, definitivamente, respecto a la falta de nieve pero también respecto al exceso de nieve. Hay glaciares que este año no han estado en condiciones para los entrenamientos de los equipos. Si reflexionamos en torno a eso, la respuesta es clara… Hay que ser mucho más cuidadosos, el hombre lo está afectando todo.

 

 

P.: ¿Ve a España preparada para acoger unos Juegos Olímpicos de Invierno?

 

R.: Trabajamos muy cerca de España, tenemos mucha relación con la Federación Española de Deportes de Invierno y con su presidente, May Peus. No estoy empapada del trasfondo de la situación, ni conozco las discusiones que se están llevando a cabo, pero sin duda creo que España podría ser candidata. Sería una noticia muy positiva desde la parte deportiva. También entiendo que es complicado organizar unos Juegos Olímpicos, ya que conlleva inversiones muy cuestionadas. Hoy en día lo que se busca es poder hacer uso de instalaciones existentes o capitalizar legados de competiciones previas, porque lo cierto es que las inversiones generan mucha polémica.