05 Dic 2021 | 05:29

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Buff traza un nuevo plan estratégico e invierte un millón de euros en su fábrica de Igualada

La compañía de tubulares para la práctica deportiva prevé reducir de diez a dos días sus lead times invirtiendo en digitalización de sus instalaciones en Igualada (Barcelona) y en implementar la metodología lean en la producción. 

Buff traza un nuevo plan estratégico e invierte un millón de euros en su fábrica de Igualada
En el ejercicio 2020, finalizado en abril, la empresa facturó alrededor de 78,75 millones de euros.

Iria P. Gestal

18 oct 2021 - 05:00

Buff emprende una nueva etapa tras el boom de 2020. La compañía culmina este año su plan estratégico y ha comenzado ya a preparar su nueva hoja de ruta hasta 2025, que tiene como uno de sus pilares la apuesta por la sostenibilidad. En esta línea, la empresa ha redoblado su apuesta por la producción en proximidad y prepara una inversión de un millón de euros en dos años en su fábrica de Igualada (Barcelona), con la que ganará velocidad y flexibilidad.

 

El plan, todavía por definir, llevará el nombre de Summit 2025 y se centrará en “convertir la organización en una empresa global enfocada en el consumidor, impulsada por la tecnología digital y posicionando a la marca como un referente en estilo de vida activo global y líder”, según explica la empresa.

 

En la fábrica, Buff invertirá en la digitalización y la implementación de una metodología lean, que permitirá reducir los lead times de diez días actuales a solo dos, según ha explicado Guillermo Oliva, director de transformación y supply chain de Buff, a Modaes.es.

 

 

 

 

Ya el año pasado, el grupo reforzó su músculo industrial duplicando la plantilla de la fábrica, y a principios de este año puso en marcha un proyecto de ampliación que supondrá la incorporación de 1.500 metros cuadrados más.

 

Además de prepararse para dar respuesta a nuevos picos de demanda como los de 2020, la empresa quiere traer a España la producción de gorras, que actualmente tiene deslocalizada en Asia y que representa un 10% de la facturación.

 

En 2020, con el incremento de la práctica deportiva al aire libre, Buff llegó a producir un millón de unidades al mes en su fábrica barcelonesa, con un equipo que llegó a los 400 empleados en los picos.

 

En el ejercicio 2020, finalizado en abril, la empresa facturó alrededor de 78,75 millones de euros, según las últimas estimaciones, lo que supone un crecimiento del 50% respecto al año anterior.

 

En 2019, la empresa registró unos ingresos de 52,5 millones de euros (con un crecimiento del 7%) y un beneficio de seis millones de euros, frente a los cinco millones de euros de 2018. Tras el boom de 2020, las previsiones de la empresa pasaban por que el crecimiento del grupo se relaje durante los próximos ejercicios.

 

 

 

 

Apuesta sostenible

 

Otro de los proyectos en marcha de la compañía es una escuela de confección en Igualada de la mano de la Fundación Privada para la Innovación Textil (Fitex) y el Ayuntamiento de la ciudad, un histórico hub de la producción de punto.

 

El proyecto, que tendrá un enfoque social, arrancará previsiblemente en la primavera de 2022 con un piloto reducido de entre diez y quince alumnos y se ubicará en las instalaciones de Fitex.

 

Esta apuesta se articula a través del plan Do More Now, que se articula es de tres líneas de acción: Act More (para reducir el impacto medioambiental), Protect More (participación en iniciativas de carácter social) y Care More (centrado en sus empleados y su comunidad).

 

En esta línea, la empresa ha implementado la metodología Bcorp para integrar la sostenibilidad social y medioambiental en procesos y productos y ha invertido 350.000 euros en la instalación de placas solares que dan servicio a la fábrica, las oficinas y el almacén, entre otras iniciativas.

 

Los tiempos de Do More Now coinciden con los del plan estratégico de Buff, que ha culminado en este último año. El nuevo está todavía sin definir, y para diseñarlo la compañía está acometiendo un análisis de materialidad de la mano de sus principales grupos de interés. Lo que sí está fijado ya es el compromiso de destinar el 3% de los beneficios a acciones de sostenibilidad este año, el 4% el próximo año y el 5% en 2023.