26 Jun 2022 | 00:43

Líder en información económica del deporte

Clubes

El RCD Espanyol negocia la venta de los ‘title rights’ del estadio en EEUU

El club, que prevé ingresar 1,5 millones menos a través de los patrocinadores esta temporada, se reunirá en enero con una marca norteamericana para negociar la explotación del nombre de su recinto deportivo.

P. López

29 nov 2018 - 16:00

Power8 tenía un contrato de 5,5 millones de euros por dar nombre al estadio y explotar el frontal de la camiseta

 

 

El RCD Espanyol busca apellido para su estadio. El club blanquiazul enviará una delegación comercial a Estados Unidos en enero para reunirse con una marca con potencial para adquirir los title rights del recinto. El objetivo es explotar un activo que lleva sin aprovecharse desde 2015, con el fin de incrementar los ingresos de patrocinio, que en la temporada 2018-2019 caerán un 5%, hasta 8,5 millones de euros, según el presupuesto presentado por el club.

 

No ha trascendido con qué compañía se reunirá la entidad perica, pero existe una firme voluntad de encontrar una marca que dé nombre al RCDE Stadium. Se trata de un activo que el club explotó en 2014, cuando el recinto de Cornellà-El Prat pasó a llamarse Power8 Stadium. Sin embargo, la entrada en concurso de acreedores y posterior liquidación de la empresa provocó la finalización del contrato. La compañía pagaba 5,5 millones al año por patrocinar al club, de los que dos millones correspondían a los derechos sobre el estadio.

 

Para lograr un buen contrato, el club ha contratado a McCann, agencia de márketing que diseñó su última campaña de abonados y con la que está trabajando para presentar la marca en Estados Unidos. El objetivo de encontrar sponsor para el complejo va en línea con uno de los ejes estratégicos del club para el periodo 2018-2025: la consolidación y el crecimiento económico del Espanyol.

 

 

 

 

Los patrocinios, mediante los que esta temporada se prevé ingresar 10,1 millones, jugarán un papel fundamental. De ahí que la entidad haya fortalecido el área de márketing y comercial con el fichaje de Agustí Filomeno, que lleva la batuta de una división que se ha redefinido y en los últimos meses ha aglutinado las áreas de generación de ingresos, potenciación de marca y desarrollo de negocio.

 

Los refuerzos en este departamento no acaban aquí. En línea con la voluntad de profesionalizar más la estructura del club, en enero se contratará a un director de producto que reportará a Filomeno. Además, la entidad ha encargado un informe a la agencia Nielsen sobre el naming del estadio, con el fin de conocer el valor del mismo y “evitar quemar el producto”, en palabras de Roger Guasch, director general corporativo del Espanyol.

 

En cuanto a la explotación del resto de activos, el primer ejecutivo de la entidad asegura que están en fase de innovación. “No estamos mal en sponsoring, aunque hayamos presupuestado que caen porque hemos sido prudentes. Pero tenemos claro que tenemos que hacer las cosas de manera diferente para obtener resultados distintos”, sostiene. Actualmente, el patrocinio principal corresponde a Riviera Maya, y al destino turístico le siguen Kelme, Rastar, Bet365, Entrella Damm y CaixaBank.

 

 

 

 

Como novedad, el club ha empezado a trabajar el patrocinio dividiéndolo por sectores para encontrar players adecuados que se identifiquen con los valores del club, que a su vez están en fase de actualización. “La forma de gestionar el sponsoring hoy día es muy diferente. Trabajaremos en asociar valores con las empresas para desarrollar buenas activaciones”, subraya Guasch. El directivo admite que los buenos resultados deportivos y la posibilidad de competir en Europa durante las próximas temporadas es un reclamo para las marcas. “Si apuestas por un club que mira a Europa y al final logramos clasificarnos, hay marcas que vienen por sí mismas”, asegura.

 

El pago de la deuda es otra de las líneas maestras de la nueva ejecutiva liderada por Guash. De hecho, el club ha definido un criterio basado en destinar el 40% de los ingresos netos por la venta de jugadores a reducir el apalancamiento. El otro 50% se destina la inversión en la plantilla y el 10% restante a invertir en la transformación del club. Al cierre de la pasada temporada, la deuda neta era de 78,9 millones de euros, un 9,4% más que en la campaña anterior.

 

“Estamos en un proceso de refinanciación a largo plazo para mantener sano el balance y operar con tranquilidad”, comenta Guasch. En este sentido, la entidad ha empezado a trabajar en la refinanciación de 40 millones de euros de deuda a través de los ingresos por televisión, como ya adelantó este diario.

 

 

 

 

El apoyo de Chen Yansheng, presidente del club y propietario de Rastar Group, ha sido fundamental para que el club regresara a la senda de la rentabilidad. Desde su inversión en 2016, el club ha finalizado las temporadas con beneficios. En parte ha sido gracias al préstamo participativo de 31,3 millones de euros que Rastar concedió al club, acompañado de otro adelanto no participativo de 30 millones. “Aunque el presidente está abierto a estudiar ofertas si viene algún inversor con un buen proyecto, tengo entendido que ahora mismo el club no está en venta”, ha confirmado el director general.

 

El club ganó 6,4 millones de euros  en 2017-2018, después de que el negocio ordinario creciera un 7,8%, hasta 73,7 millones de euros. Y para 2018-2019 contempla estabilidad en los ingresos, con 74,6 millones, pero la rentabilidad caerá a la mitad (2,3 millones), según las cuentas anuales que presentará próximamente a los accionistas.

 

Más allá del crecimiento económico, el club ha trazado una hoja de ruta hasta 2025 que pasa por el eje estratégico de implicación social, que se basa en tener al abonado como vertebrador de la entidad. “Tenemos mucho potencial de marca, pero tenemos que darle experiencia a los abonados. Queremos trabajar el customer journey del aficionado para explotar al máximo el día de partido, pero también mejorar más allá del día de partido”, asegura el directivo.

 

Pero el eje fundamental es la ambición deportiva. “Europa es un objetivo indiscutible y alcanzable, y el futbol base es un valor para nosotros y la internacionalización de la marca se va a trabajar con la expansión de las academias”, incide, sobre una línea que le ha llevado a alcanzar la docena de academias.