04 Jul 2022 | 22:43

Líder en información económica del deporte

Clubes

El Espanyol negocia refinanciar un préstamo de 40 millones garantizado con la TV

El club quiere aprovechar la mejora de su balance para ampliar los préstamos con fondos especializados que mejoren condiciones, tanto en plazos como intereses. Además, ha logrado líneas de circulante por seis millones de euros con Deutsche Bank y Bankinter.

Marc Menchén

09 nov 2018 - 05:00

El Espanyol negocia refinanciar 40 millones de créditos garantizados con la TV

 

 

El RCD Espanyol quiere aprovechar su buen momento económico, e incluso deportivo, para acudir a los mercados financieros. Fuentes próximas a la entidad señalan a Palco23 que se ha empezado a trabajar en una importante refinanciación de la deuda garantizada con los ingresos por televisión, con el objetivo primordial de mejorar las condiciones actuales. Fue en 2016-2017 cuando obtuvo esta línea de crédito de 40 millones de euros, pero entonces su track record no era tan positivo como el actual. En total, la deuda neta subió un 9,4% en 2017-2018, hasta 78,9 millones de euros

 

En el momento de la firma, la entidad deportiva estaba bien encaminada hacia su primera temporada con un beneficio neto importante, pero los ejercicios previos siempre habían arrojado unas ganancias mínimas o incluso números rojos. Ahora, en cambio, la dirección encabezada por Roger Guasch ya puede exhibir dos años consecutivos de beneficio neto superior a seis millones de euros y un tercero en camino en el que volverá a haber un resultado positivo.

 

Un segundo elemento que demuestra el cambio de escenario es que el club perico ha logrado recuperar la confianza de la banca tradicional, después de varios ejercicios en los que tenía el acceso cerrado ante el riesgo de impago que existía. En concreto, se han firmado líneas de circulante por seis millones de euros con Bankinter y Deutsche Bank, que dan algo más de tranquilidad a la operativa diaria de la entidad.

 

 

 

 

A estos dos elementos (rentabilidad y confianza de la banca), se le añade un tercero importante cuando se trata de financiación garantizada con los derechos audiovisuales. Los ingresos del Espanyol por televisión han pasado de 48,9 millones a 54,6 millones de euros entre 2016-2017 y 2018-2019, y la previsión es que sigan al alza después de que LaLiga lograra una plusvalía del 15% para el ciclo 2019-2022 con Telefónicay que Mediapro asegure un 30% más por las retransmisiones en el extranjero.

 

Fuentes próximas a la negociación señalan que “se está trabajando en una financiación más amplia”, que además permita mejorar los tipos de interés que paga y alargar el vencimiento, que en esta ocasión era a tres años. En los dos primeros ejercicios, ya ha abonado 2,85 millones de euros en intereses a la firma británica especializada en ofrecer liquidez a los clubes de fútbol. “El encargo es el de buscar nuevas líneas de préstamo que sustituyan a las actuales”, añaden.

 

De esta manera, se podría mantener la liquidez necesaria para la operativa del club y también para hacer frente a un 2019 en el que el calendario de vencimientos se intensificará. El principal acreedor es su máximo accionista, Rastar Group, pero el plan inicial de mantener la deuda a largo plazo se ha complicado por la decisión de China de prohibir aumentar la inversión de las empresas del país en el exterior y, especialmente, en sectores como el deportivo o el entretenimiento.

 

 

 

 

La memoria anual de 2017-2018, facilitada ya a todos los accionistas y a la que ha accedido este diario, señala que a lo largo de esta temporada deben devolverse los 25,97 millones de euros dispuestos de ese préstamo de 40 millones “con disposiciones variables”. El club está cumpliendo con los pagos mensuales establecidos, pero la idea es poder renegociarlo y, en su caso, ampliar el importe de la financiación.

 

Esa refinanciación allanaría el camino para afrontar los vencimientos con Rastar, que en total ascenderán a 29,5 millones de euros durante 2019. El primer pago está previsto para julio, con 6 millones, a los que seguirán otros 12 millones en agosto, 7,5 millones más en septiembre y finalmente 4 millones en diciembre. Según consta en la memoria, la devolución del dinero estará garantizada con los traspasos que se realicen de futbolistas del primer equipo.

 

El grupo de entretenimiento fundado por Chen Yansheng, que en 2015 inyectó 69 millones de euros en club, tendrá pendiente de recuperar otros 31,3 millones de euros. Esta deuda es totalmente a largo plazo, con vencimientos anuales y durante cinco temporadas a partir de 2021, a razón de 6,26 millones de euros. Nada que no pueda asumir el Espanyol, que ya en 2017-2018 canceló de forma anticipada 4,5 millones con su máximo accionista.

 

 

 

 

Entre 2011-2012 y 2016-2017, la media de ingresos por la venta de jugadores rondó los 5,6 millones de euros, mientras que en 2017-2018 se lograron 22 millones gracias a la salida de Gerard Moreno al Villarreal CF. Este año se han impuesto la obligación de obtener otros 19,15 millones, de los que 9 millones de euros ya se han conseguido con el pase de Aarón Martín al Mainz05.

 

En este contexto, no hay que olvidar el importante impulso que podría experimentar la economía del Espanyol si se mantiene su actual trayectoria. El equipo ocupa plazas de acceso a competiciones europeas, lo que en 2019-2020 se traduciría en mayores ingresos por los derechos de televisión de LaLiga y por los pagos que realiza la Uefa a los participantes en Champions League y Europa League, que mínimo podrían ser de unos diez millones de euros solo en la segunda competición.

 

Los dos motores de crecimiento del club en los últimos dos años han sido la televisión y el área comercial, que en el último ejercicio aumentaron su facturación un 7,3% y un 13,2%, respectivamente. “Es un hecho fundamental que permitirá el desarrollo futuro de nuestro sector y es el factor clave que explica el incremento significativo de la cifra de negocio”, argumenta el consejo de administración.

 

A la espera de lo que suceda sobre el terreno de juego, lo que es una realidad es que la facturación ordinaria del club ya está en torno a los 75 millones de euros anuales, como adelantó este diario. Los gastos de personal subieron un 19,8% en 2017-2018, hasta 57,57 millones de euros, aunque para este año se prevé un retroceso de tres millones de euros. Toda la caída se concentrará en la plantilla deportiva, que pasará de un coste de 50 millones a uno de 46 millones de euros.