16 Ago 2022 | 12:06

Líder en información económica del deporte

Media

Los dueños de la ‘tele’

Dazn, el Netflix del deporte a golpe de chequera

La compañía nació en 2015 y se convirtió en el primer servicio de streaming dedicado exclusivamente al deporte, ofreciendo a los usuarios eventos en directo o a la carta desde cualquier dispositivo conectado a Internet. 

Dazn, el Netflix del deporte a golpe de chequera
La compañía, que nació en 2015 en Reino Unido, se convirtió en el primer servicio de streaming dedicado exclusivamente al deporte.

Albert Martínez

12 jul 2022 - 05:00

Dazn crece al son de su chequera. La compañía británica over-the-top (OTT), propiedad de Len Blavatnik, ha cambiado el mapa del streaming mundial, a base de comprar los derechos de las principales competiciones. Poco a poco, se ha hecho un hueco en el sector de la transmisión deportiva, ofreciendo un sistema de suscripción más flexible y barato que los operadores tradicionales.

 

La compañía, que nació en 2015 en Reino Unido, se convirtió en el primer servicio de streaming dedicado exclusivamente al deporte. La OTT ofrecía a los usuarios una oferta de eventos en directo o a la carta desde cualquier dispositivo conectado a Internet, con una línea de negocio que la industria y el cine ya habían validado con productos como Netflix. Desde entonces, la plataforma ha ido replicando los mecanismos del principal servicio de películas y series bajo demanda, aunque con la gran diferencia de que la titularidad de los derechos es de las competiciones deportivas, y ahí tenido que batallar con los players tradicionales.

 

La irrupción de Dazn en las subastas de los derechos audiovisuales causó un terremoto en el sector, poniendo en jaque las prácticas de los modelos clásicos. Mientras los operadores tradicionales del sector disparaban los precios de sus suscripciones, la plataforma comenzó a ofrecer servicios a precios muy reducidos, y con posibilidad de romper el contrato entre cliente y compañía en cualquier momento.

 

Dazn se lanzó al mercado en 2016 en Austria, Alemania, Japón y Suiza, tras adquirir los derechos de transmisión de la Premier League en los cuatro países. En julio de 2017, la plataforma se expandió a Canadá, tras hacerse con los derechos de la National Football League (NFL) y sublicenció el contenido de Bein Sports Canadá, que incluía la emisión de la Champions League y la Europa League. En 2018, la OTT se estrenó en Italia y Estados Unidos y en 2019 aterrizó en Brasil y España. Ya en 2020, la plataforma culminó su expansión internacional desembarcando en más de 200 países.

 

 

Los derechos de la plataforma se centran, sobre todo, en aglutinar toda la oferta de fútbol mundial. La plataforma cuenta, entre todos sus mercados, con los derechos de más de ochenta competiciones futbolísticas, entre las que se encuentran el Mundial femenino de fútbol, la Eurocopa, la Eurocopa femenina, la Copa Asiática, la Copa Africana de Naciones, la Champions League, la Europa League, la Conference League, la Supercopa de la Uefa, la Premier League, la FA Cup, LaLiga, la Segunda División de LaLiga, la Copa del Rey, la Bundesliga, la Serie A, la Serie B, la Copa italiana, la Ligue-1, la Eredivise, la Conmebol, la Liga Brasileña, la Primera División argentina y la Major League Soccer (MLS).

 

Fuera del fútbol, la plataforma dispone de los derechos de más de 120 competiciones entre todos sus mercados, incluyendo las competiciones de motor, como la Fórmula, la MotoGP, la Fórmula E o el Rally Dakar.

 

La plataforma también cuenta con los derechos de la National Football League (NFL),  el Mundial de Baloncesto de la Fiba, la National Basketaball Asociation (NBA), la Wnba, la Euroliga, la E-League de eSports, el torneo LIV Golf, la Eurocopa de balonmano masculino y femenina, los Juegos Olímpicos, la Copa Mundial de Rugby, el Open de Australia o el Open de Estados Unidos, entre otros.

 

 

Este último año, el servicio global de streaming deportivo se ha convertido en el principal difusor de la Serie A en Italia, ha adquirido los derechos de LaLiga en España, ha lanzado una importante cobertura de la Bundesliga en Alemania, ha cerrado un acuerdo de boxeo global de cinco años con Matchroom Boxing y un acuerdo global de cuatro años con la Uefa Women's Champions League.

 

La llegada de la OTT a España se produjo en 2019, cuando le arrebató los derechos de la MotoGP y la Premier League a Movistar por 60 millones de euros al año. En 2019, entró en el fútbol español con la emisión de la Copa del Rey, y en 2021 se hizo con los derechos de LaLiga junto a Movistar, que pagarán conjuntamente 4.950 millones de euros por ofrecer la competición entre 2022 y 2026. El primer paquete de suscripción de la empresa en España costaba 4,99 euros, y ahora, cuatro años después, ascenderá hasta 24,99 euros, si bien hay opciones más reducidas en precio y oferta.

 

Desde su lanzamiento en España en 2019 y en tan solo tres años, Dazn se ha asegurado una oferta que incluye la MotoGp, LaLiga, la Copa del Rey, la Premier League, la Uefa Women’s Champions League, la Copa Libertadores, la Copa Sudamericana, la FA Cup, la Carabao Cup o la MLS.

 

La firma de inversión Acces Inustries, propietaria del grupo, se creó en 2007 tras la fusión de Inform y Premium TV. El fondo, que también es accionista de referencia en Warner Music Group, controla el 80% del capital, mientras que el 20% restante está repartido entre otros accionistas, como Dentsu Aegis. El dueño de Dazn, Len Blavatnik, hizo su fortuna tras la privatización de la energética rusa TNK, aprovechando el desmoronamiento de la Unión Soviética

 

 

Detrás de Acces Industries se encuentra Len Blavatnik.  El propietario de Dazn es un empresario británico-americano que nació en Ucrania, creció en Rusia y emigró hacia Estados Unidos en 1978, para estudiar en la Universidad de Columbia y un MBA en Harvard. En 1986 fundó Access Industries Group como una compañía de inversiones, y ahí empezó a crear su fortuna.

 

La privatización de la energética estatal TNK en 2003 permitió a Blavatnik y sus socios obtener importantes plusvalías con su compra y posterior venta en 2013; en concreto, unos 7.000 millones de dólares, que son la base de una fortuna que hoy se estima en más de 18.000 millones de dólares y que lo convierten en uno de los hombres más ricos de Reino Unido. En la actualidad, Access Industries va mucho más allá del negocio energético. El hólding de Blavatnik posee participadas en ámbitos como el inmobiliario, el capital riesgo, el entretenimiento y los medios y telecomunicaciones. En 2011 pagó más de 3.300 millones de dólares por entrar en Warner Music Group y también es accionista de Deezer, que rivaliza con Spotify en el mercado de la música en streaming.

 

Dazn ha cerrado los últimos años en números rojos, agravados por el impacto de la cancelación de eventos deportivos. Según las últimas cuentas disponibles en el Registro Mercantil británico, la compañía cerró el ejercicio 2020 con una facturación de 561,6 millones de libras y unas pérdidas de 1.001 millones de libras.