25 May 2022 | 08:34

Líder en información económica del deporte

Clubes

¿Haaland? Los corsés del FC Barcelona para poder realizar fichajes

Cuando un club supera el límite salarial, LaLiga permite al conjunto suscribirse a la regla del 1x4, que reside en liberar cuatro euros de masa salarial para poder dar de alta a un nuevo jugador. Quince clubes rebasan el límite.

¿Haaland? Los corsés del FC Barcelona para poder realizar fichajes
El hecho de situar el límite salarial en cifras negativas no implica que el conjunto azulgrana no pueda fichar jugadores

A.Ferrer

15 mar 2022 - 05:00

FC Barcelona se aferra a posibles operaciones para poder seguir reforzando su plantilla deportiva. El conjunto azulgrana, que cuenta actualmente con un límite salarial negativo de 144 millones de euros, deberá barajar de generación de ingresos para poder lidiar habiendo excedido los límites del fair-play financiero.

 

Ayer, LaLiga detalló las condiciones por las que el club puede reforzar su plantilla deportiva, atendiendo que es el único equipo en Primera y Segunda División con un límite salarial negativo para la temporada 2021-2022.

 

En síntesis, las únicas opciones del club son la generación de ingresos o la rebaja de la masa salarial. Aun así, solo puede destinarse parcialmente al fichaje de futbolistas, como el pretendido para el próximo verano, el noruego Erling Haaland.

 

Entre las opciones que baraja la entidad azulgrana se encuentra la firma del patrocinio principal más la venta de los title rights del Camp Nou a Spotify por 280 millones de euros o la venta de activos como pueden ser el futbolista Phillipe Coutinho o el 49% de Barça Studios, por el que ha presupuestado unos ingresos de 50 millones de euros.

 

El pasado octubre, cuando la entidad azulgrana presentó el presupuesto para la temporada 2021-2022, la masa salarial estaba cifrada en 470 millones de euros. Es decir, cerca de cinco veces más del tope que le impuso LaLiga en septiembre (97,9 millones de euros), después de que el FC Barcelona presentase el resultado de su ejercicio 2020-2021, que concluyó con unas pérdidas de 481 millones de euros.

 

¿Qué ocurre cuando un club supera el límite salarial?

El límite salarial se basa en la diferencia entre la previsión de ingresos (700 millones en el caso del FC Barcelona) y los gastos de estructura (200 millones de euros). También hay que sumar el resultado del ejercicio anterior (pérdidas de 481 millones de euros) más otros gastos, que dan como resultado estos 144 millones de euros negativos.

 

“Algunos clubes no van a poder contratar a según qué jugadores hasta que no sean capaces de quitar ciertos gastos de su cuenta de resultados; todo lo que suponga una plusvalía, servirá para aumentar el límite salarial”, explicaba Javier Gómez, director general corporativo de LaLiga.

 

Como ocurre en quince clubes de LaLiga actualmente, si un equipo supera su límite salarial, la patronal española del fútbol permite inscribir a nuevos jugadores siempre que este se atenga la regla 1x4, que consiste en liberar cuatro euros de masa salarial para poder dar de alta a un futbolista nuevo. Es decir, si el FC Barcelona obtenía ahorros por cien millones, podía utilizar 25 millones para inscribir fichajes, un cuarto del total.

 

 

 

 

LaLiga cuenta con otra excepción: la regla del 1x4 pasa a ser de 1x2 (que consiste en liberar dos euros para inscribir uno) en el caso de que el sueldo del jugador que deja el club represente más del cinco por ciento de la masa salarial. Según el ejecutivo de LaLiga, esta normativa dejará de aplicarse al término de la temporada actual.

 

El hecho de situar el límite salarial en cifras negativas no implica que el conjunto azulgrana no pueda fichar jugadores, sino que limita y condiciona sus movimientos en el mercado a largo plazo. “Las pérdidas del club de otros años se arrastran en el límite salarial, no es acumulativo”, añadía detalladamente el ejecutivo de LaLiga.

 

El propio conjunto azulgrana ya vivió recientemente problemas relacionados con el límite salarial. En verano, el Barça tuvo que dejar salir a Lionel Messi, ya que la masa salarial representaba el 110% de los ingresos y, al haberse expirado su contrato, su renovación computaba como un fichaje.

 

Lo mismo ocurrió a finales de enero, cuando, para poder inscribir a Ferrán Torres o Pierre-Emerick Aubameyang, la entidad tuvo que dar salida a jugadores como Philippe Coutinho y renovar a la baja a Samuel Umtiti, que percibirá el salario del año y medio que le restaba durante las próximas cuatro temporadas y media.