Líder en información económica del deporte

Fitness

Los gimnasios gallegos piden más ayudas y el reconocimiento como actividad esencial

El plan de rescate a los centros deportivos anunciado por la Xunta ha sido visto como insuficiente por parte de los gimnasios gallegos, que cerraron sus puertas el pasado 27 de enero y no podrán abrir, como mínimo, hasta el 17 de febrero.

Palco23

02 feb 2021 - 11:33

Los gimnasios gallegos piden más ayudas y el reconocimiento como actividad esencial

 

 

El sector del fitness en Galicia está tocado. Los gimnasios de la comunidad reclaman, a través de la Plataforma Gallega por la educación física, la actividad física y el deporte, que se establezcan medidas de prevención más específicas como consecuencia de los cierres sufridos a causa del Covid-19 en la comunidad autónoma.

 

Al ser uno de los sectores más afectados por las restricciones desde el inicio de la pandemia, los profesionales, empresas y entidades que se dedican a la educación física y al deporte en general piden que sean incluidos en el segundo plan de rescate anunciado por la Xunta de Galicia.

 

Asimismo, estos servicios también han pedido ser reconocidos como actividad esencial, teniendo en cuenta que la Ley 3/2012 del deporte de Galicia no considera al deporte como función de interés público.

 

 

 

 

La cadena gallega Máis que Auga tampoco está conforme con las ayudas anticovid ofrecidas por parte de la Xunta: “Estas cifras están muy lejos de cubrir los daños provocados por las medidas y los cierres, no sirven para cubrir ni una pequeña parte de las necesidades de las empresas para salir a flote y aliviar la tesorería”, comenta Francisco Cortegoso, director de operaciones de la cadena.

 

La entidad ha tenido que abrir otra vez un expediente de regulación de empleo (Erte) para prácticamente todos sus 120 trabajadores. Para hacer más leve el cierre, Máis que Auga ha abierto su plataforma digital, que era de pago, gratuitamente a todos sus socios.

 

Máis que Auga cerró el 2020 con una facturación de 3,8 millones de euros, un 39% menos de ingresos respecto a la cifra lograda el año anterior, cuando llegó a ingresar un total de 6,2 millones de euros.