20 Ene 2022 | 03:49

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Grandvalira: Francesc Camp releva a Joan Viladomat al frente de la estación de esquí

El cambio al frente de la estación andorrana se produce porque ha expirado el mandato rotativo, por lo que Viladomat pasará a ser el nuevo vicepresidente de la sociedad, cargos que ocuparán durante los próximos dos años.

Grandvalira: Francesc Camp releva a Joan Viladomat al frente de la estación de esquí
Ensisa registró unas pérdidas de 12,7 millones de euros después de haber reducido el gasto un 50%.

Palco23

13 ene 2022 - 18:29

Francesc Camp se coloca al frente de Grandvalira. El cònsol major de Canillo, presidente de Ensisa y de Ski Andorra, Francesc Camp, se ha convertido en presidente del consejo de administración de la estación andorrana de Grandvalira, en sustitución del empresario Joan Viladomat.

 

El cambio al frente de la estación se produce porque ha expirado el mandato rotativo de la sociedad, por lo que Viladomat pasará a ser el nuevo vicepresidente, cargos que ocuparán durante los próximos dos años.

 

Grandvalira opera con dos sociedades: Ensisa y Saetde. Ensisa, con una parte de capital público, y otra de Crèdit Andorrà, es propietaria de Soldeu el Tarter, mientras que Saetde, propiedad del empresario Joan Viladomat, es propietaria de Pas de la Casa Grau Roig y de Ordino Arcalís.

 

Las tres estaciones forman Grandvalira Resorts, grupo que, en un futuro integrará a Pal Arinsal tras el acuerdo firmado en diciembre, aunque no será efectivo esta temporada. Este movimiento empresarial provocará que el país pirenaico tenga una única estación, un forfait único y la desaparición de la marca Vallnord.

 

 

 

 

Setap365 es el nombre de la sociedad que integrará a las sociedades Ensisa, y a Emap, propietaria de Pal Arinsal. Los comuns de Canillo y la Massana y Crèdit Andorrà son los accionistas del nuevo hólding.

 

La composición accionarial inicial de la nueva sociedad es de un 40,1% por parte de Canillo, un 39,7% por parte del banco Crèdit Andorrà y un 19,9% por parte de la corporación de la Massana. Uno de los objetivos del acuerdo es que la estructura empresarial sea paritaria, por lo que se acordaron mecanismos para que la participación inicial del 20% llegue progresivamente hasta el 30% en los próximos seis años.

 

La estación andorrana tuvo una caída de la facturación del 91% a causa de las restricciones por la pandemia en la temporada 2020-2021 y cerró en números rojos. Para la presente temporada, ha invertido siete millones de euros en mejoras en la estación y busca recuperar las cifras prepandemia.  

 

En 93 días de apertura, Grandvalira registró 203.915 días de esquí vendidos, un 88% menos que la temporada pasada, mientras en el caso de Ordino Arcalís, la cifra de forfaits vendidos fue de 42.550, un 78% menos que en temporadas anteriores. Concretamente, Ensisa registró unas pérdidas de 12,7 millones de euros después de haber reducido el gasto un 50%.