09 Dic 2021 | 14:01

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

CAR de Sant Cugat contrae su facturación un 56% y entra en pérdidas en 2020

La Generalitat de Catalunya transfirió hasta 800.000 euros al centro de alto rendimiento deportivo en 2020 debido a la crisis del Covid-19. Aun así, el CAR finalizó el ejercicio con una liquidez superior al millón de euros.

CAR de Sant Cugat contrae su facturación un 56% y entra en pérdidas en 2020
El CAR tiene por objetivo poner a disposición de los deportistas que tengan las aptitudes suficientes para conseguir un alto rendimiento deportivo

A.Ferrer

10 nov 2021 - 05:00

El Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Sant Cugat tampoco escapa del Covid-19. El centro deportivo catalán, referencia para los atletas olímpicos y de alto nivel del país, redujo sus ingresos un 56% en el año de la pandemia, hasta 1,2 millones de euros. Además, finalizó el ejercicio fiscal con unas pérdidas cercanas a 430.000 euros, según se desprende de la memoria anual del centro.

 

Solo en gastos de personal, el complejo deportivo catalán llegó a alcanzar un desembolso de cuatro millones de euros, lo que supone un aumento interanual del 1% respecto a 2019, cuando la cifra también se situó en cuatro millones de euros.

 

Para hacer frente al golpe en el sector deportivo provocado por la pandemia del coronavirus, el CAR de Sant Cugat recibió una ayuda directa por parte de la Generalitat de Catalunya de 800.000 euros. Aun así, el centro deportivo de alto rendimiento no logró finalizar el ejercicio fiscal en números negros.

 

Aparte de la aportación del ejecutivo catalán, el CAR recibió hasta 500.000 euros en subvenciones en el año de la pandemia. Ese montante económico fue un 135% inferior al de 2019, cuando el complejo recibió más de 1,1 millones de euros en ayudas y subvenciones.

 

 

 

 

Aun así, el efectivo a final del ejercicio fiscal ascendió respecto al inicio del curso. El CAR de Sant Cugat comenzó el año con un efectivo cercano a 430.000 euros, mientras que lo finalizó con un cash flow superior al millón de euros.

 

Referente al mantenimiento y la inversión en infraestructuras del complejo deportivo, el CAR de Sant Cugat invirtió 340.000 euros para mantener y mejorar sus instalaciones en 2020, un 34,6% más que en 2019.

 

Otra de las mayores partidas que destinó en el curso 2020 el centro de alto rendimiento fue el agua y la energía, cuyo montante ascendió a 1,5 millones de euros. En comparación con 2019, el incremento fue del 67%, cuando por entonces el gasto fue de un millón de euros.

 

 

Como consecuencia de las pérdidas acumuladas en ejercicios anteriores, el CAR presentó en 2020 unos fondos propios negativos de 7,1 millones de euros. “Atendiendo a nuestra naturaleza, es habitual que presentemos pérdidas de forma recurrente”, señala el centro en su memoria anual. “La Generalitat tiene por objeto financiar gastos de explotación en la medida de los posible para equilibrar las cuentas de pérdidas y ganancias”, añade.

 

El CAR tiene por objetivo poner a disposición de los deportistas que tengan las aptitudes suficientes para conseguir un alto rendimiento deportivo todos los medios materiales, técnicos y científicos. Desde 2015, Gerard Figueras es el presidente del complejo deportivo.