24 Ene 2022 | 12:39

Líder en información económica del deporte

Entorno

El CSD se inhibe en la pugna entre LaLiga y Barça, Real Madrid y Athletic

El CSD pidió hace un mes y medio un informe a la Abogacía del Estado para ver si era competente sobre este asunto y ha explicado que no tiene atribuidas las competencias de control sobre la actuación de las ligas profesionales.

El CSD se inhibe en la pugna entre LaLiga y Barça, Real Madrid y Athletic
El CSD ha manifestado que, en materia de comercialización de los derechos de explotación de contenidos audiovisuales de las competiciones de fútbol profesional, forma parte del órgano de control de la gestión de los derechos participando con voz y sin vot

Palco23

09 dic 2021 - 19:18

El CSD no actuará contra LaLiga. José Manuel Franco, presidente del Consejo Superior de Deportes, ha comparecido esta tarde para dar a conocer los argumentos jurídicos que impiden a la administración actuar ante la asamblea de mañana de LaLiga, en la que se ratificará LaLiga Impulso. El CSD pidió hace un mes y medio un informe a la Abogacía del Estado para ver si era competente sobre este asunto.

 

El CSD ha desconvocado hoy la reunión prevista entre José Manuel Franco, presidente de la entidad, con representantes de LaLiga, la Rfef y Real Madrid, FC Barcelona y Athletic Club para abordar los conflictos entre las partes a raíz del proyecto LaLiga Impulso, tras la incomparecencia de los tres clubes díscolos. Según ha explicado el CSD, los clubes han manifestado que no tiene mucho sentido una reunión en la que el CSD no anule la convocatoria de la asamblea de mañana.

 

Según ha explicado el CSD, este no tiene atribuidas legalmente las competencias administrativas de control ni de tutela sobre la actuación de las ligas profesionales y los acuerdos adoptados por las mismas, referidos a la comercialización de derechos audiovisuales y de financiación de clubes, ya que estas deben calificarse como actuaciones jurídico-privadas y no jurídico-públicas. “Tampoco nos encontramos con legitimación legal expresa de la administración pública para ejercitar acciones en defensa abstracta de la legalidad”, asegura el CSD.

 

 

 

 

Asimismo, el organismo asegura que es competente para conocer los conflictos y discrepancias que puedan surgir entre los participantes, referidas tanto a la financiación como a la comercialización de derechos audiovisuales, los jueces y tribunales del orden jurisdiccional civil.

 

También estipula que “los conflictos y discrepancias surgidas en relación con la comercialización y explotación de los derechos audiovisuales entre entidades deportivas participantes en una competición de fútbol profesional, podrán por decisión de las mismas, someterse a arbitraje tutelado por el CSD en los términos y respecto a las materias expuestas en la consideración jurídica cuarta de este informe”.

 

El CSD ha manifestado que, en materia de comercialización de los derechos de explotación de contenidos audiovisuales de las competiciones de fútbol profesional, forma parte del órgano de control de la gestión de los derechos participando con voz y sin voto en el mismo.

 

En este contexto, como beneficiario por el reparto de los ingresos obtenidos, “tendría la consideración de interesado y por tanto estaría legitimado para realizar las actuaciones y ejercitar las acciones pertinentes en defensa de sus derechos, como acreedor, si resultase perjudicado por el acuerdo entre la Liga Nacional de Fútbol Profesional y el fondo de inversión CVC Capital Partners”.

 

“Es imprescindible que haya un mayor nivel de acuerdo en el fútbol español; con esta reunión podríamos al menos haber acercado posturas, pero no ha sido posible y no quiero culpabilizar a nadie”, ha asegurado Franco. “El CSD sigue con las puertas abiertas para mejorar el entendimiento en el fútbol español, que no puede permitirse el lujo de estar permanentemente en los juzgados”, ha remarcado, pidiendo consenso. “No podemos juzgar si es legal o no, no somos competentes”, ha subrayado, recordando que una opción hubiera podido ser aplazar la asamblea.  

 

“Basándonos en el informe de la Abogacía del Estado, sólo se puede anular por motivos concretos y tasados que no se dan y el CSD tampoco debe entrar en el fondo de un acuerdo entre particulares, que es lo que representa actualmente”, ha sentenciado. “No podíamos permanecer de brazos cruzados, queríamos buscar puntos de encuentro”, ha reiterado, recordando que “no queremos ni culpables ni salvadores, sólo lo mejor para el fútbol español; no estoy decepcionado con los clubes, pocas cosas le sorprenden a uno”.