10 Ago 2022 | 12:44

Líder en información económica del deporte

Competiciones

La WTA busca activar sus ingresos y adjudica a CSM la firma de ‘title sponsors’ para sus torneos

El circuito de tenis femenino ha fichado a la agencia de márketing deportivo para contratar patrocinadores principales para sus competiciones y así aumentar la facturación por publicidad.

Palco23

10 feb 2020 - 17:00

El tenis femenino profesional busca activar sus ingresos. La WTA ha anunciado la incorporación de CSM Sport & Entertainment (CSM) como agencia de venta de patrocinio. El circuito de tenis femenino ha encargado a la agencia de márketing deportivo la firma de acuerdos de esponsorización y, en concreto, la venta de los title rights de sus torneos.

 

La WTA actualmente cuenta con cuatro patrocinadores globales, entre los que se encuentran Dibai Duty Free, la plataforma de vídeo iQiyi, Porsche y la empresa de software SAP. El objetivo del acuerdo con CSM es ampliar esta cartera de patrocinadores, un desafío que la WTA lleva años trabajando, aunque sin lograr los resultados esperados.

 

El circuito femenino no ha encontrado un patrocinador principal desde que la marca de teléfonos móviles Sony Ericsson rebajó su inversión en la organización en 2010. En 2014, la WTA contrató a Phar Insight, la división de investigación de la agencia de marketing y patrocinio Phar, para buscar patrocinadores, pero según no logró firmar ningún espónsor con el rango que la organización deseaba adjudicar.

 

La presidenta de la organización, Micky Lawler, ha asegurado que con la designación de CSM como agencia de ventas de patrocinio “esperamos personalizar las plataformas y los activos a nuestros patrocinadores y llevar la fuerza comercial del tenis profesional femenino a niveles nunca vistos”.

 

Para la edición de 2020, la WTA cuenta con 53 torneos en 28 países, y el circuito culminará en las WTA Finals que se disputarán en Shenzhen (China) hasta 2028. Shiseido continuará como title partner de la Copa de Maestras, una categoría que ocupó después de que BNP Paribas no siguiera explotando ese activo.