05 Dic 2021 | 05:21

Líder en información económica del deporte

Competiciones

Del Kun a Piqué: los futbolistas que han cogido el mando de los eSports en España

Después de que las competiciones deportivas tradicionales hiciesen un alto en su actividad, los deportes electrónicos dieron un salto adelante, con el apoyo de futbolistas de primer nivel como es el caso de Gerard Piqué.

Del Kun a Piqué: los futbolistas que han cogido el mando de los eSports en España
Fuera de las fronteras españolas, otros referentes del balompié fundaron clubes de eSports

Albert Ferrer

26 oct 2021 - 05:00

Los jugadores de fútbol cambian el terreno de juego por la pequeña pantalla. Muchos de ellos, coincidiendo con el parón obligado de la competición tradicional por el Covid-19, han decidido coger el mando e invertir en un sector al alza, los eSports. El último de ellos ha sido el futbolista del FC Barcelona Gerard Piqué, que junto al streamer Ibai Llanos, ha fundado un club de videojuegos electrónicos para competir en la Superliga de League of Legends.

 

Otro de los jugadores de LaLiga que ha entrado en el sector es Carlos Henrique Casemiro, jugador del Real Madrid CF, que a principios de año creó Case eSports, un proyecto que creó una estructura profesional en apenas cuatro meses y que aspira al break even en el primer año de desarrollo gracias al apoyo de patrocinadores como Hawkers, HyperX y Buh. El club cuenta con equipos en FifaValorant y Cs:Go y tendrá presencia en League of Legends.

 

Los futbolistas de Primera División Thibaut Courtois (Real Madrid CF) y Borja Iglesias (Real Betis), se convirtieron este año en socios minoritarios de DUX Gaming, el club de eSports creado en 2018 Xavi Robles. Tras su entrada en la entidad, DUX ha completado la adquisición del club Inter de Madrid (en Primera Rfef), el EDF Logroño (Segunda División Femenina) y se ha convertido en el primera equipo que ha entrado en la NBA 2K League a través de una franquicia en México.

 

Por otro lado, el delantero del FC Barcelona Sergio Kun Agüero, constituyó en 2020 la sociedad Slak eSports Europa. La sociedad, que tiene como socio único a Sergio Leonel Agüero, tiene como objeto social “la creación y gestión de equipos profesionales para la competición en campeonatos y torneos de deporte de eSports (deportes electrónicos)” y “la creación, gestión y explotación de centros de formación y entrenamiento”. El club se llama KRÜ eSports.

 

El defensa navarro del Chelsea FC, César Azpilicueta, también puso en marcha en 2020 su propia club de eSports, llamado Falcons. El equipo cuenta con el patrocinio de Adidas y de la marca de electrónica de consumo Elgato. Falcons está formado por un equipo de trabajo centrado en la competición y en la creación de contenidos de entretenimiento para sus canales oficiales de YouTube, Twitch, Instagram y Twitter.

 

 

 

 

Otro jugador rojillo, Rubén García, puso en marcha en 2020 Guasones Team, un club de deportes electrónicos que compite únicamente en eLaLiga a través de Fifa. La equipación de la entidad tiene dos escudos en uno, el del equipo y el de CA Osasuna, el conjunto al que pertenece García.

 

Hace poco más de un mes, Qlash, el club de eSports que desembarcó en España en 2019, incorporó a su accionariado al futbolista del Real Betis, Victor Camarasa, que anteriormente había tenido opción de entrar en el sector de los videojuegos electrónicos y no dio el paso hasta que le llegó la propuesta de Qlash.

 

Team Heretics, uno de los conjuntos de eSports más consolidados en territorio nacional, incorporó al exjugador del Real Madrid, Sergio Reguilón, como accionista minoritario y embajador para las activaciones de diferentes actividades en redes sociales de forma mensual. El club apuesta por un modelo que combina la competición de eSports, con la creación de contenido de entretenimiento digital, como si de una plataforma de streaming se tratase. El conjunto de eSports cerró el año pasado con una facturación de alrededor de 2,2 millones de euros.

 

El último de los futbolistas en activo que ha invertido en los deportes electrónicos en España es Dani Alves, el exjugador del FC Barcelona, que en 2020 entró en el club como socio minoritario a través del proyecto GoodCrazy, lanzado únicamente en España. El propósito del proyecto radica en dar la oportunidad de convertirse en profesionales a nuevos jugadores talentosos, con una estructura detrás de equipo médico, fisioterapeutas y nutricionistas.

 

Fuera de las fronteras españolas, otros referentes del balompié fundaron clubes de eSports. Es el caso de David Beckham (que es accionista del Inter Miami FC), cofundó Guild eSports, un equipo que compite en Fifa, Fortnite y Rocket League. El futbolista Gareth Bale creó estructura en Gales con el conjunto Elleven eSports, compitiendo en Fifa, Dota 2, Fortnite, CS:GO y Apex Legends. Asimismo, el jugador colchonero Antoine Griezmann, lanzó junto a su hermano Grizi eSports, un equipo que compite en Fortnite, Rainbow Six y Fifa.