Líder en información económica del deporte

Competiciones

Deka Fit apunta a diez eventos en España y Highlander gana terreno con dos pruebas

Crow Legacy Company, dueño de Spartan Race en España, ha desembolsado 200.000 euros para hacerse con la licencia de la carrera de fitness en el país. Para el ejercicio 2023, estima que su facturación se situará en 3,3 millones.

Deka Fit apunta a diez eventos en España y Highlander gana terreno con dos pruebas
Deka Fit alcanzará un negocio de 900.000 euros en 2023.

Miquel López-Egea

26 sep 2022 - 05:00

Deka Fit y Highlander, a por el mercado español. Las dos marcas de eventos deportivos, propiedad de Spartan Race, buscan hacerse un hueco en el mercado español. Crow Legacy Company (CLC), compañía que tiene los derechos de Spartan Race en España, ha desembolsado 200.000 euros para traer la carrera de diez ejercicios propios de fitness funcional Deka Fit al mercado español.

 

Tras haber testado el modelo en Zaragoza, la compañía ha firmado un acuerdo de licencia por cinco años con la compañía estadounidense. Además, CLC desembolsó en junio 60.000 euros por los eventos de senderismo Highlander.

 

“Mantenemos la competición de Deka Fit, pero hemos cambiado el modelo en sí, conseguimos traer 600 personas en Zaragoza y ahora repetiremos el evento en Tenerife”, señala Ángel Sanz, consejero delegado de CLC, a Palco23. La compañía estima que puede tener entre 3.000 y 4.000 participantes por evento.

 

 

Para el año que viene, CLC prevé organizar entre cuatro y seis eventos en España y Portugal, aunque quiere organizar entre diez y quince eventos en el mercado ibérico a partir de 2024. Las primeras ciudades en las que operará serán Madrid, Málaga, Barcelona, Valencia, Sevilla y A Coruña, además de Oporto y Lisboa, en Portugal.

 

Para que la marca consiga tener éxito en el país, Sanz asegura que la receta pasa por hacer “que el participante se sienta un atleta profesional, desde que entra hasta que sale, con sus vestuarios y zona de calentamiento”.

 

El coste de organización de cada evento asciende a 120.000 euros, mientras que la facturación estimada se sitúa entre 150.000 euros y 180.000 euros. Por lo tanto, Sanz estima que el negocio de Deka Fit alcanzará 900.000 euros en 2023.

 

 

Para las carreras Highlander, CLC estudia preparar una carrera en España y otra en Portugal el próximo año. De momento, estudia ubicaciones en Galicia, Asturias, Andalucía, Canarias y Andorra. La compañía estima una facturación de 300.000 euros por evento, por lo que espera ingresar 600.000 euros por esta competición en el próximo ejercicio.

 

Por otro lado, CLC seguirá organizando cuatro eventos de Spartan Race en el mercado español. Para 2023, la compañía estima que el negocio de Spartan Race crecerá un 20%, por lo que su facturación en el territorio será de entre 1,5 millones de euros y 1,8 millones de euros después de crecer en patrocinio y patrocinio privado. Recientemente, la compañía ha hecho un cambio en su negocio para apoyarse en los acuerdos con las administraciones públicas.

 

 

De esta manera, Crow Legacy Company estima que sus ingresos en 2023 ascenderán a 3,3 millones de euros, año en el que prevé repetir beneficios, igual que en el presente ejercicio. Además, estima que la inversión realizada por los eventos “se recuperará en dos o tres años”.  En 2022, su facturación se situará en 2,5 millones de euros, con un resultado neto de 400.000 euros.

 

Para seguir con su plan de expansión, la compañía estudia dar entrada a un inversor, con el que podría hacerse con hasta un 10% de la compañía, por una inversión que rondaría entre 200.000 euros y 300.000 euros.

 

“Tenemos una gran oportunidad por hacer las cosas bien, aunque, por el momento, los eventos no han vuelto a los niveles prepandemia, aunque hay más personas que hacen deporte: hay un desajuste, por lo que desde un punto de vista económico hay que darle la vuelta”, reflexiona Sanz.

 

En este contexto, el directivo asegura que “o tienes más patrocinios o rehaces tu producto”, por lo que recuerda que su apuesta fue paso por enfocarse al turismo deportivo. “Esto lo hemos hecho muy bien”, sentencia. Asimismo, aún ve margen para crecer en estos segmentos, como en el merchandising, por el que espera pasar de ingresar 30.000 euros a 50.000 euros por evento.

 

En 2014, Spartan llegó a España a través de la relación entre Reebok, patrocinador principal de las carreras en Estados Unidos, y Sanz. España fue el cuarto país en Europa en celebrar carreras de este tipo, por detrás de Francia, Italia y Alemania. Spartan Race empezó en España con dos carreras, llegando a las cinco en 2019. Actualmente, la empresa española cuenta con siete empleados. Spartan Race fue fundada en 2001 en Nueva York y tiene a Joe De Sena como fundador y consejero delegado.