Líder en información económica del deporte

Competiciones

Spartan Race expande su negocio en España con tres nuevas marcas y una inversión de un millón

Estas nuevas marcas supondrán la organización de entre 13 y 14 eventos en el mercado naconal en 2022 en total en el país. En 2021, año que cerrará habiendo organizado cuatro eventos, la empresa prevé alcanzar 1,6 millones.

Miquel López-Egea

24 sep 2021 - 05:00

Spartan Race expande su negocio en España con tres nuevas marcas y una inversión de un millón

 

 

Spartan Race crece en España. Crow Legacy Company, sociedad que gestiona Spartan Race en España, ha invertido alrededor de un millón de euros en traer a España tres nuevas marcas de carreras de obstáculos propiedad de la compañía estadounidense: Spartan Trail, Deka-Fit y La Ruta. Estas nuevas marcas supondrán la organización de entre 13 y 14 eventos en 2022 en el país. La inversión se ha realizado con fondos propios.

 

El próximo año, además de las cuatro carreras de obstáculos habituales, la empresa organizará cuatro carreras de trail running, de diez, 21 y 42 kilómetros; una o dos carreras por etapas de mountain bike, bajo la marca La Ruta; y cuatro eventos de Deka.Fit, una carrera de diez ejercicios propios de fitness funcional. 

 

“Hemos realizado una inversión de alrededor 300.000 euros por marca”, explica Ángel Sanz, director general de Spartan Race España, a Palco23. “Son marcas de Spartan que hemos negociado para traer a España y que operarán de manera independiente, en ubicaciones distintas, pero con el mismo equipo”, aclara el directivo. Además de celebrar un evento de cada marca en Tenerife en noviembre, la empresa estudia citas en Madrid, Zaragoza y Andorra para 2022.

 

 

 

 

En 2021, año que cerrará habiendo organizado cuatro eventos, Spartan Race España prevé recuperar buena parte de la cifra de negocio, alcanzando 1,6 millones, cerca de los 1,9 millones de euros de 2019, y registrar un resultado neto de 200.000 euros. La compañía cerró 2020 con unas pérdidas de 450.000 euros y una facturación de 750.000 euros. El negocio de una Spartan Race es viable a partir de 4.200 participantes.

 

Este año, pese a la caída de participantes, la sociedad prevé alcanzar dicha cifra de negocio gracias a la aportación de alrededor 800.000 euros por parte de los patrocinios privados y de la administración. “Tenemos que compensar el golpe del año pasado, por lo que compensaremos la caída de los participantes con el patrocinio: creemos que la administración debe ser justa y es hora de dar el paso, porque somos una competición que genera actividad económica en la zona”, subraya.

 

En la prueba celebrada en junio en Andorra, Spartan Race tuvo una caída de participación que estuvo compensada, entre otros ingresos, por la aportación del gobierno del país pirenaico. En el evento de Madrid, que se celebrará del 2 al 3 de octubre, se estima una caída del 50% en cuanto a participación en comparación con la época pre-Covid-19; igual que en Mallorca, que se celebrará el 23 y el 24 de octubre. La última carrera del año será en Tenerife, el 20 y 21 de noviembre.  

 

“Este año, lo que obtengamos de beneficios será para compensar el golpe del año pasado, con la suspensión de la prueba de Tenerife cuando ya estaba casi todo el gasto realizado y para compensar la inversión realizada con estas marcas”, explica el directivo.

 

 

 

 

El directivo se manifiesta muy crítico con la administración porque “sanidad y los políticos no han estado a la altura, a diferencia de Deporte y Turismo, que sí lo han estado, pero con las manos atadas”. Para evitar imprevistos derivados del vacío legal causado por la pandemia, el directivo cree que “hay que tener un departamento jurídico en la empresa, con fuerza, porque es un drama y la administración no está a la altura”.  

 

De esta manera, para este año, la competición exigirá estar vacunado o presentar un test en función de la normativa donde compita. “La gente ya no tiene miedo a contagiarse y nuestros eventos son al aire libre, con muchos menos riesgo; el problema al que nos enfrentamos es que el participante no tiene claro si se hará el evento, por lo que no se registra o lo hace a último momento, y para competir en Spartan Race necesitas al menos un entrenamiento de cuatro meses”, explica. “Hay un auténtico desastre jurídico administrativo, es un desastre y puede ser un drama para una marca”, advierte.

 

 

 

 

Xchange Sport & Event AG es la franquicia en Europa de Spartan Race, cuya propiedad se encuentra en Estados Unidos. Por su parte, Crow Legacy Company, empresa propiedad de Ángel Sanz constituida en 2008 y que cuenta con ocho empleados, consiguió en 2014 un acuerdo de exclusividad para el mercado español, cuando Spartan llegó a España a través de la relación entre Reebok, patrocinador principal de las carreras en Estados Unidos, y Sanz. España fue el cuarto país en Europa en celebrar carreras de este tipo, por detrás de Francia, Italia y Alemania.

 

En 2014, Xchange Sport & Event, empresa que tiene licencia en once países y sede en Liechtenstein, hizo la inversión necesaria para comenzar a operar en el mercado español y la empresa de Sanz la subrogó. Esta inversión fue necesaria para sufragar el canon que exige la propietaria de la marca Spartan y para la compra de obstáculos e infraestructuras. Spartan Race empezó en España con dos carreras, llegando a las cinco en 2019 y en 2021 ha adquirido Deka.Fit, Spartan Trail, La Ruta.