Competiciones

Especial 2022: El año en el que el deporte femenino se sentó a la mesa

2022, el año en el que el Mundial de Qatar batió audiencias pese a las polémicas

Desde su designación han salido a la luz numerosas informaciones sobre protestas laborales, muertes de trabajadores, reiterados abusos y discriminación tras haber contratado a cientos de miles de obreros extranjeros. 

 

 

2022, el año en el que el Mundial de Qatar batió audiencias pese a las polémicas
Por otro lado, la asistencia acumulada en la Copa Mundial de la Fifa alcanzó 3,4 millones de espectadores, lo que supuso que, de media en cada encuentro, hubo 53.000 aficionados en las gradas según la organización, un 96% del aforo total.

David Garcia

27 dic 2022 - 05:00

Qatar y la Fifa marcan un gol. Pese a las informaciones aparecidas desde la designación del país de Oriente Próximo como sede del evento por los déficits en torno a derechos humanos, la cita ha batido récords de audiencia y asistencia.

 

La última edición de la Copa Mundial de la Fifa, celebrada entre el 20 de noviembre y el 18 de diciembre de 2022, batió récords de audiencia a escala internacional. Según la Fifa, “la competición sigue atrayendo a las audiencias televisivas de todo el mundo con cifras récord en múltiples mercados”, superando los 3.500 millones de espectadores de Rusia. Solo la final entre Argentina y Francia superó los 1.120 millones de espectadores del enfrentamiento entre Francia y Croacia de 2018.

 

En España, Radio Televisión Española (Rtve) registró 9,1 millones de espectadores durante la final, aunque en los penaltis llegó a registrar un 70% del share, hasta 12,2 millones de espectadores.

 

 

 

 

Por otro lado, la asistencia acumulada en la Copa Mundial de la Fifa alcanzó 3,4 millones de espectadores, lo que supuso que, de media en cada encuentro, hubo 53.000 aficionados en las gradas según la organización, un 96% del aforo total.

 

Dichos resultados se produjeron pese a las noticias sobre protestas laborales, muertes de trabajadores por jornadas interminables, sin descanso ni medidas de seguridad, reiterados abusos y discriminación tras haber contratado a cientos de miles de obreros extranjeros para levantar las infraestructuras del evento.

 

Pese a la polémica en la que se vio envuelta la organización, Hassan Al Thawadi, secretario general de la Comisión Suprema para la Entrega y el Legado y presidente del Mundial aseguró que “estamos muy orgullosos de haber albergado un Mundial compacto, accesible y familiar”, además de “proporcionar una plataforma para el intercambio cultural a un nivel nunca visto en la historia” y “derribar las barreras sociales y para tender puentes entre Oriente y Occidente”. La selección argentina, liderada por Leo Messi, fue la que se alzó con el trofeo en esta edición, tras vencer a Francia en los penaltis, en un partido que acabó en empate a tres y que supuso su tercera Copa del Mundo, habiendo sido campeones en 1978, 1986 y 2022.

 

Desde 1930, se han disputado diecinueve ediciones del Mundial, pero la de 2022 fue la primera vez que se celebró en invierno, debido a las altas temperaturas de Qatar en verano.

 

Además, la presente edición se disputó sin incidentes violentos, gracias, en parte, a la dificultad para conseguir bebidas alcohólicas y a los elevados precios del país. Las entradas para la final oscilaban entre 4.500 euros y 15.000 euros.