01 Oct 2022 | 19:26

Líder en información económica del deporte

Clubes

Phoenix Suns busca nuevo comprador tras la sanción de la NBA a Robert Saver

Robert Saver, que también es propietario del RCD Mallorca, fue acusado por empleados del club de baloncesto de “tener un comportamiento abusivo, machista y racista”, lo cual le llevó a la suspensión y a una multa de diez millones.

Phoenix Suns busca nuevo comprador tras la sanción de la NBA a Robert Saver
Phoenix Suns ya cuenta con Jeff Bezos, dueño de Amazon, entre los posibles compradores.

Palco23

23 sep 2022 - 18:40

Phoenix Suns busca nuevo comprador. El máximo accionista del club de la National Basketball Asociation (NBA), Robert Saber, que también es propietario del RCD Mallorca, ha puesto a la venta el club después de ser acusado de tener “un comportamiento abusivo y racista con sus empleados”.

 

Tras la sanción, que incluye un año de suspensión y diez millones de dólares, Sarver informó en un comunicado que ha empezado el proceso de búsqueda de compradores para los Suns y las Phoenix Mercury, el equipo de la Women National Basketball Asociation (Wnba), que también está bajo su cartera.

 

El rechazo de estrellas del deporte como LeBron James o Chris Paul, además de la fuga de patrocinadores, ha llevado a Sarver a desprenderse de la franquicia, que dirigía desde 2004. Ahora, entre las potenciales compradores ya figuran Jeff Bezos, fundador de Amazon, o Robert Iger, exconsejero delegado de Disney.

 

 

Robert Saver también es el accionista principal del RCD Mallorca, junto a Andy Kolber y Glenn Carlson. Todos ellos han invertido en el club en torno a 45 millones de euros, una aportación de capital destinada a la operativa diaria, así como a hacer frente a la deuda del equipo balear, que estuvo en concurso de acreedores y debía 27 millones de euros cuando llegaron los actuales propietarios, esta deuda ya está totalmente saldada.

 

RCD Mallorca tenía un presupuesto de cincuenta millones de euros para 2021-2022. En la temporada anterior, registró unos ingresos de 13,8 millones de euros, con pérdidas de 1,8 millones de euros. Este año, el club balear inició obras en Son Moix con un coste de 5,4 millones de euros, tras obtener la licencia de obra de la primera fase de la remodelación. Es el primer paso de la reforma total del estadio, que ascenderá a veinte millones de euros y se pagará con el dinero que el club ha obtenido por el pacto de LaLiga con CVC.

 

En mayo, la junta de gobierno del Ayuntamiento de Palma concedió al club la cesión de su estadio hasta 2064. Previamente, la cesión era hasta 2039. El derecho de prórroga de uso de Son Moix que ostenta el Real Mallorca está previsto en el convenio de colaboración suscrito entre el Ayuntamiento y el club el 15 de diciembre de 1997.