17 May 2022 | 23:13

Líder en información económica del deporte

Clubes

El Ayuntamiento de Palma prorroga la cesión de Son Moix al RCD Mallorca hasta 2064

El consistorio ha autorizado la remodelación del estadio de Son Moix al completo, que alcanzará un coste superior a los veinte millones de euros. Hasta ahora la cesión del estadio bermellón era hasta terminar 2039.      

El Ayuntamiento de Palma prorroga la cesión de Son Moix al RCD Mallorca hasta 2064
El club balear iniciará las obras a mediados de mayo con un coste de 5,4 millones de euros, tras obtener la licencia de obra de la primera fase de la remodelación del recinto.

Palco23

14 abr 2022 - 10:19

Son Moix seguirá siendo la casa del RCD Mallorca. Los bermellones seguirán jugando en Son Moix hasta 2064 después de que la junta de gobierno del Ayuntamiento de Palma haya concedido al club la cesión de su estadio hasta dicha fecha. Hasta ahora, la cesión era hasta 2039.

 

El derecho de prórroga de uso de Son Moix que ostenta el Real Mallorca está previsto en el convenio de colaboración suscrito entre el Ayuntamiento y el club el 15 de diciembre de 1997. En el documento se fija un período de duración inicial de cuarenta años, prorrogables veinticinco años más.

 

Además, el ayuntamiento ha autorizado la remodelación del estadio de Son Moix al completo, que alcanzará un coste superior a los veinte millones de euros, según ha avanzado Diario de Mallorca.  

 

El club balear iniciará las obras a mediados de mayo con un coste de 5,4 millones de euros, tras obtener la licencia de obra de la primera fase de la remodelación del recinto. Es el primer paso de la reforma total del estadio, que ascenderá a veinte millones de euros y se pagará con el dinero que el club ha obtenido por el pacto de LaLiga con CVC.

 

 

 

Las obras de esta primera fase consistirán en la ejecución de una nueva grada en la parte inferior de la tribuna de Sol, con una inclinación que situará a los espectadores a sólo 8,5 metros del terreno de juego, sin necesidad de demoler la grada, ya que está construida en módulos. Para ello, se eliminará la pista de atletismo que rodea el campo, con el fin de suprimir los 25 metros de distancia en los laterales y los 42 metros en los fondos.

 

Las nuevas gradas formarán un anillo completo, conectando con las actuales gradas altas de tribuna y Sol. Otra novedad será un voladizo en la parte de Sol, por lo que 6.656 espectadores se resguardarán de la lluvia y del sol en épocas de altas temperaturas. La capacidad final del estadio será de unos 23.000 espectadores, aproximadamente los mismos que tiene ahora.

 

Los trabajos de construcción se iniciarán un día después de la disputa del último encuentro como local del equipo en la liga, a mediados de mayo, ya que el club quiere terminar las obras de esta primera fase antes del inicio de la próxima temporada, que empieza en agosto. La siguiente fase de remodelación será la reforma del Gol Norte, que se llevará a cabo durante la temporada 2022-2023. Una vez se haya terminado, el club ambiciona con reformar en 2023 la tribuna cubierta y en enero de 2024 el Gol Sur.