Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Sábado, 05 Diciembre 202012:35:17

Buscador

;Menu
h Clubes

De la camiseta al accionariado: la constructora Sorigué se hace con el 8,35% del Nàstic

El grupo familiar, que se convirtió en el patrocinador principal del club en 2014-2015, se ha convertido en el tercer accionista más importante tras invertir 500.000 euros en títulos.
22 Feb 2018 — 05:00
M.Menchén
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

De la camiseta al accionariado: la constructora Sorigué se hace con el 8,35% del Nàstic

 

 

En la industria del fútbol es habitual ver a clubes patrocinados por una empresa que pertenece a su máximo accionista. Lo que no es tan normal es que una compañía establezca contacto con un equipo a través del patrocinio principal de la camiseta y se acabe convirtiendo en uno de sus socios de referencia. Ese es el caso de la constructora Sorigué, que se ha hecho con el 8,35% del Nàstic de Tarragona, según confirman a Palco23 fuentes del sector.

 

La compañía fundada en 1954 por la familia Sorigué ha invertido 500.000 euros en la compra de 5.000 títulos a través de Finycar. Su desembarco en el accionariado se produjo a través de una de las ampliaciones de capital que se puso en marcha durante 2017 para proseguir con la reducción de deuda sin comprometer la viabilidad deportiva del proyecto. “Es una muestra de confianza en la dirección y gestión de la SAD”, enfatizan desde el club.

 

Tras las sucesivas ampliaciones de capital de los últimos doce meses, que suman casi un millón de euros, Sorigué será el tercer accionista más importante. El máximo accionista individual es el Ayuntamiento de Tarragona, con el 16,21% del capital, aunque no ha acudido a las últimas ampliaciones de capital y en los últimos meses ha abierto la puerta a desprenderse de su paquete. La agencia de representación de futbolistas Promoesport, con un 9,59% y también al margen de las últimas inyecciones de recursos. Transportes Prats, empresa vinculada al presidente, Josep Maria Andreu, posee el 5,57%.

 

 

 

 

 

Este núcleo accionarial da estabilidad a la entidad, que en un 42,5% está controlada por pequeños accionistas que en su mayoría son socios que participaron de la conversión en sociedad anónima deportiva (SAD). Es una fórmula de propiedad que agrada al Consejo Superior de Deportes (CSD), que ya ha avanzado su voluntad de replicar el modelo alemán del 50+1, por el que se impide que haya un socio con una mayoría de control. Esta circunstancia se da en casi treinta de los cuarenta afiliados en LaLiga, según un análisis elaborado por Palco23.

 

A diferencia de ellos, Sorigué no tiene por el momento un asiento en el consejo de administración. La constructora de Lleida argumentó su apuesta por el Nàstic porque le permitía ganar visibilidad en una provincia donde genera un 10% de su facturación y en la que se iban a promover importantes proyectos, como todas las instalaciones vinculadas a los Juegos Mediterráneos de Tarragona 2018. Además, lo hizo en un momento clave para la viabilidad del equipo de fútbol, que en 2014 estuvo al borde del concurso de acreedores por las dificultades para pagar a la Agencia Tributaria.

 

“Nuestra situación financiera era muy delicada, en tanto que teníamos un endeudamiento elevado y estábamos compitiendo fuera de LaLiga”, recuerdan. Esa temporada, la entidad grana logró el ascenso a Segunda División y, por el momento, ha logrado consolidar su plaza en la categoría. “Juntos hemos conseguido situar al equipo en LaLiga y secar prácticamente totalmente la deuda”, enfatizan.

 

 

 

 

La situación del Nàstic ha dado un cambio radical gracias al nuevo ciclo audiovisual del fútbol español. El club, que lucha por alejarse de las plazas de descenso a Segunda B, dejará prácticamente a cero su deuda una vez concluya 2017-2018, en la que será su tercera temporada consecutiva en beneficios. La previsión para este ejercicio es alcanzar un millón de euros en ganancias, que se sumarían a los 2,86 millones de euros de los dos años anteriores, como ya adelantó Palco23.

 

Una de las claves del proceso de saneamiento es atribuible, en parte, al conocimiento que aporta Promoesport en el mercado de fichajes. Pese a estar en Segunda División, la entidad ha sabido aprovechar la inflación de precios y aumentar cada año las plusvalías por traspasos de futbolistas, que pasaron de 0,865 millones de euros en 2014-2015 a 2,26 millones de euros en 2016-2017.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@palco23.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Palco23 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...