18 Ago 2022 | 00:14

Líder en información económica del deporte

Fitness

Smartfit crece con un nuevo centro en 2022 tras rozar los 18.000 abonados

La enseña abrirá un nuevo local de 4.000 metros cuadrados en Andalucía en abril del año que viene bajo una nueva marca, puesto que el centro será compartido con otro operador. En 2021, cerrará con 3,5 millones de facturación.

Smartfit crece con un nuevo centro en 2022 tras rozar los 18.000 abonados
Smartfit cuenta con 17.700 abonados y para el año que viene espera llegar a los 24.000 socios.

Miquel López-Egea

14 dic 2021 - 05:00

Smartfit crece. La cadena madrileña de gimnasios, fundada en 2014, abrirá otro centro en 2022, tras alcanzar diez locales en 2021. La enseña abrirá un nuevo local de 4.000 metros cuadrados en Andalucía en abril del año que viene bajo una nueva marca, puesto que será compartido con otro operador. El nuevo local será de mayor tamaño de lo habitual, ya que la media de los centros actuales de la cadena es de 1.800 metros cuadrados. Asimismo, para el próximo curso la cadena también estudia la posibilidad de abrir otro centro en el país.

 

“Será un centro en el que colaboraremos dos operadores, con una marca fusionada sólo para este centro”, explica Nacho Usera fundador, consejero delegado y máximo accionista de la cadena de gimnasios low cost, a Palco23.

 

El operador cuenta con 17.700 abonados y para el año que viene espera llegar a los 24.000 socios, con once centros operativos. En 2020, la cadena contaba con 15.000 abonados, mientras que antes de la pandemia, con nueve locales, contaba con 21.000 clientes. La empresa cuenta con 110 empleados y terminará 2021 con un resultado bruto de explotación (ebitda) positivo, superior al de 2020. Asimismo, la cadena espera cerrar el curso con un resultado neto positivo.

 

 

En 2020, la empresa tenía una deuda de alrededor de tres millones de euros y las inversiones en nuevos centros rondan entre un millón y 1,2 millones de euros. Usera posee el 60% del accionariado de la compañía mientras que el resto se reparte entre otros cuatro socios.

 

La cadena terminará 2021 con una facturación de 3,5 millones de euros, mientras que para el año que viene espera incrementar su negocio en dos millones de euros; sin embargo, la compañía no espera recuperarse totalmente hasta principios de 2023. “Hay un poco de incertidumbre sobre cuándo alcanzaremos los niveles prepandemia”, reconoce el directivo, recordando que “de momento, el certificado sanitario no ha tenido tanta repercusión como podría esperar”. “No hemos llegado a los números presupuestados, pero depende del club porque en algunos; en noviembre y en diciembre ya hemos superado las cifras de 2019, pero va por barrios”, afirma Usera.

 

En este contexto considera a recuperación consolidada llegará antes de 2023 porque los tres gimnasios que abrió en 2019 y el que inauguró en 2020 ya están superando las facturaciones de antes de la pandemia, pero estaban en crecimiento”, asegura, recordando que septiembre y octubre fueron buenos, pero que, a partir del Black Friday “ya había más miedo porque subían los casos de Covid-19”.

 

 

En este contexto, según el directivo, la estrategia para alcanzar los números pre-Covid pasa por ofrecer y comunicar mucha seguridad, dando a conocer las medidas que toma la empresa como la renovación del aire. “Tenemos que informar a los usuarios de que el aire se renueva tantas veces por hora, de nuestros conductos o de los geles; que sientan más seguridad”, afirma.

 

De esta manera, una de las estrategias que implementó la cadena es la posibilidad de consultar el aforo de las salas a tiempo real que ha provocado que algunos usuarios hayan optado por cambiar la hora de asistir al gimnasio a algunas con menos afluencias; sobre todo jóvenes que no tienen miedo a contagiarse pero que conviven con gente mayor más vulnerable.

 

La cadena lleva invirtiendo en tecnología desde 2014. “Aquel año lo más innovador era tener televisión en la cinta de correr, algo que ahora es más que básico; nosotros siempre hemos intentado estar en la cabeza de la carrera; no ser un conejillo de Indias, pero sí ser de los primeros en el ámbito tecnológico, mejorando siempre en el ámbito de la digitalización con un soporte tecnológico importante”, afirma.