25 May 2022 | 08:44

Líder en información económica del deporte

Fitness

Aena adjudica la construcción de un gimnasio en el Aeropuerto de Barajas

El gestor aeroportuario ha adjudicado la explotación de un espacio de 320 metros cuadrados a Airport Gym, que gestionará el local durante los próximos seis años.

Palco23

29 oct 2019 - 09:56

Aena se apoya en el deporte para dinamizar su oferta de servicios. El gestor aeroportuario ha adjudicado la explotación de un gimnasio de 320 metros cuadrados en Madrid-Barajas Adolfo Suárez. La adjudicataria ha sido la sociedad Airport Gym, fundada por los dueños de la cadena de lavanderías Ecolaundry, que abonará a Aena una tarifa mínima de más de 350.000 euros a cambio de explotar ese local durante los próximos seis años. La apertura está prevista para el primer trimestre de 2020.

 

Este fee variará en función del mayor o menor éxito de la instalación, de modo que Aena percibirá un 10% de los ingresos de las clases dirigidas que imparta y un2 5% sobre los servicios que ofrezca, según publica La Información. El gimnasio estará en el Lado Tierra de la T4, y la adjudicataria invertirá aproximadamente dos millones de euros durante los próximos años para construir el centro deportivo y garantizar su mantenimiento.

 

La idea es que la instalación dé servicio tanto a los trabajadores de la infraestructura como a los pasajeros, que supone un público potencial de 60 millones de personas al año. No es la primera vez que Aena apuesta por el deporte para ampliar los servicios que ofrecen sus aeropuertos, aunque este será el primer gimnasio que opere en una terminal española. Además, recientemente ha sacado a concurso la adjudicación de los terrenos del campo de golf del aeropuerto de Manises (Valencia).

 

Los terrenos donde actualmente se ubica el Real Club de Golf de Manises (Rcgm) tienen una superficie de 357.731 metros cuadrados y disponen de un campo de golf de nueve hoyos, tres hoyos cortos y un campo de prácticas. El planteamiento de Aena es que se pueda recorrer en menos de una hora, a modo de actividad de recreo en el tiempo de espera entre los vuelos de los ejecutivos.