17 May 2022 | 05:55

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Aramón roza un negocio de 50 millones en 2021-2022 tras pedir doce millones en créditos ICO

El dominio esquiable, que agrupa cuatro estaciones de esquí en Aragón, ha cerrado la temporada 2021-2022 con una facturación record, superior a 47,4 millones de euros registrados en la temporada 2017-2018, tras abrir 135 días. 

Aramón roza un negocio de 50 millones en 2021-2022 tras pedir doce millones en créditos ICO
A cierre de la temporada 2020-2021, empleaba a 112 personas, frente a las 276 del curso anterior.

Miquel López-Egea

28 abr 2022 - 05:00

Aramón vuelve a esquiar. El dominio esquiable, que agrupa cuatro estaciones de esquí en Aragón, ha cerrado la temporada 2021-2022 con una facturación record, superior a 47,4 millones de euros registrados en la temporada 2017-2018.

Según ha explicado en un comunicado el Grupo Aramón, que integra las estaciones de esquí en el Pirineo aragonés de Cerler, en el Valle de Benasque y Formigal-Panticosa, en el valle de Tena, y Javalambre y Valdelinares, esta ha sido “la mejor” temporada de su historia, con 135 días de esquí y récord de facturación. La compañía no ha detallado su volumen de negocio de la última temporada.

El grupo Aramón está participado al 50% por el Gobierno de Aragón e Ibercaja y, bajo la forma de sociedad anónima, actúa como un hólding que gestiona e integra las cuatro estaciones de esquí que suman 294 kilómetros esquiables. Este resultado lo habrá firmado tras una temporada 2020-2021 en la que optó por no abrir a causa del Covid-19 y en la que tuvo que pedir hasta cinco créditos avalados por el Instituto de Crédito Oficial (ICO) por un total de doce millones de euros y vencimiento a tres años, según sus últimas cuentas publicadas.

“Dicha financiación es suficiente para cubrir necesidades de tesorería hasta el comienzo de la siguiente temporada de esquí 2021-2022”, aseguró el grupo. Para ese curso, la inversión ascendió a diez millones de euros.

En la temporada 2020-2021, el grupo tan sólo ingresó 152.828 euros, frente a los 46,1 millones de euros de 2019-2020. De ellos, 120.510 euros provinieron de los acuerdos de patrocinio que tenía vigentes la estación.

 

 

 

 

Las perdidas antes de impuestos en 2020-2021 ascendieron a 15,4 millones de euros, frente a los 1,9 millones de euros de beneficios del año anterior. Por otro lado, las pérdidas netas fueron de 13,3 millones de euros, frente al beneficio de 2,1 millones de la temporada anterior. Asimismo, la deuda a corto plazo con entidades bancarias pasó de 3,1 millones de euros a 37,9 millones de euros. Concretamente, el grupo tenía a cierre de 2020-2021 pólizas de crédito por valor de 9,5 millones de euros y un préstamo sindicado por valor de 37,3 millones de euros.

 

Por otro lado, en el pasado ejercicio el grupo tuvo que hacer frente a 3,4 millones de euros en salarios, frente a los 12,4 millones del curso anterior. A cierre de la temporada 2020-2021, empleaba a 112 personas, frente a las 276 del curso anterior.

 

 

En febrero del año pasado la estación aseguró que la apertura no era “económicamente viable” y que “dicha apertura tan tardía no sería factible operativamente, agravaría el fuerte impacto económico que la pandemia ya ha causado en el grupo porque los inciertos y posibles ingresos que podrían generarse no llegarían a cubrir siquiera los costes derivados de dicha apertura”. 

 

 

 

 

Pese a esto, posteriormente, el grupo aseguró, según consta en sus cuentas, que “la actividad continuará en el futuro dado que existen diversos factores que capacitan al grupo para mantenerse como empresa en funcionamiento”.

 “La intención de los accionistas actuales de la Sociedad dominante es continuar prestando el apoyo necesario para financiar las inversiones previstas en los planes de negocio futuros del grupo”, aseguró. Asimismo, los accionistas se han comprometido a “realizar ampliaciones de capital durante la duración del préstamo sindicado en función de que pudieran darse determinadas circunstancias recogidas en el acuerdo de refinanciación”.   

En la última temporada, el conjunto de las estaciones españolas cerró con más de 4,5 millones de visitantes y Sierra Nevada, por su parte, también batió un récord de facturación, superando los 45 millones de euros. Las estaciones de Baqueira-Beret y Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya también batieron récord de visitantes en la temporada recién finalizada.