Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Aramón negocia el rescate de Candanchú para reabrir este invierno

Un mes después de anunciarse el cierre de la estación de esquí, se buscan fórmulas que permitan ponerla de nuevo en funcionamiento y salvar la temporada.

Palco23

01 sep 2021 - 13:00

Aramón negocia el rescate de Candanchú para reabrir este invierno

 

El futuro de Candanchú, en manos de Aramón. La sociedad anónima participada a partes iguales por el Gobierno de Aragón e Ibercaja, que gestiona la mayoría de las estaciones de esquí de Aragón, podría gestionar Candanchú la temporada que viene si la propietaria de la estación de esquí, Ibernieve, asume los costes de la apertura, según El Periódico de Aragón.


El Gobierno de Aragón propuso ayer esa solución en la reunión mantenida con los representantes de Ibernieve y del territorio. El tiempo corre en contra de los planes de reapertura de una estación cuyo cierre se anunció a finales de julio, en la que los alcaldes de Jaca y Canfranc han solicitado una respuesta antes del viernes con el temor de poner en riesgo la viabilidad de la próxima temporada.

 

Las partes están estudiando cuál es la mejor solución a nivel legal para la estación, valorando la posibilidad de liquidar la sociedad y que el Gobierno se haga cargo de ella libre de deudas, pero sin descartar la opción de que Aramón entre en la gestión, siempre que los propietarios asuman los costes de la apertura.

 

 

El Ejecutivo autonómico se muestra dispuesto a asumir la titularidad de la estación de Candanchú y a modernizarla, aunque no se plantea asumir la propiedad de asumir una sociedad que está en concurso de acreedores.

 

El consejo de administración de la estación decidió el pasado julio que el complejo no abrirá sus puertas de cara a la próxima temporada de invierno por las pérdidas millonarias y la falta de ayudas públicas. En la temporada 2020-2021, cerrada en mayo, la estación obtuvo unas pérdidas de dos millones de euros.

 

Candanchú concluyó la temporada 2018-2019 con un negocio de 4,9 millones de euros. La estación, propiedad del grupo Ibernieve Aragón, cerró 2019-2020 con un resultado de 4,6 millones de euros y un resultado neto de 36.678 euros. En el año anterior, el resultado neto fue de 252.021 euros.