25 Sep 2022 | 04:02

Líder en información económica del deporte

Entorno

Los peñistas de los clubes de fútbol añaden presión sobre el Gobierno por los derechos de televisión

Palco23

11 mar 2015 - 04:53

Cada semana que pasa crece la presión sobre el Gobierno para que apruebe la venta centralizada de los derechos de televisión de la Liga de Fútbol Profesional (LFP). El último en sumarse a la reclamación de que La Moncloa actúa ya sobre esta cuestión es el movimiento peñístico, agrupado en la asociación Aficiones Unidas. La entidad, que une a todas las federaciones de peñas de los clubes de Primera y Segunda División, lanzará una campaña este fin de semana si este viernes no se aprueba en Consejo de Ministros el decreto ley que amparara el nuevo modelo.

 

"Los aficionados al futbol no entendemos el incumplimiento por parte del Gobierno", critican desde esta organización, desde donde también recuerdan que "todo el esfuerzo que por parte del mundo del fútbol se está realizando desde hace dos años para garantizar los compromisos con el Gobierno y el fair-play financiero exige la rápida aprobación" de la venta centralizada de los derechos televisivos.

 

De ahí que este fin de semana hayan promovido una campaña por la que, durante el primer minuto de juego de cada uno de los partidos, "todos los aficionados al fútbol" publiquen en sus cuentas de Twitter el siguiente mensaje: "Aprobación #REALDECRETOFUTBOL @desdelamoncloa". De esta manera, el equipo de comunicación del Gobierno podrá saber cuántos seguidores son los que le reclaman directamente a través de las redes sociales esta iniciativa.

 

La campaña de los aficionados llega casi una semana después de que la LFP y la Real Federación Española de Fútbol (Rfef) aparcaran temporalmente sus diferencias para unir fuerzas y solicitar al Gobierno la aprobación inmediata del citado Real Decreto Ley. Hasta ahora se había ido retrasando por las diferencias sobre cómo se repartiría el dinero entre estos dos entes, además de que existían algunas dudas sobre si realmente era necesario que un texto legislativo establezca cómo debe ser el reparto de ingresos entre clubes, dejando a un lado la oferta y demanda real.