05 Oct 2022 | 02:02

Líder en información económica del deporte

Entorno

Las exportaciones deportivas mantienen el ritmo de crecimiento y facturan 740,8 millones hasta noviembre

La venta de artículos deportivos al extranjero aumentó un 2,5% interanual durante los nueve primeros meses de 2019. El desplome del sector de la bicicleta continúa condicionado el ritmo de ventas en el exterior.

Palco23

21 ene 2020 - 17:23

Las exportaciones deportivas mantienen el ritmo de crecimiento y facturan 740,8 millones hasta noviembre

 

 

Las exportaciones deportivas siguen al alza. La venta de artículos deportivos al extranjero se situó en 740,8 millones de euros entre enero y noviembre de 2019, según el índice elaborado por Palco23 a partir de los datos del Icex. Se trata de un avance interanual del 2,5%, aunque el ritmo de crecimiento es menor al de otros años.

 

El sector ha acusado especialmente el mal arranque de año, ya que hasta los primeros seis meses la venta de productos deportivos al exterior presentaba peores registros que en 2018. Tras remontar en verano, entre los meses de julio y agosto, se ha mantenido al alza, y aspira a rebasar el techo histórico de los 800 millones de euros, fijado el año pasado.

 

La industria del fitness se ha confirmado como el principal motor de las ventas de artículos deportivos españoles al exterior. En los nueve primeros meses de 2019 ha obtenido unos ingresos por valor de 158,9 millones de euros, un 18,5% más que en el mismo período del año anterior.

 

La venta de bicicletas, por el contrario, continúa a la baja, y ha perdido un 22,9% de cifra de negocio, que se situó en 133,7 millones de euros entre enero y noviembre. El retroceso del sector ciclista ha condicionado durante todo el año la tendencia del conjunto de las exportaciones españolas.

 

Respecto a las importaciones, España volvió a fijar un nuevo récord de compra de productos deportivos al extranjero, con un importe de 1.523,7 millones de euros, un 5,3% más. Es decir, que la balanza comercial del deporte español aún es negativa, pues por cada artículo que se vende, se compran otros dos.