Líder en información económica del deporte

Competiciones

La Champions arranca con 2.000 millones en premios para alejar los fantasmas de la Superliga

La competición estrella de la Uefa encara su penúltima edición antes de modificar sus criterios y bases, después de que el proyecto de la Superliga obligara al torneo a dotar de mayores recursos a su competición.        

La Champions arranca con 2.000 millones en premios para alejar los fantasmas de la Superliga
En el trono de la competición se mantiene el Real Madrid, que buscará revalidar el torneo que ganó el año pasado frente al Liverpool.

Albert Martínez

06 sep 2022 - 05:00

La Champions mantiene sus premios al alza. La competición estrella de la Unión de Asociaciones Europeas de Fútbol (Uefa) arranca hoy con más de 2.000 millones de euros en premios, tratando de olvidar los fantasmas de la Superliga, que en abril de 2021 hicieron tambalear los cimientos del fútbol.

 

Tras aumentar un 3,6% su montante en premios el año pasado, la Champions mantendrá entre 2021 y 2024 el prize money más elevado de su historia. Una vez termine el ciclo, la competición modificará sus bases y sus criterios, con el objetivo de “hacer más atractivo el torneo y aumentar sus ingresos por derechos audiovisuales”.

 

La decisión de reestructurar la Champions League llegó después de la creación y posterior disolución del proyecto de la Superliga, impulsado por Real Madrid, FC Barcelona y Juventus. Aunque la revuelta se extinguió casi sin arrancar, sólo el anuncio de su proyecto provocó cambios irreversibles en el fútbol mundial.

 

Mientras no se instala el siguiente ciclo de la competición, la Champions premia a sus 32 equipos clasificados para la fase de grupos con 15,6 millones de euros. A eso hay que sumarle un extra de 2,8 millones de euros por victoria y 930 mil euros por empate.

 

 

Los clubes que avancen a octavos de final recibirán 9,6 millones de euros de más. Quienes lleguen a cuartos de final, sumarán otros 10,6 millones. Los semifinalistas, 12,5 millones y los finalistas, otros 15,5 millones. Por último, al campeón se le sumarán 4,5 millones más.

 

De esta forma, el vencedor del torneo tiene asegurado un total de 68 millones de euros, a los que hay que sumarle sus victorias y empates en fase de grupos, por lo que la cifra acabaría rozando los ochenta millones. A ello se suma el market pool de la Uefa, que reparte hasta 600 millones de euros en base a audiencias, derechos televisivos y el coeficiente deportivo de los clubes en los últimos diez años, una cifra que no se conoce hasta el final de cada temporada.

 

Las principales modificaciones de la competición a partir de 2024-2025 se centran en una reducción de diez a ocho partidos en la fase liguera y en el cambio de criterios para la asignación de dos de las cuatro plazas adicionales, eliminando el acceso basado en el coeficiente de los clubes.  

 

Además, el número total de equipos pasará de 32 a 36 y se transformará la tradicional fase de grupos en una única fase de liga que incluya a todos los equipos participantes. Cada club tendrá garantizado un mínimo de ocho partidos de la fase de liga contra ocho rivales diferentes (cuatro en casa y cuatro fuera) en lugar de los seis partidos anteriores contra tres equipos, jugados en casa y fuera. Los ocho primeros equipos de la liga se clasificarán automáticamente para la fase de eliminatorias. De este modo, la competición contará con un total de 189 partidos, frente a los 125 actuales.

 

 

Entre los principales deberes de la competición está seguir aumentando su audiencia global. La pasada campaña, la Uefa generó un total de 3.500 millones de euros en ingresos brutos por ventas de derechos comerciales para las competiciones de clubes. En España, Movistar paga 325 millones de euros por temporada para contar con los derechos de las competiciones Uefa.

 

Uno de los mercados clave para la expansión de la competición es Estados Unidos. Hasta ahora, Paramount pagaba 145 millones de dólares anuales, que han ascendido hasta 1.500 millones de dólares durante los próximos seis años, por lo que se ha duplicado el tamaño del anterior contrato. La última final de la Champions registró 2,8 millones de espectadores en el país, la mayor audiencia de streaming para un partido de fútbol en Paramount.

 

El organismo rector del fútbol europeo aseguró que el nuevo formato de la Champions que comenzará en 2024-2025, junto a los nuevos acuerdos, garantizarán un aumento de los ingresos para los clubes participantes, ya que aumentará el dinero recibido por derechos audiovisuales y patrocinadores.

 

 

En el trono de la competición se mantiene el Real Madrid, que buscará revalidar el torneo que ganó el año pasado frente al Liverpool. Por su parte, FC Barcelona, Atlético de Madrid y Sevilla FC buscarán devolver al fútbol español a la excelencia que logró la década pasada.

 

Esta semana también comenzarán las dos competiciones menores de la Uefa: Europa League, con 465 millones de euros en premios, y la Conference League, con 235 millones de euros a repartir entre sus participantes.

 

La Uefa concluyó su último ejercicio fiscal con una cifra de negocios de 5.724 millones de euros, un alza del 25% respecto a la temporada 2015-2016, cuando comenzó el ciclo de cinco años (2016-2021) y tuvo lugar la Eurocopa 2016. Los pagos de solidaridad representaron la segunda mayor partida de gastos de la Uefa, con 1.100 millones de euros.