19 Ene 2022 | 08:05

Líder en información económica del deporte

Competiciones

Especial 2021: Un año para volver

2021: Un año de cesiones en el fútbol ante un mercado de fichajes congelado

El mercado de fichajes siguió estancado y manteniendo la tendencia a la baja. Los clubes han estancado sus compras, apretándose el cinturón a la hora de hacer fichajes y reduciendo la cifra en un 27%en el mercado de verano.

2021: Un año de cesiones en el fútbol ante un mercado de fichajes congelado
Los equipos españoles perdieron competitividad respecto a los clubes de la Premier League, Bundesliga y Serie A.

A. C.

24 dic 2021 - 05:00

Especial 2021: un año para volver

 

Apretarse el cinturón y reducir la inversión en la contratación de nuevos futbolistas han sido las tendencias clave de los mercados de fichajes durante los últimos doce meses. La inclinación a la contención del gasto en fichajes en el mercado estival de 2020 se mantuvo en 2021, consolidando así la tendencia de los clubes a priorizar las cesiones de futbolistas a grandes compras.

En el verano de 2020, los clubes invirtieron más de 400 millones de euros en la contratación de jugadores, lo que supone un descenso de cerca del 70% en relación a las transferencias realizadas la campaña 2019-2020.

 

La pandemia del Covid-19 volvió a frenar la inversión en fichajes de LaLiga en el verano de 2021, haciendo caer la cifra otro 27%, hasta 293 millones de euros, según los datos de Transfermarket. El importe hubiera sido muy superior en caso de haberse concretado el fichaje de Kylian Mbappé por el Real Madrid, que se habría convertido en el segundo más caro de la historia del fútbol tras el de Neymar Jr por el Paris Saint-Germain si el equipo de la Ligue 1 hubiera aceptado la propuesta del equipo blanco.

 

 

 

 

LaLiga ha perdido en los últimos doce meses a futbolistas que han sido estandartes de la competición durante más de una década, como Leo Messi o Sergio Ramos, que han abandonado el FC Barcelona y el Real Madrid, respectivamente, tras la finalización de sus contratos para fichar por el PSG. El Atlético de Madrid, galardonado con el título de liga en junio, fue el más activo al invertir 65 millones de euros para asegurarse dos de las contrataciones más onerosas, la de Rodrigo de Paul por 35 millones de euros y la de Matheus Cunha por 30 millones de euros, a los que se unió a última hora Antoine Griezmann, cedido con opción de compra obligatoria. El Villarreal, campeón de la Europa League, fue el segundo que más invirtió, con una cifra de 54,5 millones de euros.

 

En cambio, el FC Barcelona se centró en tratar de aligerar la masa salarial e ingresar dinero por traspasos debido a su compleja situación económica, fichando jugadores libres y apenas gastó 14,5 millones de euros.

 

Por su parte, el Real Madrid apostó por el fichaje de Mbappé y no fue hasta el último día de mercado cuando realizó su primer desembolso económico con el fichaje de Camavinga por 31 millones de euros. 

 

 

Balance negativo por 63 millones

Los equipos de LaLiga terminaron el mercado de verano ingresando 230 millones de euros por el traspaso de futbolistas, una cifra que es menos de la mitad de la percibida en el mismo mercado del año anterior, en el que ingresaron más de 525 millones de euros. El balance de los equipos españoles el pasado verano es de aproximadamente 63 millones de euros en negativo, tras haber gastado más de lo que ingresaron, a diferencia de lo que sucedió la campaña anterior, en 2020.

 

En el mercado de invierno, la cifra también se vio arrasada, pasando de 151 millones de euros en 2020 a 20 millones en 2021. Los clubes de LaLiga Santander se olvidaron así del mercado de fichajes, cerrando menos de la mitad de las operaciones que en el invierno anterior, con las cesiones como protagonistas para corregir errores de planificación.

 

A 31 de enero, cerrando el mercado invernal, el fútbol español apenas cerró ochenta operaciones en un enero atípico, muy lejos de las 161 que protagonizaron los equipos de LaLiga en el mes de enero de 2020. Los clubes dijeron adiós a fichajes millonarios que han dejado paso a las cesiones como solución de emergencia.

 

 

Los equipos españoles perdieron competitividad respecto a los clubes de la Premier League, Bundesliga y Serie A, que destinaron más dinero a reforzar sus plantillas y los fichajes más caros de los clubes españoles están lejos de situarse entre los más caros del continente.

 

Durante el mercado invernal, España fue el país con más incorporaciones, con 145, pero el octavo en gasto. La Premier volvió a liderar el volumen de gasto, con 130,5 millones de dólares, seguida de la Serie A, con 106,4 millones, y la Bundesliga, con 68,7 millones.

 

LaLiga descendió a la octava posición de la tabla con 19,3 millones de dólares. Los ingresos por la venta de futbolistas, por su parte, se situaron en 18,1 millones de dólares, lo que la sitúa en la décima posición, por detrás de las ligas de Estados Unidos, Alemania y Escocia. La Serie A encabezó la lista de ingresos con 95,8 millones en el mercado de invierno.

 

En el mercado estival, la competición inglesa gastó 1.351 millones de euros en fichajes, siendo una vez más la liga que más dinero invirtió en la contratación de nuevos futbolistas, pese a una reducción del gasto del 11% con relación al mismo periodo del año anterior.

 

Los clubes ingleses vendieron jugadores por valor de 664 millones de euros, más de doscientos millones más que en el verano de 2020, por lo que concluyeron el periodo de fichajes con un balance negativo de casi 707 millones de euros.

 

La Serie A también superó a LaLiga en gasto en fichajes en el mercado que cerró el pasado 31 de agosto, con una inversión de 549 millones de euros, pese a una reducción de casi el 32%. Los equipos italianos de la máxima categoría vendieron futbolistas por 490 millones, doscientos millones menos que hace un año, de manera que cerraron el mercado con un balance negativo de 54 millones de euros.

 

 

Única liga al alza

A diferencia de lo sucedido en LaLiga, la Premier League y la Serie A, los equipos de la Bundesliga incrementaron en un 33% su gasto en fichajes, hasta 416 millones de euros, logrando así un balance de mercado positivo de 37,3 millones de euros tras ingresar 454 millones de euros por ventas. Por su parte, la Ligue 1 redujo alrededor de sesenta millones su gasto en fichajes hasta 384 millones de euros. Los equipos concluyeron el verano ingresando 365 millones de euros en ventas para un balance final negativo de casi 18 millones de euros.

 

Por su parte, la inversión global en fichajes cayo hasta un 7% en verano, hasta 3.720 millones de dólares, cada vez más lejos del récord logrado en 2019, cuando los clubes invirtieron 5.800 millones de dólares en contrataciones de futbolistas, según un informe publicado por la Federación Internacional de Fútbol Asociación​ ​(Fifa). P