02 Oct 2022 | 18:45

Líder en información económica del deporte

Competiciones

Especial 2021: Un año para volver

2021: El fútbol femenino logra profesionalizarse, pero estanca las negociaciones

El Comité Superior de Deportes aprobó que el fútbol femenino se considerara profesional en España. Sin embargo, los 16 clubes que forman parte de la primera división no se pusieron de acuerdo y el CSD recibió distintos estatutos.

2021: El fútbol femenino logra profesionalizarse, pero estanca las negociaciones
En la temporada 2020-2021, FC Barcelona ganó competiciones como la Liga Iberdrola, la Champions League y la Copa de la Reina.

A. Chiva

24 dic 2021 - 05:00

Especial 2021: un año para volver

 

El negocio del fútbol femenino español deja atrás 2021 con unos retos muy parecidos a los de un año atrás. La categoría femenina del deporte rey, con años de retraso respecto al desarrollo económico en comparación con otros deportes, se mantiene pendiente de ganar visibilidad en un momento donde se vive una situación complicada: la profesionalización de este deporte está estancada, no hay consenso entre los clubes, no hay ingresos por derechos audiovisuales y el salario mínimo sigue fijado en 16.000 euros.

 

En 2021, el fútbol femenino en España ha roto barreras en cuanto a méritos deportivos. El FC Barcelona ha ganado un triplete consiguiendo trofeos como la Copa, la Liga y la Champions y la jugadora del club Alexia Putellas ha conseguido el Balón de Oro 2021 como mejor jugadora.

 

Estos hechos han dado sobre todo amplitud mediática al sector, que vive en un apagón televisivo desde que Mediapro rescindiera su acuerdo con las entidades de la Asociación de Clubes del Fútbol Femenino (Acff). Además las jugadoras se mantienen en presiones al Consejo Superior de Deportes (CSD), al borde de la huelga tras el estancamiento de las negociaciones sobre la profesionalización del deporte.

 

El CSD aprobó en Junio que el fútbol femenino se considerara profesional

En junio, el CSD aprobó por unanimidad que el fútbol femenino se considerara profesional en España. Pero esto no se ha convertido en una realidad y la Primera Iberdrola levantó el telón en septiembre sin estatutos ni venta de derechos de televisión centralizados.

Los dieciséis clubes que forman parte de la primera división femenina, Liga Iberdrola, debían pactar unos estatutos para poner en marcha y organizar la gestión para que el año en 2022 entrara en juego la Liga Ellas.

 

Sin embargo, los clubes no se han puesto de acuerdo y el CSD recibió dos estatutos distintos para arrancar con la nueva liga: por un lado el de los clubes que pertenecen a la Acff y, por otro, clubes importantes de la competición, entre ellos Athletic Club, Real Madrid y FC Barcelona.

 

La falta de consenso viene generada por los derechos de retransmisión audiovisuales. La Acff apostó por la comercialización conjunta de los derechos para garantizar unos ingresos determinados, mientras que los mayores clubes están en contra de dejar en manos del organismo los derechos.

 

La asociación mantiene que Real Madrid, Athletic Club y FC Barcelona pretenden tener el control de la Liga Iberdrola y como consecuencia la Acff se plantó e hizo saber al CSD que el bloqueo podría poner en serio peligro los avances conseguidos y afectar de manera muy importante a la explotación económica de la competición.

 

El estancamiento ha generado un apagón televisivo del fútbol femenino. El grupo audiovisual Mediapro rescindió su acuerdo con los clubes de la Acff, lo que ha supuesto dejar de ingresar 200.000 euros por equipo, sumando un total de 2,5 millones de euros durante esta temporada.

 

 

 

 

El CSD y la Real Federación Española de Fútbol (Rfef) llegaron a un acuerdo para que la federación asumiera los costes de producción y retransmisión de los partidos de los clubes que se quedaron sin contrato con Mediapro. Los encuentros de los equipos que aceptaran la propuesta se televisan a través de Footters y de Rtve, pero sin que los clubes perciban ningún ingreso por ello. A pesar de ello, las audiencias tampoco crecen como para generar expectativas positivas.

 

Durante la temporada anterior, Radio Televisión Española (Rtve) retransmitió algunos encuentros de los clubes que no forman parte de la Acff. Además, algunos clubes también usaron sus distintas plataformas de vídeo como sus canales de televisión o de Youtube para retransmitir sus partidos.

 

La Fifa indicó en un estudio que las ligas que negocian en exclusiva los derechos de retransmisión de las ligas femeninas generan de media siete veces más ingresos comparado con las ligas que no lo hacen. Sin embargo, existe una brecha de audiencia del 30% según un estudio elaborado por The Female Quotient con la colaboración de Dazn, que indica que mientras un 93% de la población aficionada al deporte sigue a las secciones masculinas, sólo un 63% ve deportes femeninos.

 

El Gobierno prometió incluir cinco millones de euros en los presupuestos en subvenciones a partir de 2022 para las próximas tres temporadas para el deporte femenino y el CSD incluyó 31 millones de euros para la mejora de infraestructuras de los clubes femeninos.

 

El convenio colectivo

En febrero de 2020 se aprobó el primer convenio colectivo de fútbol femenino después de muchos meses de negociaciones y debía estar vigente hasta el 30 de junio de ese año, salvo que se produjera una denuncia, como finalmente sucedió. La Asociación de Futbolistas Españoles (Afe) defendió que, para que la liga femenina sea profesional, era necesario suprimir la parcialidad y negociar el salario mínimo, fijado en 16.000 euros brutos anuales.

 

En el marco donde la competición es declarada profesional, sigue estando tutelada por la Rfef, que asume aspectos de gestión y coordinación mientras no se llegue a un acuerdo durante el proceso de constitución de liga profesional.

 

En este contexto, la Rfef sancionó con una multa de dinero y descuento de equipos de la clasificación al Levante, Villarreal y Real Sociedad por no llevar en la manga derecha de la camiseta el parche con el anagrama identificativo de la Rfef. Los tres clubes se rebelaron y las jugadoras se taparon el logo en el siguiente partido en señal de protesta.

 

Todos los clubes hicieron visible su malestar deteniendo sus partidos treinta segundos. Las jugadoras de los clubes amenazan con una huelga que paralice la competición.

 

A escala internacional, España es el quinto mayor mercado para el fútbol femenino. El país ocupa el quinto lugar en cuanto a presupuesto medio por equipo, con 628.000 dólares (556.000 euros), superando por apenas 9.000 dólares(8.000 euros), a la Division 1 Féminine francesa, según un ránking elaborado por la Fifa. El estudio de la federación internacional de fútbol ha analizado en total 30 ligas y 282 clubes en base a encuestas.

 

La Primera Iberdrola es superada en Europa por la Women’s Super League británica, con 996.000 dólares (880.000 euros) de presupuesto medio por equipo, o la Toppserien noruega, con 869.0000 dólares.

 

A más distancia quedan competiciones asiáticas como la Nadeshiko League japonesa, con 1,65 millones de dólares, y la Chinese Football Association Women’s Super League con 1,1 millones de dólares.