18 Ene 2022 | 02:04

Líder en información económica del deporte

Fitness

Supera cierra el semestre con un alza del 8,2% a las puertas del cambio de dueño

La empresa, que facturó 22 millones de euros entre enero y junio, se anotó un beneficio neto de 966.665 euros. En este periodo, la compañía culminó la apertura de cuatro gimnasios.

Patricia López

18 ago 2017 - 04:59

 

Supera luce buena salud económica en pleno proceso de venta de la compañía. La empresa gallega de gestión de instalaciones deportivas cerró el primer semestre del año con una facturación de 22,5 millones de euros, que responde a un crecimiento del 8,5% respecto al mismo periodo del año anterior, según las cuentas no auditadas a las que ha tenido acceso Palco23. Esta mejora también se ha visto reflejada en las ganancias, que aumentaron un 14,6%, hasta 966.665 euros.

 

Durante el primer semestre, la empresa invirtió 6,37 millones de euros para construir y equipar nuevas instalaciones, y cerca de un millón de euros al mantenimiento de la red de centros ya existente, y que a día de hoy cuenta con 44 instalaciones, 29 de las cuales son de titularidad municipal. Buena parte de la inversión en nuevos clubes ha ido destinada a la marca Supera 24h, una cadena de proximidad que abre durante todo el día y con la que ha abierto en Albacete, Palencia y Salamanca. A estas tres aperturas se suma la de Sevilla, en un centro en régimen de concesión en el que la firma invirtió 13 millones durante el pasado ejercicio.

 

 

De cara a lo que resta del año, el operador se ha marcado como objetivo abrir dos centros de conveniencia en Sevilla y A Coruña, cuyo plazo de apertura depende de la obtención de la licencia municipal. Desde la compañía admiten que, de lograr el permiso en un corto plazo, estos proyectos verán la luz antes de que acabe 2017.

 

Como consecuencia de los nuevos proyectos, Supera se endeudó un 7,6% más, hasta 81,8 millones en deuda a largo plazo, pero redujo su pasivo a corto un 24,7%, hasta 11,6 millones de euros. La deuda financiera neta aumentó hasta 77,4 millones de euros, 7 millones más que al cierre del ejercicio 2016. En cuanto al gasto de personal, aumentó hasta 9,3 millones de euros, un 10,7% más interanual, debido a la ampliación del equipo en más de 200 personas desde 2016, con el fin de atender a los más de 150.000 abonados que tiene la cadena.

 

A día de hoy, el máximo accionista sigue siendo Fernando Chinchurreta, socio fundador de Portobello Capital y que entre 1997 y 2010 fue socio de la firma de inversión Ibersuizas. Junto a su familia controla el 37,7%, mientras que el director general, Guillermo Druet, ostenta un 18,48%, el ex director general José Manuel González posee un 11,39% y Ricardo García Seijo, que en su momento presidió la empresa como representante de Banco Pastor, controla un 10,66%. De hecho, la entidad de crédito se convirtió en accionista principal de la cadena entre 2008 y 2014, cuando empezó a vender progresivamente sus participaciones hasta salir del accionariado.