17 Ene 2022 | 16:57

Líder en información económica del deporte

Fitness

Los dueños de Supera ultiman su venta por 200 millones de euros

Fernando Chinchurreta, que junto a su familia controla el 37,7% del capital, negocia en exclusiva la venta de la cadena de centros deportivos a un fondo extranjero.

Palco23

24 jul 2017 - 04:57

El capital riesgo sigue demostrando su interés en la industria del fitness. Los actuales accionistas de Supera ultiman la venta de la compañía en una operación que valoraría el 100% de la compañía en unos 200 millones de euros. La identidad del comprador no ha trascendido, aunque todo apunta a que se trata de un fondo extranjero de inversión.

 

El máximo accionista del operador concesional es Fernando Chinchurreta, socio fundador de Portobello Capital y que entre 1997 y 2010 fue socio de la firma de inversión Ibersuizas. Él, junto a su familia, controla el 37,7% del capital, mientras que Guillermo Druet, director general, posee un 18,48% del grupo, mientras que el ex director general José Manuel González posee otro 11,39% y Ricardo García Seijo, que en su momento presidió la empresa como representante de Banco Pastor, ahora ostenta un 10,66%.

 

La venta de la compañía ha estado pilotada por el banco de inversión Greenhill, que invitó a participar en el proceso a distintos fondos de capital riesgo y de gestión de infraestructuras. No obstante, según El Economista, a la fase final sólo llegaron cuatro candidatos y, por ahora, la exclusividad de las negociaciones se habría dado a un fondo extranjero.

 

De confirmarse la valoración de la compañía, ésta se habría más que duplicado respecto a las que se tomaron en consideración durante la ampliación de capital de 2008, en la que Banco Pastor y Chinchurreta decidieron romper el acuerdo al que habían llegado con Corpfin para que se hiciera con la mayoría. Tras aquella polémica, la firma española acabó haciendo con Ingesport, que en 2015 fue vendida a Torreal y Mutua Madrileña con un valor de 292 millones.

 

En estos casi diez años, las ventas de Supera prácticamente se han duplicado y en 2016 alcanzaron los 41,5 millones de euros. Esta mejora también se vio reflejada en el beneficio, que alcanzó los 2 millones de euros, el doble del obtenido en 2015. Estos datos la sitúan como uno de los principales operadores de la industria del fitness, junto a Go Fit, Metropolitan y DiR, entre otros.

 

La compañía, que hace dos años emitió bonos en el Mercado Alternativo de Renta Fija (Marf), acumulaba una deuda a largo plazo de 75,9 millones de euros (+3,8%) a 31 de diciembre de 2016, mientras que la deuda corriente era de 15,5 millones de euros (+24%). La deuda financiera neta ascendió hasta los 70,4 millones de euros (400.000 euros más que en 2015).

 

Se trata probablemente de uno de sus principales lastres a la hora de seguir creciendo en el mercado español, donde actualmente opera 44 instalaciones, 29 de las cuales son de titularidad municipal. El resto de centros corresponden a su concepto de proximidad y abierto las 24 horas, con el que ha desarrollado una importante red en distintas ciudades españolas.