24 Ene 2022 | 11:24

Líder en información económica del deporte

Fitness

Move It abrirá tres nuevos centros en 2022 y aspira a veinte gimnasios en 2023

A largo plazo, el objetivo de la empresa es desembarcar en las principales ciudades de España, como Valencia, Madrid y Sevilla. De hecho, para desarrollar sus planes de expansión, la compañía fichará un director de expansión.

Move It abrirá tres nuevos centros en 2022 y aspira a veinte gimnasios en 2023
En cuanto a sus planes de futuro, el fundador no descarta incluir algún socio en el capital de la empresa “siempre y cuando estén alineados en el proyecto”. 

Miquel López-Egea

29 nov 2021 - 05:00

La cadena de boutiques Move It retoma su expansión. Fundada hace seis años en El Ejido (Almería), la cadena propiedad de José Iáñez, prevé tener seis centros operativos en 2022, curso en el que duplicará sus unidades de negocio, con dos acuerdos de franquicia y un centro propio. En 2019, la cadena se expandió a Málaga y ahora abrirá otro local en Murcia. En 2022 pondrá en marcha otro gimnasio en Málaga y dos más en Alicante y Jaén, mientras que en el futuro estudia abrir también en Almería y Jerez.

 

A largo plazo, el objetivo de Move It es desembarcar en las principales ciudades de España como Valencia, Madrid o Sevilla. De hecho, para desarrollar sus planes de expansión, la empresa fichará un nuevo director de expansión con la misión de alcanzar veinte centros en 2023.

 

La cadena tiene como modelo unos centros que no requieren ni matrícula ni permanencia y con sesiones que compaginan el entrenamiento personal, la nutrición personalizada y actividades dirigidas en grupos reducidos, con modalidades como el fitboxing, el hiit o yoga taichí.

 

Move it opera en el segmento boutique y tiene un público con una media de edad de 37,2 años, siendo el público de 25 años el más joven. El 70% de los clientes son mujeres con un poder adquisitivo medio-alto. Según explica Iáñez, a Palco23, “dentro del segmento boutique somos bastante accesibles porque somos capaces de acercar el entrenamiento personal”. En este contexto, el ticket medio es de entre 110 euros y 120 euros, con un entrenamiento personal a la semana y cuatro en grupos pequeños. El precio más bajo es de 107 euros, puesto que incluye sólo entrenamientos en grupos pequeños.

 

 

 

 

La cadena tiene tres tipos de centros: lo que denomina de emprendimiento, con 160 metros cuadrados; el estándar, con 230 metros cuadrados; y el exclusive, con 250 metros cuadrados, que duplica la capacidad del más pequeño, con dos salas de entrenamiento y dos salas polivalentes. En su centro de Murcia cuenta con 100 abonados, mientras que un local estándar soporta 160 abonados, como es el caso del Ejido, donde cuenta con 125 socios.

 

La inversión prevista para una franquicia es de 55.000 euros incluyendo el cánon, mientras que la inversión que realiza en sus centros propios es de entre 55.000 euros y 60.000 euros. Cada centro cuenta con tres entrenadores personales y entre uno y dos nutricionistas, mientras que un gimnasio de emprendimiento tiene una facturación prevista de entre 120.000 euros y 130.000 euros; un estándar de entre 150.000 euros y 160.000 euros, y un exclusive de hasta 240.000 euros.

 

En cuanto a sus planes de futuro, el fundador no descarta incluir algún socio en el capital de la empresa “siempre y cuando estén alineados en el proyecto”. 

 

“Durante el año de la pandemia tuvimos que cerrar dos meses, pero, pese a esto la facturación se mantuvo como la de 2019 porque tuvimos una buena recuperación”, asegura el directivo, que recuerda que “actualmente, el cliente busca más personalización aforo, de hecho, cada vez más, las cadenas multiservicio buscan córners porque el público ya no quiere clases con cuarenta personas”.  En este contexto, en 2020 logró salvar los números rojos tras un aumento de la facturación del 18% en verano. Este año ya ha igualado la facturación del año de la pandemia, por lo que cumplirá con las previsiones realizadas.