03 Jul 2022 | 20:08

Líder en información económica del deporte

Fitness

Enjoy Wellness anticipa beneficios para 2022 y apunta a 60.000 abonados

La cadena madrileña de gimnasios ha incrementado sus abonos entre un 7% y un 8% y ha disparado su gasto por suministros y laborales un 14%, hasta 1,25 millones de euros. La inversión por centro es de nueve millones de euros.

Enjoy Wellness anticipa beneficios para 2022 y apunta a 60.000 abonados
Enjoy Wellness terminó 2021 con 318 empleados, cifra que se ha incrementado entre seis y ocho empleados trA brir en Zaragoza, a pesar de cerrar uno en Madrid.

M. L-E.

06 jun 2022 - 05:00

Enjoy Wellness crece. La cadena de centros de fitness, que abrió la semana pasada su décimo centro en Zaragoza, anticipa beneficios para 2022 gracias a un incremento de los abonos de entre un 7% y un 8% respecto a 2021. La compañía con sede en Madrid volverá a repetir números negros pese a incrementar su gasto por suministros y laborales un 14%, hasta 1,25 millones de euros.

 

“Esta situación irá a peor porque no se van a revertir los costes, esta partida se ha disparado en 150.000 euros”, sostiene el director general de la cadena, Óscar Martínez, a Palco23. Por este motivo, “hemos subido precios y hemos rehecho el mix familia y al abono joven, ofreciendo más servicios, por lo que el ticket medio se ha incrementado dos euros”, señala, recordando, que los incrementos han sido de entre un 4% y un 11% “en función de las políticas comerciales y tipos de clientes”. “En 2022, cerraremos con un resultado neto y un resultado bruto de explotación (ebitda) positivo, tal como hicimos en 2021”, anticipa.

 

“Tenemos firmado un muy buen contrato energético, aunque lo tuvimos que firmar un poco más caro y ahora hay que estar pendientes de ver qué sucede con el convenio laboral”, sentencia el directivo.

 

 

 

 

Enjoy Wellnes terminó 2021 con 49.600 abonados y prevé alcanzar 60.000 socios sumando el nuevo centro de Zaragoza, que se abrió con 8.000 socios. “Seguimos ganando clientes, pero la recuperación es lenta, pero lo normal en julio y agosto será perder clientes”, sentencia.

 

La cadena terminó el año pasado con una facturación de trece millones de euros y prevé finalizar el ejercicio actual con un crecimiento del 46,1%, hasta diecinueve millones de euros, pero con un centro más.

 

En otoño, la cadena abrirá en Avilés (Asturias), mientras que en 2023 lo hará en Jerez (Cádiz), Murcia y el barrio de Carabanchel de Madrid. Por otro lado, a principios de 2022 dejó de gestionar el Centro Deportivo Municipal Fabián Roncero de la capital. La inversión media por centro es de nueve millones de euros.

 

 

 

 

Pese a este plan de aperturas, la cadena no quiere hacer más previsiones a largo plazo, teniendo en cuenta “las singularidades del momento, en el que cuesta finalizar la obra en precio, plazo y calidad; no están siendo momentos amables”, remarca el directivo. “La cuestión no es marcarse tener veinte centros, sino no invertir erróneamente”, asegura.

 

La compañía no descarta presentarse a nuevas concesiones en el futuro. “No nos agrada el panorama de la concesión actual, con contratos a corto plazo y grandes inversiones, estamos abiertos a analizar nuevos contratos”, sentencia. “No nos parece que sean viables con la rentabilidad que exigimos: son inversiones millonarias de quince años, por lo que no es atractivo”, remarca.

 

Enjoy Wellness terminó 2021 con 318 empleados, cifra que se ha incrementado entre seis y ocho empleados trA brir en Zaragoza, a pesar de cerrar uno en Madrid.

 

La compañía, que nació al calor de las concesiones administrativas, ha apostado en los últimos por diversificar su modelo de negocio para ganar presencia en España mediante clubes privados. La diversificación se produjo gracias al músculo financiero que logró con la entrada de Espiga Capital en el accionariado en 2015, una operación que le llevó a controlar el 88% del capital. El director general de la empresa, Óscar Martínez, y el director de operaciones, David Sotelo, ostentan el 12% restante.