Líder en información económica del deporte

Fitness

Enjoy Wellness apunta a 15,5 millones de euros en 2021 tras abrir un centro de Oviedo

La cadena de gimnasios estima que su negocio será parecido al de 2019 pero habiendo abierto un centro más y espera terminar el año con 46.000 abonados.  

Miquel López-Egea

22 jul 2021 - 05:00

Enjoy Wellness apunta a 15,5 millones de euros en 2021 tras abrir un centro de Oviedo

 

 

Enjoy Wellness encara la recuperación. La cadena de gimnasios, que nació al calor de las concesiones administrativas, espera cerrar 2021 con un negocio de cercano a 15,5 millones de euros, en línea con 2019, y en números negros.

 

“Los ingresos serán muy cercanos a los de 2019, pero serían de entre un 15% y un 20% menos si no hubiéramos abierto el centro de Oviedo”, asegura Óscar Martínez, director general de la empresa, a Palco23. La facturación en 2020 fue de 11,5 millones de euros, encima de la previsión realizada, pero con un descenso del 25% menos respecto al año anterior

 

Enjoy Wellness cerró el año con 35.000 abonados, un 23% menos que en 2019. “Hemos recuperado abonados desde donde veníamos y seguimos ganando socios”, comenta el directivo, que estima que Enjoy Wellness terminará el año con 46.000 socios, un 15% de abonados menos que en el año antes de la pandemia, aunque “depende de la quinta ola, pero de momento mantenemos el presupuesto realizado”.

 

“En julio estamos perdiendo abonados en comparación a junio, pero es un mes negativo por estacionalidad”, comenta Martínez. “Mediados de octubre será una fecha muy clara y tendremos una opinión porque septiembre es un mes perezoso, no creo que lleguen de golpe”, sentencia.

 

 

 

 

La empresa ha aumentado en número de trabajadores: actualmente tiene 290 empleados, un 8,2% más que a final del año del Covid-19. Las instalaciones requieren de una inversión entre ocho y nueve millones de euros y el período de obras es de entre trece y catorce meses.

 

En cuanto a planes de expansión, “se mantiene todo”, asegura Martínez, ya que “abrimos los que podemos, los que suponen buenas licencias”. De hecho, “si pudiéramos abrir más lo haríamos, pero hay que ser ordenados; en nuestro caso, con la pandemia, no hemos frenado el plan de expansión, pero hemos firmado contratos con la rentabilidad adecuada”. En este contexto, considera que la apertura realizada el 1 de mayo en Oviedo ha sido un “éxito”.

 

En 2022 espera realizar un total de cuatro aperturas (Zaragoza, Avilés, Jerez y Madrid), por lo que cerrará con un total de catorce centros operativos en el país, lo que supondrá una inversión de entre 32 y 36 millones de euros.

 

 

 

 

“Nuestras instalaciones tienen aforo para más de 1.200 personas, por lo que, si las restricciones sitúan el aforo entre un 70% y un 80%, no nos aforo porque antes de la pandemia, nunca teníamos 800 personas entrenando al mismo tiempo”, comenta el directivo.

 

“Para centros como Enjoy, GoFit o Sidecu el aforo es un rato relativo, lo que nos afecta realmente es las limitaciones en los grupos y los subgrupos para entrenar”, asegura. “Estamos deseando que en breves quiten la mascarilla, en Reino Unido lo van a hacer pronto y esto nos hace respirar un optimismo tremendo”, comenta.

 

En esta línea, Enjoy Wellness ha renovado la parte digital “con una aplicación nueva que nos permite conectar mejor con el cliente”. “Nosotros no somos del pelotón de gimnasios de captar socios por precio, porque es pan para hoy, pero hambre para mañana; en nuestro caso, nuestra apuesta es la de dar un servicio adecuado al cliente y precisamente por este motivo hemos renovado los protocolos de atención al cliente y hemos actualizado algunas salas e infraestructuras”, revela. Además, “casi todos los clubes tienen un programa outdoor y lo hemos reforzado; también tenemos clubes de runners o ciclistas, es algo que ha aumentado y que se está atendiendo”, afirma.

 

La compañía ha apostado por diversificar su modelo de negocio para ganar presencia en España mediante clubes privados. Todo ello, gracias al músculo financiero que logró con la entrada de Espiga Capital en el accionariado en 2015, una operación que le llevó a controlar el 88% del capital. El director general de la empresa, Óscar Martínez, y el director de operaciones, David Sotelo, ostentan el 12% restante.