Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Martes, 23 Julio 201913:03:40

Buscador

;Menu
h Fitness

De Bankia a Alantra: un pulmón de 70 millones para Forus en su ‘rally’ inversor

La gestora de instalaciones deportivas ha asumido unos niveles de endeudamiento que multiplican por más de cuatro su ebitda, en un año marcado por la compra de ocho clubes, la  mitad de ellos quebrados o al borde de la liquidación.

18 Sep 2018 — 04:58
P. López
Compartir
Me interesa

Forus ha comprado las concesiones administrativas de cuatro centros que habían sido operados por empresas en concurso o riesgo de liquidación

 

 

En los últimos ocho años, Forus ha pasado de ser un debutante en el sector del fitness a contar con una red de 25 instalaciones entre España y Portugal. Constituida en 2009 por ejecutivos del sector de las infraestructuras, la gestora de centros deportivos convirtió la crisis económica en una oportunidad para expandirse con la compra a precio de saldo de gimnasios en concurso y al borde de la liquidación. Y la fórmula no ha sido muy distinta a la de las concesionaras del sector público: alto endeudamiento confiando en la seguridad de los contratos a largo plazo. Al cierre de 2016, su pasivo superaba los 50 millones de euros.

 

Este modus operandi le ha permitido hacerse con el control de cuatro clubes en Madrid, Jerez, Huelva y Murcia. Todos tienen algo en común: los problemas económicos que hacían inviable su continuidad, hasta el punto de que las gestoras no podían hacer frente a los pagos y dejaban de operar. En ese contexto, los ayuntamientos sacaron a subasta la explotación de esas instalaciones para evitar que cayeran en desuso y Forus aprovechó la oportunidad.

 

Si bien no logró hacerse con el control de todos los complejos por los que pujó, resultó adjudicataria del centro deportivo de La Flota, en Murcia; el club de Majadahonda, anteriormente gestionado por Assa Sport; el complejo municipal de Jerez Sur, y el Saladillo, en Huelva.

 

 

 

 

A estos se suman dos adjudicaciones en Málaga; en el centro de Cruz del Humilladero, tomó el testigo de Vals Sport, compañía abandonó por falta de rentabilidad, mientras que en El Torcal, Forus ganó el concurso público después de que AQA renunciara a la concesión en 2016, argumentando pérdidas e inviabilidad económica. En 2017 también se hizo con el control del Club de Campo Las Bridas, en Lugo, una instalación privada que en 2016 redujo un 23% su capital social, hasta 616.000 euros. Además, según ha podido saber Palco23, la gestora madrileña está en la puja para hacerse con las seis instalaciones deportivas que Santagadea ha puesto a la venta para reducir su endeudamiento.

 

Todas estas operaciones no hubieran llegado a buen puerto de no ser por el fondo de inversión Baring, que ostenta el 39,4% de las acciones del grupo desde 2014. Tampoco hubiera sido posible sin el apoyo de los socios financieros de la cadena, entre los que figuran Bankia y BBVA. Según la memoria anual de 2016 a la que ha podido acceder este diario, Forus logró un crédito sindicado de 45 millones de euros con vencimiento en junio de 2024 para financiar su expansión y atender a las necesidades de inversión del grupo. Como garantías ofrecieron un derecho real de prenda sobre el 100% del grupo.

 

El préstamo consta de un tramo de tres tramos, uno por un máximo de 36,8 millones que sirvió para refinanciar la deuda existente, otro por un importe de 4,2 millones para financiar las necesidades de liquidez, y otro más por cuatro millones, para realizar las inversiones que surjan como consecuencia de la adjudicación de nuevos centros deportivos.

 

En 2016, Forus aumentó un 34,3% su deuda a largo plazo, hasta 59,1 millones de euros, donde también se incluyen los cánones comprometidos con los ayuntamientos. A corto, tenía unas obligaciones de pago con la banca de 9,2 millones, un 20% menos que en 2015.

 

 

 

 

A estos importes se suman las deudas a largo plazo con empresas del grupo, que ascienden a 14,3 millones de euros. Aquí, el principal acreedor es Baring que, a los diez millones que aportó a Forus cuando entró en su capital, se suman otros seis millones de euros más con vencimiento en 2020. Otro de los accionistas, Irmasol, ofreció un préstamo de tres millones con vencimiento en 2024, y al cierre de 2016 restaban 2,5 millones pendientes de amortizar.

 

A la espera de que se haga pública la memoria de 2017, no existen datos adicionales sobre la evolución de la deuda en el último ejercicio. Eso sí, en septiembre del año pasado logró un préstamo de 17 millones de euros por parte del fondo Alantra. Según explica la firma de inversión en su página web, los recursos eran para acelerar su expansión en España y en el extranjero.

 

Este elevado apalancamiento se tradujo en unos costes financieros de 4,5 millones de euros. El resultado de explotación (ebitda) fue de 10,3 millones, por lo que el ratio de deuda sobre ebitda ronda el múltiplo de cinco. Se trata de un ratio elevado, propio de las empresas que están en fase de crecimiento y de aquellas que operan en sectores que exigen una fuerte inversión inicial, como son la industria energética y las de grandes infraestructuras. En este caso, jugaba a favor de Forus tener beneficios y unos fondos propios de  29,1 millones en 2016.

 

 

 

 

Entre los socios de la cadena destacan el grupo constructor Carpa Gestión Integral, que con el 50,75% ostenta la mayoría accionarial, el fondo Baring, con el 42,1%, e Irmasol, con una participación minoritaria del 6,9%. Carpa fue la compañía que el fundador y consejero delegado de Forus, Ignacio Triana, puso en marcha tras abandonar las filiales de Sacyr, Sufi y Valoriza, especializadas la gestión de residuos y la construcción.

 

Las últimas cuentas de depositadas en el Registro Mercantil cifran las ventas de Forus en 23,2 millones de euros en 2016, para una facturación total de 25,2 millones, y un resultado neto de 1,7 millones. El alza de los gastos financieros provocó una caída del 23,5% en el beneficio. En 2018, la compañía dirigida por Triana prevé facturar 40 millones de euros, una cifra que espera conseguir tras la puesta en marcha de los centros deportivos que ha adquirido, y en los que ha invertido entre 1,5 millones y 3 millones de euros para renovarlos y realizar el rebranding.

 

Como ya adelantó Palco23, la compañía ha firmado su entrada en Portugal, donde crecerá con tres centros en Lisboa y Oporto. Para hacerlo, ha vuelto a optar por la compra de otra empresa, en este caso la lusa Kangaroo. En la actualidad, da servicio a 123.000 abonados y dispone de una superficie deportiva de 110.000 metros cuadrados distribuidos entre la Comunidad de Madrid (10 centros), Andalucía (5), la Comunidad Valenciana (2), Aragón (2), Canarias, Galicia, Castilla y León y Murcia, con uno en cada región.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@palco23.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Palco23 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...