06 Dic 2021 | 19:12

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Pal Arinsal pierde tres millones de euros por la pandemia

La estación de esquí factura siete millones de euros menos de lo previsto y estudia pedir un préstamo para recuperar liquidez a causa de los efectos de la pandemia.

Palco23

18 ene 2021 - 12:14

Pal Arinsal pierde tres millones de euros por la pandemia

 

 

Golpe en el esquí andorrano. La estación de Vallnord Pal Arinsal ha registrado unas pérdidas de tres millones de euros y los efectos de la pandemia han dejado a la instalación sin liquidez, según avanza Diari d’AndorraEl 90% del público de la estación en un año normal son turistas.  

 

La estación preveía cerrar 2020 con un ligero beneficio en sus cuentas, que se presentan por años naturales ya que la estación es de titularidad pública. Sin embargo, la estación ha ingresado 13 millones de euros, siete menos de lo esperado. La caída ha sido menor por las ayudas decretadas por el Gobierno del país.

 

El 80% del gasto de la estación es fijo y el 85% del volumen de las ventas se produce de diciembre a marzo. Por lo tanto, la estación dejó de ingresar 2,5 millones de euros entre marzo y abril del año pasado, medio millón de euros en verano y cuatro millones de euros en diciembre. Por este motivo, la dirección y el Ayuntamiento de la Massana estudian pedir un préstamo, mejorar la de póliza crédito o que la administración haga una aportación de capital.

 

 

 

 

Actualmente, la estación sólo tiene habilitado el 40% del sector de Pal los fines de semana para los residentes andorranos, mientras que entre semana el dominio se reduce hasta el 20%. Asimismo, el 62% de los 147 trabajadores de la estación se encuentra en expediente de regulación temporal de empleo (Erte) mientras que el resto han sufrido una reducción salarial de entre el 10% y el 50% en función de su nivel de retribución. El dominio ha devuelto el total del alquiler a los locales de restauración y material de esquí.

 

Andorra está pendiente de que la Generalitat de Cataluña autorice el movimiento entre la comarca del Alt Urgell y del país, así como de la flexibilización de las medidas para volver a tener turismo. Las estaciones del país pirenaico esperan poder abrir al público en febrero para poder salvar una parte del negocio de la temporada.