18 Ene 2022 | 06:00

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

La tecnológica NBN23 logra el ‘pasaporte’ NBA para lanzar su ofensiva en Estados Unidos

La empresa española ha superado un programa dedicado a start ups tecnológicas que permite obtener el sello oficial de la liga norteamericana de baloncesto y comercializar sus productos en Estados Unidos bajo su licencia. 

Álvaro Carretero

24 sep 2019 - 05:00

NBN23 logra el ‘pasaporte NBA’ para reforzar su expansión en Estados Unidos

 

 

Mientras las miradas de la comunidad del baloncesto se dirigían hacia el oro ganado por la Selección española en el Mundial, una empresa valenciana triunfaba al otro lado del Atlántico. La NBA ha validado oficialmente la tecnología de posicionamiento de NBN23, especializada en desarrollar dispositivos que recopilan estadísticas y permiten su seguimiento en tiempo real. De esta forma, la compañía, que se encuentra en pleno proceso de expansión internacional, podrá negociar con las franquicias de la liga la venta de su produto. 

 

“Los últimos meses hemos estado trabajando con la NBA para lograr que valide nuestro producto y, finalmente, hemos superado todos los cortes para ganar su sello y operar bajo su marca”, afirma a Palco23 Miguel Bullón, presidente ejecutivo de la compañía. De esta forma, NBN23 podrá comercializar su tecnología tanto entre los equipos de la liga como con otras asociaciones del país norteamericano, algo que "refuerza nuestra estrategia de expansión, ya que contamos con la marca global más importante del mundo como respaldo", sostiene. 

 

Ahora bien, ¿en qué consiste esta tecnología? Se trata de una aplicación que recolecta datos sobre los aspectos más técnicos de los entrenamientos, un apartado crucial en la NBA actual. El software desarrollado por NBN23 puede medir desde la velocidad media de los jugadores, hasta las zonas de mayor influencia en sus tiros o la fatiga corporal. El objetivo es mejorar el rendimiento a través del análisis cruzado de la analítica, a nivel individual y colectivo. 

 

 

 

 

La relación entre la liga norteamericana de baloncesto y la empresa española no es nueva, sino que se remonta a varios años atrás. NBN23 ha impulsado su tecnología a través del programa Jr. NBA, que se desarrolla en diferentes colegios españoles para fomentar la práctica del baloncesto y reforzar la imagen de marca de la competición y estuvieron presentes en el partido amistoso organizado por Pau y Marc Gasol.

 

Recientemente, además, han desarrollado la aplicación Swish para seguir en directo partidos de categoría no profesional. La app digitalizará en el acto todo el sistema de estadísticas de ligas de más de treinta países, incluyendo torneos de JrNBA, Manheim o Fimba y permitiendo el seguimiento en tiempo real. El objetivo: cubrir todo el espectro de baloncesto federado a nivel internacional, ya que el gran negocio del deporte no sólo está en la élite, "sino en la comunidad de practicantes", afirma el ejecutivo. 

 

Para preparar la expansión por Estados Unidos, a principios de este año NBN23 abrió sus primeras oficinas en Chicago e inició el despliegue en Nueva York y California, tres de los mercados estratégicos del baloncesto. Recientemente, la empresa también anunció la incorporación al consejo de administración de Ed Dvorak, expresidente de Spalding, como director general en el país norteamericano, mientras que el Hall of Famer de la Fiba Antoine Rigaudeau se sumó al proyecto como embajador global

 

 

 

 

Dvorak, llegó con el objetivo de “reforzar la estrategia de internacionalización, no sólo en EEUU, sino en China y Asia”, sostiene Bullón, donde la compañía ha trabajado de la mano de Spalding los últimos dos años. Rigaudeau, por su parte, "nos ha dado un tremendo impulso en Europa en apenas dos meses", afirma.

 

La compañía, que ya se ha asentado en mercados como España, Alemania, Reino Unido, Turquía y Latinoamérica, espera reforzar su presencia en nuevos países como Filipinas, “un enclave estratégico, con una enorme tradición baloncestística”. Este territorio, además, será la sede del próximo Mundial junto a Japón e Indonesia en 2023. 

 

Tras conseguir el sello de la NBA y sumar a Dvorak, la tecnológica ha iniciado una segunda fase del plan de expansión en el baloncesto estadounidense, pero también ha apostado por diversificar su negocio. Recientemente incorporó a su catálogo de productos la tecnología Nagi, enfocada a la natación, que se encarga de medir el rendimiento a través de la analítica. “En EEUU hay una necesidad acuciante por impulsar este proyecto, por lo que está creciendo mucho”, sostiene el directivo.

 

 

 

Bullón también mira a medio plazo y asegura que en un futuro “queremos abarcar más deportes, como el fútbol, que es la referencia a nivel mundial, así como el voleibol o el balonmano”. Sin embargo, los planes a corto plazo pasan por consolidar su presencia en natación y básquet al otro lado del Atlántico y por preparar el terreno en Europa, donde espera que el mercado madure paulatinamente en los próximos años. 

 

En el Viejo Continente hay profesionales que sí tienen voluntad de incorporar la tecnología y las herramientas analíticas, pero aún estamos en una primera fase”. Las dificultades económicas que arrastran gran parte de los clubes de las ligas nacionales penalizan a la hora de invertir en nichos de mercado como el de NBN23, aunque Bullón apunta a que, más que por la falta de recursos financieros, “existe un choque cultural y generacional que lastra el progreso”.