26 Ene 2022 | 09:22

Líder en información económica del deporte

Entorno

China reduce a tres los futbolistas extranjeros por equipo sobre el campo

Palco23

15 ene 2017 - 19:30

China ha empezado a implantar las primeras medidas para evitar que la China Super League (CSL) se convierta en un torneo repleto de futbolistas extranjeros fichados a golpe de talonario. El Gobierno ya advirtió de que empezaría a tomar medidas, pero la Federación del país ya se ha adelantado con el establecimiento de las primeras restricciones. A partir de la nueva temporada, cada equipo sólo podrá alinear a un máximo de tres jugadores foráneos sobre el terreno de juego, uno menos de lo hasta ahora permitido.

 

La normativa permite que los clubs tengan un tope de cinco futbolistas en su plantilla que no hayan nacido en el país, pero sólo tres pueden estar jugando al mismo tiempo. No obstante, se abre la mano para que fichen más talento en Europa, ya que se elimina la obligación de uno de los extranjeros sea de otro país de Asia. Se mantiene la obligación, además, de que al menos dos menores de 23 años formen parte de la estructura del primer equipo y que, al menos uno, juegue siempre de inicio.

 

Está por ver cuáles serán los próximos pasos que se den, ya que el Gobierno dio a entender hace unas semanas que tomará cartas en el asunto para poner fin a los “gastos irracionales” que están realizando algunos equipos del país en la contratación de futbolistas procedentes de Europa.

 

La Administración General del Deporte, que se encarga de regular el deporte en el gigante asiático, considera “irracional” que algunos clubs como el Shanghai SIPG sea capaces de pagar 60 millones de euros por un jugador como Óscar, procedente del Chelsea FC, cuando su capacidad de generación de ingresos no permite absorber las amortizaciones, así como los elevados salarios propuestos. Carlos Tévez cobrará 38 millones anuales del Shanghai Shenhua, incluso más altos de los que perciben Leo Messi o Cristiano Ronaldo.

 

“No dan importancia a la juventud, para centrarse únicamente en los resultados a corto plazo ignorado desarrollo a largo plazo”, lamenta este organismo, que en los últimos años ya ha implantado medidas como la limitación de jugadores extranjeros a un máximo de tres por equipo. Además, se introducirán nuevas ayudas para el desarrollo del fútbol formativo, a cambio, eso sí, de que se establezca una especie de fair play financiero.