Líder en información económica del deporte

Competiciones

Patrocinar o no patrocinar: quién es quién en el Mundial de Qatar

Diecisiete serán las marcas que apostarán por el evento, la mayoría socios asiáticos y regionales, además de los siete patrocinadores de la propia Fifa. El patrocinio supondrá unos ingresos de 1.207 millones para el evento.

Patrocinar o no patrocinar: quién es quién en el Mundial de Qatar
Budweiser y McDonalds, por su parte, también han apoyado al evento, pero a diferencia del resto de socios para el evento, se han pronunciado sobre la polémica.

M. L-E.

08 nov 2022 - 05:00

Patrocinar o no patrocinar, esa es la cuestión. Diecisiete serán las marcas patrocinadoras de la Copa Mundial de la Fifa, que se celebra entre el 20 de noviembre y el 18 de diciembre, y que ha sido foco de polémicas y críticas por disputarse en Qatar, país acusado de violar los derechos humanos.

 

En este contexto, muchas marcas se han enfrentado al dilema de ser patrocinador del evento. Más allá de los patrocinadores particulares de cada selección, diecisiete serán las enseñas que estarán presentes en el evento. Concretamente, la organización obtendrá un 29% de los ingresos totales de la competición, 1.207 millones de euros, de patrocinio.

 

De los diecisiete patrocinadores del Mundial, siete corresponden a los socios oficiales de la Fifa. En este primer grupo, se encuentran Adidas, Coca-Cola, Wanda, Hyundai, Visa, Qatar Energy y Qatar Airways.

 

 

 

 

La compañía alemana de moda deportiva es el proveedor del balón oficial de todos los partidos del Mundial desde 1970 y mantiene acuerdo con la entidad hasta 2030. Además, el gigante equipa a los voluntarios y tiene una extensa gama de productos licenciados. En segundo lugar, The Coca Cola Company y Fifa mantienen un acuerdo desde 1974 y tienen también un acuerdo vigente hasta 2030, que incluye un amplio abanico de acciones de la entidad.

 

Estas dos compañías, juntamente con McDonald’s y Budweiser han manifestado su apoyo a la petición de reparación a los trabajadores y han apostado porque la Fifa desarrolle un plan de compensación, según dieron a conocer a la ONG Human Rights Watch. Asimismo, Coca-Cola ha asegurado que ha realizado presión sobre la Fifa para contribuir a mejorar los derechos de los trabajadores migrantes.

 

En tercer lugar, el grupo chino Wanda, fundado en 1988 y especializado actividades, propiedades comerciales, cultura y finanzas, es patrocinador del evento, también, hasta 2030, después de haber firmado con la federación en 2016.

 

 

 

 

Wanda no se ha posicionado públicamente sobre ninguna cuestión polémica, al igual que el grupo automovilístico coreano Hyundai, que tiene acuerdo hasta 2022. Su relación empezó en 1999. La compañía proporciona 422 vehículos de pasajeros y 170 vehículos comerciales para transportar a las asociaciones miembro participantes, a los VIP y a los funcionarios del evento durante la Copa Mundial de la Fifa.

 

Por su parte, la estadounidense Visa, que tampoco se ha posicionado, es socio tecnológico de pago oficial de las actividades de la Fifa en todo el mundo. Con acuerdo desde 2007, la compañía tiene contrato hasta terminar el presente año.

 

Además, la federación cuenta con dos socios cataríes. Qatar Energy y Qatar Airways también son socios de la federación con acuerdos que van más allá del propio Mundial. Con la aerolínea nacional del Estado de Qatar, la Fifa mantiene un acuerdo desde 2017 hasta la presente edición, mientras que, con la compañía de energía, firmó en diciembre del año pasado para la Copa Árabe y está vigente hasta finales del presente año.

 

 

 

 

Además, la Fifa cuenta con otros nueve socios que han firmado acuerdo para el evento. De ellos, sólo Budweiser y McDonald’s han mostrado reticencias políticas sobre el torneo. En general, el evento cuenta con varios patrocinadores asiáticos que han apostado por el evento para darse a conocer en la región, así como con varios partners históricos.

 

La compañía con sede en Singapur de intercambio de criptomonedas, una actividad prohibida en Qatar, Crypto.com, firmó para estar presente en el Mundial con el argumento de que “no existe una plataforma más grande o con mayor alcance e impacto cultural que la plataforma mundial de fútbol de la Fifa”.

 

Mientras, la empresa de tecnología de blockchain con sede en Boston, Algorand, se unió al evento asegurado que desde sus inicios ha apostado por “la creación de una tecnología que promueva la inclusión, la oportunidad y la transparencia para todos” y que la asociación permitirá “mostrar el potencial que tiene el blockchain de Algorand para transformar nuestra experiencia del deporte rey”.

El mundial también cuenta con Ooredoo, operador de telecomunicaciones en Oriente Próximo y África, como promotor regional, así como el proveedor de telecomunicaciones Claro, que es el promotor del evento en el mercado latinoamericano.

 

 

 

 

La Fifa también ha firmado con varios patrocinadores chinos. Es el caso del acuerdo de la Fifa con el fabricante multinacional de electrodomésticos y productos electrónicos Hisense, que ha patrocinado varios eventos de la Fifa y la Uefa, además del Paris Saint Germain así como la tecnológica Vivo, único patrocinador oficial de smartphones y la empresa china de fabricación y distribución de productos lácteos y helados Mengniu Dairy, que repite tras haber patrocinado el evento en Rusia en 2018.

 

La federación también alcanzó un acuerdo con la compañía de tecnología educativa con sede en India, Byju’s. Con sede corporativa en Bangalore, India, y oficinas en 21 países, los productos de Byju's están presentes en más de 120 países.

 

Por su parte, la Fifa también ha firmado con tres socios estadounidenses. Frito-Lay, filial estadounidense de PepsiCo, que fabrica, comercializa y vende patatas fritas de maíz, patatas fritas y otros aperitivos, se convirtió en junio en el tercer promotor continental de la competición en el mercado norteamericano. “Es un momento idóneo para forjar una colaboración estratégica que garantice que nuestros productos estén siempre disponibles cuando un partido sea televisado o se dispute en un estadio cercano”, justificó la compañía en su momento.

 

Budweiser y McDonalds, por su parte, también han apoyado al evento, pero a diferencia del resto de socios para el evento, se han pronunciado sobre la polémica. Por un lado, la marca de cervezas estadounidense, que lleva patrocinado el evento desde hace más de 25 años, apostó por apoyar el acceso a “procedimientos que permitan lograr reparaciones justas para trabajadores migrantes que puedan haberse visto afectados negativamente”, mientras que la compañía de comida rápida, otro clásico entre los patrocinadores históricos del campeonato, aseguró que impulsará “impulsar cambios positivos para los derechos humanos” con la Fifa, con expertos en derechos humanos y los demás patrocinadores.