Líder en información económica del deporte

Competiciones

Overtime Elite, la fábrica de estrellas de la NBA para recuperar a los jóvenes

La start up estadounidense de medios deportivos centrada en el público joven, que tiene a Jeff Bezos entre sus accionistas, arrancó en septiembre su propia competición de baloncesto masculino para jóvenes de entre 16 y 18 años. 

Overtime Elite, la fábrica de estrellas de la NBA para recuperar a los jóvenes
Overtime Elite, por lo tanto, es otra alternativa al sistema de baloncesto universitario que funciona a través de la Ncaa.

A.C.

22 dic 2021 - 05:00

Overtime Elite, la fábrica de nuevas leyendas. La compañía de medios de comunicación de baloncesto, que tiene como negocio la formación de jugadores y como objetivo llegar a los más jóvenes en plataformas digitales y sociales, es el arma del baloncesto estadounidense para recuperar terreno en este segmento. Dentro de este plan, esta temporada 2021-2022 organiza su propia liga de baloncesto para jugadores de la escuela secundaria y que en un futuro se convertirán en jugadores de la NBA. Además, otras vías de negocio de la compañía pasarán por los tokens no fungibles (NFT) y las apuestas deportivas.

 

La compañía, que tiene a Jeff Bezos, fundador de Amazon, entre sus accionistas, está reclutando a lo grande y ya se ha llevado a jóvenes promesas europeas y españolas. Izan Almansa, nacido en 2005 y procedente del Real Madrid, será uno de estos jugadores, al igual que como el rumano Tudor Somacescu o el belga Nathan Missia-Dio.

 

La start up estadounidense de medios deportivos, Overtime, arrancó en septiembre su propia competición de baloncesto masculino para jóvenes de entre 16 y 18 años a quienes ofrece un sueldo de 100.000 dólares para que la jueguen y poder dar el salto en un futuro a la máxima competición, la NBA. La competición se celebra en un  centro de alto rendimiento construido en Atlanta donde los jóvenes también pueden desarrollar su carrera académica.

 

 

 

 

La nueva competición permite no sólo el desarrollo deportivo y académico de sus deportistas sino que también generar una gran cantidad de ingresos, alcanzando los 100.000 dólares anuales, pero renunciando a jugar en sus equipos universitarios. Sin embargo, el sueldo puede crecer con los ingresos por derechos de imagen, venta de camisetas y otras vías de negocio.

 

La competición es una nueva forma de entrar a la NBA en caso de que crezca como se espera para plantar cara a la National Collegiate Athletic Association (Ncaa), la puerta de entrada tradicional en Estados Unidos y que ha visto cómo le surgía competencia en los últimos años con la creación de un programa especial en la G-League que ha tenido los primeros frutos en este 2021 con nombres como Jalen Green o Jonathan Kuminga.

 

Overtime Elite, por lo tanto, es otra alternativa al sistema de baloncesto universitario que funciona a través de la Ncaa. La asociación, que se dedica a la organización de ligas universitarias en Estados Unidos en distintas categorías, cuenta con mil universidades americanas adscritas a su liga. Sin embargo, a diferencia de Overtime Elite, los jugadores inscritos cuentan la posibilidad de competir en las ligas y desarrollar su futura carrera profesional a cambio de becas de estudio, pero sin recibir ingresos.

 

 

 

 

Para plantar cara a la Ncaa, la competición irrumpió en el sector del deporte con el respaldo de las inversiones de importantes personalidades en Estados Unidos. Overtime levantó 80 millones de dólares en una ronda de financiación  y ahora está valorada en más de 250 millones de euros. En esta ronda atrajo inversiones por parte de Jeff Bezos, fundador de Amazon, a través de su compañía de inversión personal Bezos Expeditions.

 

Entre otros destacados inversores también se encuentran el rapero Drake, Alexis Ohanian, Jeff Kearl, a través de Pelion Capital, Morgan Stanley Counterpoint Global y Blackstone Strategic. La nueva competición también gustó entre los protagonistas de la NBA y más de 25 jugadores y exjugadores de la NBA como Trae Young, Devin Booker, Klay Thompson y Pau Gasol apostaron por Overtime en la ronda de financiación.

 

Overtime, que fue fundada en 2016 por Dan Porter, ex de IMG, ha conseguido alcanzar una audiencia de cincuenta millones en las plataformas de redes sociales como YouTube, Snapchat y Facebook. Actualmente cuenta con 125 empleados, una cifra que se ampliará hasta 200 trabajadores como parte de su plan de expansión, para la creación de nuevo contenido y el nacimiento de la competición de baloncesto.