30 Nov 2021 | 00:20

Líder en información económica del deporte

Competiciones

La Uefa prepara una sanción de 100 millones de euros para los clubes que retomen la Superliga

La entidad ha aprobado las medidas de reintegración para nueve clubes participantes en la Superliga y les ha impuesto una multa de 15 millones.

Palco23

07 may 2021 - 21:00

La Uefa prepara una sanción de 100 millones de euros para los clubes que retomen la Superliga

 

 

La Uefa gana la batalla contra la Superliga. Nueve de los doce clubes implicados han aceptado las condiciones de la Uefa para reconciliarse con las competiciones. En un comunicado, la entidad ha explicado que “con espíritu de reconciliación, y por el bien del fútbol europeo, nueve de los doce clubes implicados en el proyecto de la llamada Superliga presentaron a la UEFA una Declaración de Compromiso de Club que define la posición de estos clubes, incluyendo su compromiso con las Competiciones de Clubes de la UEFA, así como con las competiciones nacionales de clubes”. Los tres clubes que, por ahora, siguen adelante con la Superliga son el FC Barcelona, el Real Madrid y la Juventus FC, que podrían recibir una multa de 100 millones de euros.

 

En el comunicado, la entidad ha anunciado que se ha reservado todos los derechos para tomar las medidas que considere oportunas contra los clubes que hasta ahora se han negado a renunciar a la llamada Superliga y ha adelantado que el asunto se remitirá rápidamente a los órganos disciplinarios competentes de la Uefa.

 

En este sentido, la Uefa ha decidido aprobar varias acciones, medidas y compromisos realizados por los clubes. De esta manera, “como gesto de buena voluntad, y junto con los demás clubes, los nueves harán una donación por un total de quince millones de euros, que se destinará al beneficio de los niños, los jóvenes y el fútbol de base en las comunidades locales de toda Europa, incluido el Reino Unido”.

 

 

 

 

Además, los nueves clubes estarán sujetos a la retención del 5% de los ingresos que hubieran recibido de las competiciones de clubes de la Uefa durante una temporada, que serán redistribuidos y aceptarán que se les impongan multas sustanciales si pretenden jugar en una competición no autorizada de este tipo de 100 millones de euros o si incumplen cualquier otro compromiso que hayan asumido en la Declaración de 50 millones de euros.

 

Asimismo, cada club “reconoce y acepta sin reservas el carácter vinculante de los estatutos de la Uefa mantiene su compromiso y participará en todas las competiciones de clubes de la Uefa de cada temporada para las que se clasifique por méritos deportivos”. Además, cada uno se reincorporará a la Asociación Europea de Clubes, que es el único organismo representativo de los clubes que reconoce la Uefa.

 

Por otro lado, los clubes díscolos “tomarán todas las medidas a su alcance con vistas a poner fin a su participación en la empresa creada para formar y gestionar la Superliga y cesarán cualquier acción legal relacionada existente”. Asimismo, proporcionarán compromisos individuales a la Uefa en los que se aceptan todos los principios y valores establecidos en el Memorándum de Entendimiento de 2019 entre la Uefa y la Asociación Europea de Clubes.

 

 

 

 

Por otro lado, de cara al futuro, los clubes se han comprometido plenamente con las nuevas reformas de horizonte posteriores a 2024. A petición de los clubes, la Uefa pedirá y apoyará que sus respectivas Federaciones Nacionales y Ligas Nacionales consideren debidamente el espíritu, el contenido y el propósito de los compromisos adquiridos por los clubes con la UEFA.

 

“Se necesita una organización fuerte para admitir que se ha cometido un error, especialmente en estos días de juicio en las redes sociales, estos clubes han hecho precisamente eso”, ha afirmado Aleksander Ceferin, presidente de la entidad. “Al aceptar sus compromisos y su voluntad de reparar el trastorno que causaron, la Uefa quiere dejar atrás este capítulo y seguir adelante con un espíritu positivo”, ha reiterado.