07 Oct 2022 | 17:52

Líder en información económica del deporte

Competiciones

La Serie A encara la temporada con un nuevo presidente y cambios de poder en los clubes

La competición italiana busca recuperarse de la pandemia después de que sus clubes hayan perdido más de 1.100 millones de euros entre 2019-2020 y 2020-2021. La Serie A femenina pasará a ser profesional a partir de esta temporada.

La Serie A encara la temporada con un nuevo presidente y cambios de poder en los clubes
Al igual que lo sucedido en la competición española, el calcio reconoce a partir de esta temporada el profesionalismo en su liga femenina

A. Ferrer

11 ago 2022 - 05:00

La Serie A comienza una nueva temporada con un cambio en su presidencia. La competición italiana de fútbol arranca hoy con la novedad de un cambio en su estructura presidencial, ya que Paolo dal Pino dimitió a finales de la pasada temporada y fue sustituido por Lorenzo Casini, tratando de establecer un nuevo ciclo en el calcio.

 

La competición fue capaz de recuperar la normalidad a mitad de la temporada 2021-2022, después de que el Gobierno italiano eliminase definitivamente las restricciones de aforo en los estadios del país, que iba alternando el aforo permitido entre un 25% y un 50% de la capacidad total.

 

La Serie A es una de las grandes ligas europeas que más ha sufrido el golpe de la pandemia, ya que en las dos últimas temporadas (2019-2020 y 2020-2021) en que se han presentado datos económicos de los equipos, sus clubes han perdido más de 1.100 millones de euros.

 

Desde la temporada pasada, Dazn paga a la competición 840 millones de euros para ofrecer la gran mayoría de los encuentros de la Serie A (siete de los diez partidos por jornada). Sky adquirió el último paquete de derechos nacionales de la Serie A por 262,5 millones de euros.

 

 

 

 

Además de la presidencia de la competición, también hubo cambios en la estructura de algunos clubes de la Serie A durante el transcurso de la temporada 2021-2022. La familia Percassi, propietaria de Atalanta BC, vendió en mayo de 2022 una parte de su paquete accionarial al fondo Arctos Sports Partners por 34 millones de euros.

 

Una vez finalizada la campaña, Elliot Management, propietario del campeón de la competición, AC Milan, vendió el club al grupo inversor estadounidense RedBird por 1.200 millones de euros. A pesar de haber perdido el control del club, Elliot Management conservó una participación minoritaria en AC Milan, tratando de colaborar con los nuevos dueños del equipo.

 

La Serie A siguió aumentando una de sus ramas de negocio antes, durante y después de la temporada 2021-222: los patrocinios. Tras ampliar el acuerdo con TIM en 2021 como main sponsor de la competición hasta 2024 a cambio de veinte millones de euros anuales, la competición firmó acuerdos con las plataformas Crypto y Socios como nuevos partners, que se añadían a empresas como Frecciarossa, EA Sports, Panini o Puma.

 

Al igual que lo sucedido en la competición española, el calcio reconoce a partir de esta temporada el profesionalismo en su liga femenina. El presidente de la Federación Italiana de Fútbol (Figc), Gabriele Gravina, anunció que la Serie A femenina iba a ser profesional a partir de 2022-2023 después de destinar hasta 18 millones de euros a los clubes en los últimos años.

 

La liga está inmersa en un proyecto de reforma del campeonato. En base a un informe de Deloitte sobre el nuevo formato del campeonato, a partir de la temporada 2023-2024 se apuesta por una reducción de equipos, pasando de veinte clubes a dieciocho, con un play off por el título con entre cuatro y ocho equipos y un play out para el descenso.

 

La Serie A es la máxima competición del fútbol italiano y se gestiona de forma independiente junto a la Copa y la Supercopa de Italia desde 2010. Hasta ese año, el equivalente a la Primera División se gestionó juntamente con la Serie B a través de Lega Calcio, la asociación de clubes que nació en 1946.