07 Dic 2021 | 19:54

Líder en información económica del deporte

Competiciones

La Lnfs pide al Gobierno ser reconocida como liga profesional

La Liga Nacional de Fútbol Sala ha solicitado al Consejo Superior de Deportes una calificación que en España sólo tienen LaLiga y la ACB.

Palco23

20 may 2020 - 11:33

La Lnfs considera que ha adquirido relevancia económica, por lo que solicita ser reconocida como liga profesional

 

 

La Lnfs quiere ser reconocida como liga deportiva profesional. La junta directiva de la Liga Nacional de Fútbol Sala ha aprobado por unanimidad solicitar ante el Consejo Superior de Deportes (CSD) esta calificación, que en España sólo tienen LaLiga y la ACB. La liga considera que “cumple sobradamente los requisitos para obtener tal reconocimiento”.

 

Los clubes de la Lnfs afirman que tienen un vínculo laboral con sus deportistas y el staff técnico y que la competición tiene importancia y dimensión económica, que son los dos requisitos que exige la Ley del Deporte de 1990 para calificar a un torneo como liga profesional. “La Lnfs ha conseguido que competición adquiera gran relevancia económica, tras la venta de los derechos audiovisuales de los encuentros de la competición hasta la temporada 2022-2023”, ha comunicado la entidad.

 

La asociación de clubes de fútbol sala defiende que este contrato garantiza unos ingresos de más de un millón de euros por temporada, y un retorno mediático que oscila, dependiendo del club, entre los tres y treinta millones de euros, según Kantar Media. “A esto hay que unir también los ingresos por la venta internacional de derechos de televisión y los acuerdos por patrocinio que mantiene con Joma, LaLigaSports, Futbar, RehabMedic, BeSoccer y Sierra de Cazorla”, ha defendido la Lnfs.

 

 

 

 

La competición afirma que aspira a encontrar su reconocimiento como competición profesional, con “las obligaciones y derechos que ello conlleva”. La Lnfs defiende que no es necesario que los clubes participantes tengan que convertirse en sociedades anónimas deportivas (SAD), como ocurre con los equipos de Segunda División B que ascienden a LaLiga SmartBank o de LEB Oro que promocionan a Liga Endesa. Los únicos equipos que no cumplen esta condición son FC Barcelona, Real Madrid y CA Osasuna.

 

Si bien el borrador anteproyecto de Ley del Deporte presentado en febrero de 2019 planteaba eliminar la obligación de convertirse en SAD para competir a nivel profesional, dicho borrador ha quedado en standby y el Ley, de momento, no ha salido adelante. Eso significa que, desde 2018, el capital mínimo que un equipo de fútbol debe reunir para ser una SAD y pasar de Segunda División B a la SmartBank es de 3,25 millones de euros. En el caso de la ACB, la cantidad es superior a los 1,8 millones de euros.

 

Recientemente la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (Acff) también ha pedido al Gobierno que reconozca la Primera División como una liga profesional, al defender que cumple con los requisitos a los que también apunta la Lnfs. En ambas asociaciones aseguran que la calificación como profesional establecería el marco normativo necesario para que los clubes participantes pudieran organizar, como liga profesional, y de manera coordinada con la Rfef, los aspectos organizativos y comerciales de la competición.