17 Ago 2022 | 09:32

Líder en información económica del deporte

Competiciones

La Liga consigue que los anunciantes salgan de las webs piratas

Palco 23

12 nov 2014 - 04:55

La Liga de Fútbol Profesional (LFP) eleva su lucha contra la piratería audiovisual. El organismo, encargado de la Liga BBVA y Adelante, firmó ayer un acuerdo por el que se intenta prohibir que las marcas se anuncien en las páginas web que retransmiten partidos de forma ilegal, y que se sostienen por la presencia de estos anunciantes. El pacto llega después de que el Gobierno no haya logrado poner fin a esta práctica ilegal, que supone una merma de 150 millones de euros anuales para los equipos de fútbol.

 

"Buscamos un entorno legal que respete la propiedad intelectual y, de esta manera, no invertir en aquellos sites que sean declarados ilegales”, declaró ayer Gerardo Mariñas, presidente de la Asociación de Agencias de Medios. Esta asociación representa a empresas como Arena Media, Havas, Carat o Zenith, que en conjunto trabajan con con el 95% de la representación publicitaria del mundo audiovisual.

 

El acuerdo también ha sido suscrito por Mediapro, que lidera Jaume Roures, y Prisa, que en el acto de ayer estuvo representada por José Manuel Gómez, director corporativo de Propiedad Intelectual del grupo multimedia. Son las dos compañías que controlan los derechos de televisión del fútbol español, y que desde hace meses trabajan con Javier Tebas, presidente de la LFP, para combatir la piratería. “Si no cortamos la piratería, el fútbol español se irá a la ruina", advirtió Tebas.

 

“Este acuerdo está encaminado a cortar las vías de financiación en los entornos digitales ilegales. El espíritu del acuerdo es la autorregulación y dotar de un valor estratégico a los principios intelectuales de las retransmisiones", señaló el ejecutivo de Prisa. Además de lanzar campañas de sensibilización sobre este problema al conjunto de la sociedad, el pacto también contempla que se difundan los nombres de los "medios, portales, webs y editores declarados ‘piratas’ por las autoridades competentes".